Universitat Oberta de Catalunya

Entrevista a Hugo Roy

Entender las leyes de la red y descifrar los documentos que hablan de las condiciones que implica usar internet hoy en día no es una tarea nada fácil. Después de participar en la mesa redonda Interface Dictatorship organizada por la UOC en Hangar dentro del proyecto europeo Pipes, tuvimos la ocasión de entrevistar al joven Hugo Roy, abogado especializado en los Términos y Condiciones de Uso.

¿Puedes contarnos un poco tus antecedentes y tu educación formal e informal que te lleva a estar involucrado con la Free Software Foundation de Europa?

He estudiado ciencias políticas y derecho en París, pero ya tenía interés en el Software Libre antes de iniciar mis estudios. Con el tiempo me he ido dando cuenta del papel crucial que juega controlar la tecnología en nuestras vidas, lo que me ha llevado a defender nuestros derechos y libertades al respeto. Es por eso que me involucré con la FSFE, y también por qué he comenzado ToS;DR con otros activistas de la FSFE. Para mí, la promoción de los derechos y libertades es parte del ADN de abogado.

¿Por qué los términos y condiciones son tan difíciles de leer?

Normalmente los términos de servicio y políticas de privacidad (ToS y PP) son muy difíciles de leer. Prácticamente se requiere ser abogado a tiempo completo para ser capaz de leer todos los términos que se aplican a una persona en su actividad en la red.

De hecho, la extensión media de los términos de servicio, combinado con la gran cantidad de servicios en línea que utilizamos, implica que tendríamos que pasar más de 76 días de nuestra jornada laboral cada año con el fin de leerlos todos, según estima un estudio de los EE.UU. (1)

Por otra parte, los ToS y PP cambian muy a menudo. En nuestro proyecto (ToSBack), hacemos un seguimiento de los cambios que se realizan a lo largo del tiempo. Como se puede ver, hay un montón de cambios. Los ToS y PP de Facebook tienden a cambiar por lo menos una vez al año. Esto es especialmente importante porque a menudo somos testigos de un cambio a peor en lugar de cambiar a mejor, especialmente cuando los servicios comienzan a ser más populares y atraer a los inversores (por ejemplo es muy triste ver cómo han cambiado los términos de Twitter o Instagram últimamente).

Captura de pantalla de la web http://tosback.org

Estos documentos, la mayor parte de las veces, se redactan con los intereses de los proveedores de servicios en mente. Por lo que, por desgracia, no toman en cuenta los intereses de los usuarios. Así que no hay motivo alguno para que los que los redactan se preocupen de que sean más legibles y fáciles de entender.

Afortunadamente, estamos tratando de arreglar eso con “Terms of Service; Didn’t Read.” (ToS;DR).

Entonces, uno de los proyectos más populares que has hecho recientemente es ToS;DR, cuéntanos de qué trata.

ToS;DR va sobre resolver “la mentira más grande en la web”, que es la siguiente: He leído y acepto los términos. Lo hacemos dando a los usuarios la información más importante que debe saber al registrarse a un servicio en línea. El objetivo es aumentar la conciencia sobre nuestros derechos en la red, y crear un incentivo para que los proveedores de servicios tengan en cuenta los derechos de los usuarios. Las condiciones de servicio se clasifican de acuerdo a lo bien o mal que tratan a sus usuarios siguiendo un modelo de clasificación similar al de la eficiencia energética de los electrodomésticos.

ToS;DR va sobre resolver “la mentira más grande en la web”, que es la siguiente: He leído y acepto los términos.

Foto de Hugo Roy señalando una imagen pegada en la pared donde aparecen las categorías energéticas de los electrodomésticos
Las condiciones de servicio se clasifican de acuerdo a lo bien o mal que tratan a sus usuarios siguiendo un modelo de clasificación similar al de la eficiencia energética de los electrodomésticos.CC some rights reserved: Photo by Pär of CommonTerms.net

Entonces ToS;DR es un plugin que mezcla la interpretación de la ley, la informática y el diseño gráfico para que las personas puedan entender de un vistazo las Condiciones de Uso y la Política de Privacidad ¿Cómo funciona? ¿Cuánta gente está trabajando en ello?

ToS;DR es en el fondo una comunidad de usuarios que leen los términos y anotan comentarios que son revisados por la comunidad (peer-review) para crear una gran base de datos de cómo de buenos o malos son los términos de servicio de determinados servicios en línea.

Nuestro software es software libre (también conocido como open source) liberado bajo la licencia GNU AGPL-3 y nuestros datos están disponibles bajo la licencia Creative Commons (BY-SA). Así que cualquiera puede tomarlo y hacerlo suyo para convertirlo en un proyecto similar para su país, por ejemplo.

Por el momento, somos un equipo de unas 10 personas con diferentes niveles de participación en la página web, complementos de navegador y el proyecto ToSBack. La comunidad que revisa los Términos de Servicio y Políticas de Privacidad es de unas 600 personas.

El desarrollo de un plugin o una aplicación requiere de una idea original y significativa. Vuestra idea es por supuesto interesante, pero en el momento de desarrollarla, tuvisteis que enfrentaros a los problemas de implementación, las necesidades de los usuarios y las expectativas. ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso de la concepción y desarrollo del proyecto hasta llegar a una versión pública? ¿Cuáles han sido, o son, las principales dificultades de este plugin?

Como cualquier proyecto comunitario dirigido por voluntarios, el principal problema es encontrar el tiempo y la energía para hacer las partes del trabajo más tediosas. Algunas partes importantes del proyecto, como la función que permite a los usuarios del plugin aportar opiniones con mayor facilidad, se encuentran, después de más de un año, aun en desarrollo. Pero estoy seguro de que lo lograremos con el tiempo, debido a que el interés sigue siendo importante.

A veces lo que hacemos no es necesariamente lo que algunos podrían esperar. Además, una gran cantidad de empresas o proyectos quieren que revisemos sus términos. Pero eso no es nuestro objetivo, por ejemplo, no tenemos una plantilla de los términos de Creative Commons lista para ser utilizada (principalmente porque no estamos seguros de que sea necesariamente una buena idea).

La buena noticia es que de momento no hemos tenido que enfrentarnos a problemas de bloqueo o resistencia.

Terms of Service Didn't Read. I have read and agree to the terms is the biggest lie on the web. We aim to fix that.
Imagen de cabecera de la web http://tosdr.org/

Es cierto sin embargo que uno de los problemas que teníamos que resolver era cómo asegurarnos de que podríamos seguir el ritmo de los cambios en los términos a lo largo del tiempo, de modo que las revisiones se pudieran marcar como obsoletas y se actualizara cuando fuese necesario. Pero esa parte ahora está cubierta, gracias a la dedicación de un miembro de nuestro equipo, Jimm, que ha mejorado la herramienta [ToSBack] gracias a una campaña de crowdfunding. Está ya funcionando y hemos empezado a utilizarla para nosotros. Ahora Jimm está trabajando en que los usuarios también puedan utilizar la herramienta para trabajar conjuntamente con las aportaciones de toda la comunidad de usuarios. Será una buena combinación con la interfaz de ToS;DR cuando esté listo.

¿Cómo fue el proceso de diseño, la elección de los iconos, las pruebas y las referencias gráficas?

Tuve largas discusiones con Jan-Christoph e hicimos un montón de iteraciones para ir encontrando las mejores soluciones. Jan-Christoph es un gran experto en experiencia de usuario y diseñador de interfaces. Sus contribuciones al software libre están siendo muy importantes. Es el jefe de diseño del proyecto OwnCloud desde hace algunos años.

ToS;DR realmente es una buena combinación entre el desarrollo y la concepción en el ámbito del diseño de la información, la programación de software y el derecho.

Pensamos deliberadamente en proyectos que ya existían, por ejemplo, sabíamos del proyecto de iconos de privacidad de Mozilla; también sabemos que hay proyectos iniciados desarrollando herramientas para hacer que los ordenadores sean capaces de interpretar y entender los términos mejor (aun en desarrollo), etc.

Para la concepción tuvimos siempre en mente que debía ser útil para el usuario pero también para que fuese fácil hacer aportaciones y revisiones por parte de la comunidad y usuarios. Y partimos de esa idea y trabajamos y fuimos iterando con este objetivo. Teníamos claro que ya encontraríamos la solución tecnológica y las herramientas más apropiadas después de pensar bien el proyecto.

Teníamos claro que ya encontraríamos la solución tecnológica y las herramientas más apropiadas después de pensar bien el proyecto

Es decir, que el diseño de como mostrar esta información legal de formas nuevas era realmente ambas, el punto de partida de ideación y el resultado final del proyecto.

¿Podrías contarnos cómo entiendes la privacidad hoy y cómo ha ido evolucionando en el tiempo debido a la influencia y uso de Internet? ¿Cómo ves el futuro o qué crees que se necesita para una red mejor?

Creo que el contexto tecnológico respecto a la privacidad ha cambiado radicalmente en comparación a las generaciones anteriores.

Con la Web, cualquier persona con acceso a internet puede publicar y compartir públicamente. Así que en cierto modo, esta es la primera vez en la historia que la libertad de expresión ha dejado de ser un derecho hipotético o potencial, para ser un hecho. Ahora, todos podemos ser figuras públicas de algún modo y eso es muy nuevo.

Cuando tenía 14 años, abrí un blog en lo que entonces era la mayor plataforma de blogs de Francia: skyblog. Así que ahí estaba yo, publicando dibujos, mensajes, fotos, etc Y estaba allí para que el mundo lo viese (aunque fuese poco interesante para el mundo, ¡por supuesto!).

Ahora que han pasado unos años, me doy cuenta de que usé una plataforma centralizada para publicarlo. Así que en cierto modo, estoy agradecido de que en ese momento era realmente posible eliminar el blog y de que además usé un seudónimo, así que nada queda de eso. Y eso es bueno para mí 10 años después.

Pero, por una parte, mediante el uso de una plataforma centralizada, firmé los términos de servicio y perdí el control de mis publicaciones, así que estaba a merced de sus decisiones de negocios y, por ejemplo, podrían haber decidido que yo no tenía derecho a pedir que se eliminase mi blog. Por otro lado, eso fue hace 10 años y las cosas no eran archivadas por terceros como lo son hoy: el tiempo en Internet no es lineal, es acumulativo. Incluso si en un tweet se comparte un instante, hoy es muy probable que se pueda encontrar muchos años después.

Esto prueba que vamos a presenciar épocas interesantes: ¿cómo nuestra concepción de la vida privada y la libertad de expresión evolucionarán? Ahora que tenemos todo el poder de disfrutar de la libertad de expresión, hay nuevos retos de futuro. La definición de lo que constituye el espacio público y nuestras interacciones sociales van a ser muy importantes.

Hay dos cuestiones: ¿cuáles son las relaciones entre los individuos y los servicios en línea que utilizan? ¿Se conservarán sus derechos en contra de los intereses económicos y el mantra de la innovación? La segunda cuestión es el equilibrio de derechos entre los particulares y lo público. ¿Es correcto que yo pida censurar algo que publiqué hace tiempo por el simple hecho de que ya no me gusta? Pero, a su vez, ¿no deberían evolucionar nuestras expectativas sociales? Es absurdo acusar a alguien por algo que publicó a los 14 años de edad. En el futuro, tal vez la gente no se preocupe de estas cosas y siga adelante. Esta evolución como individuos sería refrescante para nuestra concepción de libertad.

En el reciente debate del llamado “derecho al olvido”, especialmente con la última decisión del Tribunal de Justicia, se debate precisamente sobre estos temas. Y es importante que se entienda bien. Por ejemplo, en la sentencia del TJCE, los jueces dijeron que, en general, prevale el derecho de la persona cuyo nombre se está buscando en Google al derecho público a acceder lícitamente y sin daños a información acerca de él o ella. Personalmente opino que es una muy mala decisión. Escribí sobre ello para explicar mejor lo que implica esta decisión en https://hroy.eu/posts/whats-in-C-131_12/

Como proyecto de código abierto, ¿cómo obtienes valor de este?

Simplemente es interesante trabajar en él y conocer a todas esas personas que se están involucrando. Lo hago por diversión.

Sin embargo, el valor creado por este proyecto para todos los usuarios de la Web es lo realmente importante. Esperemos que el proyecto siga creciendo.

¿Cómo ve las políticas legales referentes a los datos, la privacidad y de Internet en Europa en comparación con las políticas de EE.UU?

Creo que aquí los ejemplos hablan mejor:

En los términos de servicio de los Estados Unidos, puede que le pidan que renuncie a su derecho a utilizar el sistema de tribunales públicos y utilizar el sistema de arbitraje (privado). No hay modo de que eso sea válido en Francia y creo que eso es muy importante.

En los EE.UU. es posible que los términos de servicio puedan ser modificadas en cualquier momento por el proveedor de servicios sin notificación previa. Y como se puede ver en ToS;DR, ¡una gran cantidad de servicios lo hacen! Esta practica no es válida en Europa.

Y para terminar ¿cómo has sido inspirado por Frank Zappa en tu práctica como abogado o programador? ¿Qué te hace tan devoto de él?

Es curioso que me preguntéis esto ahora, justo estoy regresando de la 25a Zappanale, en Bad Doberan, Alemania del Este. ¡Y me lo pase en grande!

No sé si hay una inspiración directa o si es sólo una fuente latente de inspiración en general para mí. Frank Zappa dijo que “la ignorancia te mantiene dócil” y me gusta como suena. En realidad, yo no diría que soy un devoto suyo… de nuevo, simplemente me gusta como suena. Diría; “la música es lo mejor” citando el tema de “Packard Goose” en la opera de rock Joe’s Garage del 1979, un musical en tres actos sobre el derecho a reproducir y compartir la música.

Portada del album Joe’s Garage: Act I (1979) del artista Frank Zappa. Los derechos de la portada se atribuyen o a la productora, a Zappa, o a los artistas gráficos.

(1) Aleecia M. McDonald and Lorrie Faith Cranor. The Cost of Reading Privacy Policies. I/S: A Journal of Law and Policy for the Information Society,Winter 2008-09 4(3): 543-568+

Hugo Roy

Hugo Roy es abogado en prácticas, especialista en copyright y patentes especializado en Free Software/Open Source. Máster en la Sciences Po Law School. Lleva 4 años involucrado con la Free Software Foundation Europe y desde 2012 es el líder del proyecto “Terms of Service; Didn’t Read”. Actualmente reside en París y se auto define como Zappaista.

Deja un comentario