Universitat Oberta de Catalunya

Entrevista con Jaume Ripoll, cofundador y director editorial de la plataforma Filmin

Jaume Ripoll: «La digitalización ha mermado la paciencia del espectador, llevando la abundancia de contenidos audiovisuales y modificando su ritmo y la calidad narrativa».

Ramon G. Sedó, profesor colaborador de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones de la Universitat Oberta de Catalunya (EIMT-UOC), entrevista a Jaume Ripoll, cofundador y director editorial de la plataforma Filmin para la revista MOSAIC-UOC Tecnologías y comunicación multimedia.

Barcelona, 8 de febrero de 2021

En la asignatura «Fundamentos y evolución de la multimedia» analizamos la evolución reciente de los medios digitales, los lenguajes asociados y las aplicaciones interactivas, con una especial atención al software desde una visión teórica y su importancia para la cultura contemporánea.

Estudiamos la historia de las TIC y los cambios generados por la aparición de Internet en el sector de los medios de comunicación y, específicamente, el impacto de la convergencia digital en el campo de la creación, la producción y la distribución de contenidos digitales.

La plataforma digital Filmin, fundada en 2006, es un claro ejemplo de cómo una aplicación digital en formato de plataforma distribuidora de contenidos audiovisuales puede cambiar la relación entre el espectador y la película, serie o documental, y sus hábitos de consumo.

Hoy entrevistamos a Jaume Ripoll, uno de los cofundadores de Filmin y su director editorial.

Cuando se emprendió el proyecto Filmin, las plataformas de este tipo aún no habían llegado a nuestro país. ¿Cómo fueron los inicios de esta aventura?

Los inicios de Filmin fueron muy difíciles. Tenemos que pensar que Filmin tenía cuatro grandes retos, muy diferentes entre sí: un reto tecnológico, un reto de modelo de negocio, un reto de contenido y un reto de marketing.

Cuando hablo de reto tecnológico quiero decir que entre los años 2006 y 2008, cuando empezamos, el ancho de banda de este país no permitía un streaming con alta definición bueno, no había referentes de plataformas como la que queríamos hacer nosotros, no teníamos referentes en los que inspirarnos y esto hizo que todo fuera más complicado.

Teníamos un reto de modelo de negocio porque al principio no había modelo de negocio, y el único modelo de negocio que existía era la piratería, era todo lo que había. Teníamos que hacer un trabajo importante para convencer al posible espectador para pagar, en 2008, y luego por suscribirse, ya en el año 2010, cuando el sistema de suscripciones no había llegado a España. Tuvimos que acostumbrar a la gente a un modelo de negocio que en ese momento existía para la industria musical, pero no para el cine.

En cuanto al contenido, es clave tener un buen contenido, pero si no tienes un buen retorno económico, los potenciales proveedores de contenido no entran en la dinámica porque no les sale a cuenta. Tuvimos que hacer frente a esto.

El cuarto y último reto, el de marketing, nos obligó a definir la compañía, a pensar qué tipo de plataforma queríamos contar. Nosotros no podíamos ser el Netflix del cine español porque no teníamos el alcance que podían tener ellos. Nosotros éramos más pequeños. El reto de comunicar un relato en torno a este tema y en este contexto fue importante.

Hemos superado estos cuatro retos, abordándolos en diferentes momentos e intensidades. El tiempo pasa muy rápido.

En los inicios, ¿cuáles fueron los criterios que marcaron la elección de la tecnología y software utilizados? Ha comentado que este era uno de los cuatro grandes retos que tenía. ¿Cómo lo hicieron? ¿Buscaron referentes? ¿Externalizaron esta parte? ¿Buscaron partners tecnológicos?

A nivel tecnológico, la historia de Filmin ha sido un viaje de ida y vuelta.

En un origen pensamos que era una buena idea que la compañía tecnológica encargada de desarrollar Filmin fuera accionista de la sociedad. La iniciativa no terminó de funcionar y, después de una separación amistosa con la tecnológica inicial, aprendimos a externalizar mucha parte de desarrollo.

Sin embargo, con los años, hemos visto que es necesario tener en la casa un equipo desarrollador, ya que te permite ser más ágil y más ambicioso. Si tienes una plantilla que tiene un gran conocimiento del producto, hace que lo que aporten a la compañía sea más adecuado y que el proceso sea más rápido que encargándolo a una compañía externa: parte de la agilidad que hoy tenemos en Filmin, con las colecciones, los canales o los festivales, es gracias a ello. Es una plataforma que nos hemos creado gracias a nuestras necesidades.

Hace seis años hicimos un cambio tecnológico muy importante y luego este cambio se ha ido escalando. En noviembre del año 2019 hicimos el rediseño para televisores inteligentes y en marzo del año 2020 el rediseño para consumo mediante web. Vamos cambiando y mejorando modularmente según los dispositivos.

Ahora lo que sucede es que la clave es crear un ecosistema lo más homogéneo posible. Y por ecosistema entiendo la plataforma en los diferentes dispositivos. Para Filmin lo más importante son los televisores inteligentes, seguido del consumo web y el acceso a los contenidos vía móvil y tabletas, por este orden.

Durante sus años de vida, Filmin ha cambiado de piel estética y tecnológicamente en varias ocasiones. ¿Qué ha motivado estos cambios?

Cuando tienes una plataforma debes obligarte a mejorar tecnológica y estéticamente. No te puedes quedar atrás, quedarte desactualizado. Esto cualquier compañía lo sabe. Una compañía como la nuestra no puede preguntarse pasado el tiempo: «¿cómo puede ser que no hayamos cambiado de tecnología todavía?».

Varios diseños de la plataforma Filmin.

Los cambios en el diseño han sido siempre motivados para hacer de Filmin un lugar de descubrimiento, de recomendación y prescripción de contenido con el objetivo de orientar toda la usabilidad del producto, de la plataforma, a la necesidad y voluntad nuestra de que el usuario se sienta cómodo navegando y después viendo lo que ha elegido.

La experiencia debe ser «top» al principio y también en la parte final: viendo la película o la serie en las mejores condiciones posibles con subtítulos opcionales o posibilidad de descarga, entre otros.

En esta voluntad de mejora continua nos queda una etapa que implementaremos entre marzo y abril de 2021, con el objetivo de conseguir la comodidad del navegante en las diferentes etapas. Esta es nuestra motivación.

Ejemplo del diseño del menú principal de Filmin.

La cuidada selección de contenidos de Filmin, y su calidad, es un hecho distintivo respecto a otras plataformas. ¿Cuál es la importancia que dais a la experiencia del usuario en la plataforma?

Para una compañía como la nuestra la experiencia de usuario es vital.

Hay otras plataformas que se pueden permitir el lujo de no invitar al usuario a buscar. Me refiero a las plataformas que se guían básicamente por la gran novedad del momento que es el polo de atracción de una gran mayoría de los suscriptores, por ejemplo, HBO con Game Of Thrones.

Nosotros no estamos en este perfil porque no tenemos este tipo de producto y entonces lo que hacemos es pensar muy bien cómo ponemos en valor nuestro fondo de catálogo o librería, cómo facilitamos el descubrimiento a alguien que quizás no conoce ni el director, ni los actores, ni aquel título… y para responder a esto debemos desarrollar colecciones, canales, festivales, búsquedas por estado de ánimo… todo un ecosistema de recomendación para que el espectador disfrute cuando lo use.

Para Netflix, si un suscriptor hace más de 10 clics para escoger una película, no acaba de ver ninguna. Yo pienso en Filmin como aquella librería con suelo de madera, cálida, con música agradable y buena temperatura, que te invita a pasear y mirar por las estanterías, tomas un café mientras hojeas un libro y quizás después lo compras… Esta es la voluntad que queremos transmitir a Filmin.

Muestra de las diferentes colecciones de Filmin.

¿Cómo cree que la tecnología digital, en este caso en formato de plataforma, ha modificado la relación entre el espectador y los contenidos audiovisuales y sus hábitos de consumo? ¿Cómo han modificado el código, el software y los dispositivos el consumo de cine?

La digitalización, la tecnología y la convergencia digital ha mermado la paciencia del espectador, llevando la abundancia de contenidos audiovisuales y modificando su ritmo y calidad narrativos. Se han acelerado los contenidos. En ocasiones se prescinde de cierto desarrollo de los personajes para fortalecer la peripecia o la pirotecnia.

Esto se puede aplicar a un gran número de contenidos. No se puede comparar el ritmo y calidad narrativos de las películas o series de los años 80 o 90 con las actuales. La paciencia del espectador de hoy no es la de 4 episodios a 60 minutos, es la de los 10 minutos del primer episodio.

Por otra parte, la abundancia hace que se valore menos el contenido y aparezca el «complejo de Pac-Man», consistente en ir devorando constantemente obras y obras porque tu entorno te está diciendo que las tienes que ver o porque crees que las debes ver. Y eso es muy difícil de manejar, ya no se puede cambiar.

¿Momentos disruptivos como el que estamos viviendo, con la actual pandemia, refuerzan el papel de la tecnología como intermediaria para el acceso a los contenidos digitales? ¿Cómo lo están viviendo desde Filmin?

Es del todo cierto. En Filmin lo estamos viviendo con la prudencia necesaria. Primero con la dificultad interna de teletrabajar con las casuísticas que tenemos todos.

Y seguimos con incertidumbre… ¿qué pasará en el mundo del cine de exhibición, con los festivales…? Son demasiados elementos que aún no están definidos ni concretados.

Durante este periodo, desde Filmin hemos hecho el aprendizaje de ayudar a celebrar festivales o eventos vinculados al mundo del cine que no se podían celebrar presencialmente.

Es cierto que estamos en un entorno donde hay mucho consumo y se ve mucho contenido en línea, pero es previsible que, cuando las restricciones terminen, nos reencontremos con nuestras amistades, no nos quedaremos en casa. Debemos saber gestionar el momento actual, pero también la transición al momento de después.

¿La tecnología digital se ha convertido en la puerta de acceso a la cultura y al conocimiento?  

La tecnología digital ya es la puerta de acceso a la cultura y nadie lo pone en duda… Esta nueva realidad ha llegado para quedarse.

¿Y a partir de ahora cuáles son los principales retos de futuro de Filmin?

Básicamente, continuar trabajando en los cuatro retos que comentábamos al principio de la charla.

Desde el punto de vista tecnológico, adecuarnos y estar a la altura de las expectativas digitales actuales, que hoy en día son más elevadas que nunca y con mucha competencia por parte de otras plataformas, como Netflix, que hace un gran trabajo en el ámbito de la usabilidad y calidad de imagen y sonido, entre otros.

Por el lado del modelo de negocio hay que repensar qué pasa con Filmin en un entorno donde hay tres, cuatro, cinco o más plataformas globales que quieren copar todo el mercado, «comerse todo el pastel». Debemos pensar cómo continuar trabajando y manteniendo nuestro porcentaje de mercado.

Desde marketing debemos comunicar bien lo que somos. No solo lo que éramos, sino lo que somos ahora: una plataforma más amplia con mayor volumen de público que hace 10 años.

Y desde el punto de vista del contenido, el gran reto es tener el contenido exclusivo necesario para que muchos de los usuarios quieran seguir renovando su suscripción a la plataforma.

Estos cuatro retos, que no son pocos ni pequeños, son los que tenemos ahora.

Sobre Filmin

La plataforma Filmin se fundó en 2006 por Juan Carlos Tous, Jaume Ripoll y José Antonio de Luna.

Filmin tuvo el apoyo inicial de las principales distribuidoras de cine independiente de España: Alta Films, Avalon Distribución, El Deseo, Golem, Tornasol, Vértigo Films, Versus Entertainment, Wanda Visión y Cameo. Se unieron otras compañías como Vostok y Brightcove. El año 2013 entraron en la compañía las empresas francesas Metropolitan FilmExport y LMC.

Tras unos primeros años de pruebas, en los que no existían ofertas legales consolidadas en España, la plataforma se relanzó en junio de 2010. Desde entonces el catálogo se incrementa día a día y cuenta con más de 10.000 títulos. Con presencia en España, Portugal y México, en el año 2020 los fondos de inversión Nazca y Seay Ventures adquirieron el 51 % de la plataforma española.

Filmin se puede ver en gran variedad de soportes, PC, Mac y GNU / Linux (vía web), iPhone, iPad, en dispositivos Android y Android TV (Sony, Phillips, Sharp del año 2015 en adelante), Apple TV y en televisores Samsung y LG.

En la 59.ª edición de los Premios Sant Jordi de Cinematografía, Filmin obtuvo el Premio especial a la industria. En junio de 2011 ganó el Premio Time Out al proyecto más innovador. En el año 2012 la plataforma ganó el Premio Ciudad de Barcelona 2012 a la Creatividad e Innovación y en 2015 el Premio Sant Jordi RNE de Cinematografía a la Industria.

Enlaces relacionados

Bibliografía

TOGNAZZI DRAKE, Alberto; RIPOLL VAQUER, Jaume y CLARÉS GAVILÁN, Judith. Distribución audiovisual en internet. VoD y nuevos modelos de negocio. Barcelona: Editorial UOC, 2013. Disponible en:

https://www.editorialuoc.cat/distribucion-audiovisual-en-internet

CLARES GAVILÁN, Judith. «Estructura y políticas públicas ante los nuevos retos de la distribución y consumo digital de contenido audiovisual. Los proyectos de Vídeo bajo Demanda de cine Filmin y Universciné como estudio de caso» [en línea]. Tesis doctoral presentada en la Universitat Ramon Llull, 2014. Disponible en: https://www.tesisenred.net/handle/10803/247706

Artículos y entrevistas

CUEVAS, Diego. Jaume Ripoll: «Nos hemos empeñado en hablar de la piratería y el principal problema es el desinterés del espectador» [en línea]. Jot Down (2015). Disponible en:

https://www.jotdown.es/2015/06/jaume-ripoll-nos-hemos-empenado-en-hablar-de-la-pirateria-y-el-principal-problema-es-el-desinteres-del-espectador/

DEVÍS, Álvaro G. Jaume Ripoll, sobre Filmin, la piratería y la cultura post-coronavirus [en línea]. ValenciaPlaza (2020). Disponible en:

https://valenciaplaza.com/entrevista-jaume-ripoll-filmin

MATEU PARRA, Joan. Jaume Ripoll: «Filmin es un camaleón en un mundo de dinosaurios» [en línea]. El Periódico (2020). Disponible en:

https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20200603/entrevista-jaume-ripoll-fundador-filmin-7985850

NAVARRO, Fernando. Filmin: de cómo la pandemia multiplicó el éxito de la casa del cine exquisito [en línea]. El País (2021). Disponible en:

https://elpais.com/eps/2021-02-21/filmin-en-la-casa-del-cine-exquisito.html

ROS, Ana. Juan Carlos Tous, cofundador de Filmin: “El usuario decide el formato, pero el producto es el mismo” [en línea]. Academia de Cine (2020). Disponible en:

https://www.academiadecine.com/2020/05/13/juan-carlos-tous-cofundador-de-filmin-el-usuario-decide-el-formato-pero-el-producto-es-el-mismo/

“La recomendación algorítmica no reta al usuario sino lo retroalimenta”, entrevista con Jaume Ripoll [en línea]. MallorcaTechNews (2018). Disponible en:

http://www.mallorcatechnews.com/entrevista-con-jaume-ripoll-filmin/

Jaume Ripoll: “En los próximos años, el mercado de las plataformas atravesará un proceso de fusión, especialización y desaparición” [en línea]. Cine y Tele (2020). Disponible en:

https://www.cineytele.com/2020/11/23/jaume-ripoll-en-los-proximos-anos-el-mercado-de-las-plataformas-atravesara-un-proceso-de-fusion-especializacion-y-desaparicion/


Cita recomendada: SEDÓ, Ramon G. Entrevista con Jaume Ripoll, cofundador y director editorial de la plataforma Filmin. Mosaic [en línea], marzo 2021, no. 191. ISSN: 1696-3296. DOI: https://doi.org/10.7238/m.n191.2113

Jaume Ripoll

Jaume Ripoll fue miembro fundador y vicepresidente (2012-2020) de EUROVOD, la primera asociación europea encargada de distribuir cine online que trabaja en 11 países. En 2010 Jaume Ripoll creó Atlántida Film Fest, el primer festival de cine que ofrecía toda su programación íntegramente en Internet. Su sexta edición superó los 140.000 espectadores entre las tres sedes en las que se celebró: Internet (Filmin), cine al aire libre (Palma de Mallorca) y televisión (IB3TV). Ripoll ha participado como jurado en los festivales de Berlín, In-Edit, Cinergía o Sitges. Asimismo, ha dado conferencias o talleres en los festivales más importantes del mundo como Cannes, Berlín, AFM, Venecia, Roma, Locarno, Rotterdam o San Sebastián, entre muchos otros.

Un comentario

Deja un comentario

  1. Hola, os descubrí desde hace unos años por AVALON (productora si no recuerdo mal…)
    Y la verdad que me gusto mucho como funcionaba y sobretodo la innovación que aportaba… ME ENGANCHO TOTALMENTE 🤩
    Muchas gracias 🙏 DE VERDAD

    Responder

Responde Huesomaker.com