Universitat Oberta de Catalunya

Mejores formas de emprender online y monetizar tu proyecto

En muchos casos los proyectos en línea, como los blogs, empiezan como una afición. Pero, en ocasiones, terminan por generar ingresos que complementan tu actividad principal (por ejemplo, tu trabajo) o incluso por convertirse en tu fuente primaria de ingresos con un poco de suerte.

Por ejemplo, según Digital Nomad Wannabe, el 60% de blogs genera menos de 500 $US al mes. Pero esto se puede leerlo en positivon, el 40% parece obtener más de 500 $US al mes, que no está mal, ¿no?

Pero si quieres que tu proyecto tenga éxito deberás planificarlo de una forma profesional. Por eso, crear un plan de negocios que seguirás para lanzar tu proyecto resulta crucial, sobre todo si vas a necesitar financiación.

Ideas de negocio para emprender en línea

Seguro que has escuchado historias de blogueros, influencers o tiendas virtuales que han conseguido lanzar un proyecto de éxito y financieramente estable.

Pero la lista de ideas no termina ahí:

1. Blog

Algunas fuentes aseguran que hay más de 500 millones de blogs en todo el mundo, una forma, como puedes imaginarte, muy popular de adentrarse en el mundo virtual. Seguramente, porque casi no hace falta inversión. Tan solo adquiriendo tu dominio, contando con un alojamiento web e invirtiendo algo de tiempo puedes tener tu propio blog en línea.

En un blog el autor sube artículos (posts) sobre un tema concreto y los comparte con su audiencia. Estos suelen presentarse en orden cronológicamente inverso. Los blogs pueden tratar todo tipo de temáticas: viajes, música, cocina, deportes, moda, finanzas etc.

Sin embargo, antes de lanzarte a la aventura tendrás que decidir sobre qué quieres escribir en tu blog. Asimismo, si tu objetivo es generar ingresos, tendrás que asegurarte de que el nicho que has elegido es rentable.

Ejemplo de monetización de un blog. Fuente: mejor-banco.com

El marketing de afiliación y la publicidad es la forma más común de monetizar los blogs.

2. Pódcast

Los pódcast son archivos multimedia de audio que versan sobre un tema concreto. Los puedes escuchar en línea o descargar con una de las muchas aplicaciones que existen. Suelen durar entre 30 y 90 minutos.

Existen pódcast sobre historia, crímenes, marketing digital o incluso sobre cómo lanzar un pódcast.

La forma más común de generar ingresos mediante un pódcast es también la publicidad. En muchas ocasiones marcas conocidas patrocinan pódcast con los que llegan a su público objetivo.

Por ejemplo, imagina que tienes un pódcast de éxito sobre marketing digital: a marcas como Shopify, Mailchimp o SEMrush les puede interesar anunciarse en tus audios.

Otras maneras de monetizar un pódcast son el marketing de afiliación, el patrocinio o, incluso, la comercialización de tus propios servicios o productos si los ofrecieras.

3. Influencers

Aunque no soy muy amante del término influencer, lo cierto es que los influencers (en español, ‘influentes’) son todo un negocio en el mundo digital: algunos de ellos llegan a facturar millones.

Se trata de personas (o personajes) con muchos seguidores, capaces de influir en el proceso de compra de las masas al recomendar productos o servicios.

Los influentes utilizan importantes redes sociales, como YouTube, Instagram o Twitter, y pueden recibir grandes sumas de dinero por promocionar productos. Esta fórmula es la que habitualmente usan para financiarse.

Curiosidad: la promoción que influentes como Bella Hadid o Kendall Jenner hicieron del Fyre Festival contribuyó a que se defraudara a unas cinco mil personas que compraron entradas para un festival que jamás tuvo lugar. Muchas de estas celebridades que promocionaron el festival fueron denunciadas por no etiquetar las promociones como publicidad.

4. Comercio electrónico (e-commerce)

Internet está lleno de tiendas en línea; de hecho, algunos sitios como Amazon, Zalando o Alibaba han logrado crear grandes imperios con este tipo de comercio.

La idea es simple: en vez de abrir una tienda en tu barrio ofreces productos a una audiencia mayor valiéndote de internet. Cuando se finaliza la compra, el comprador suele recibir el producto por mensajería o bien pasa a buscarlo por un punto de venta.

Para que un comercio electrónico funcione es clave generar tráfico. Las formas más usuales de generar este tráfico son el posicionamiento web, campañas de anuncios en línea (por ejemplo, sirviéndose del servicio Google Ads), redes sociales o marketing por medio de correos electrónicos.

Además de vender productos físicos, también es posible la venta de servicios (por ejemplo, limpieza del hogar) y productos digitales como libros electrónicos.

Otra alternativa muy popular para iniciarse de forma sencilla en el comercio electrónico es el dropshipping, donde tu creas la tienda en línea y generas las ventas, pero de la gestión de las existencias y el envío de los productos se encargan unos terceros (por ejemplo, Aliexpress).

5. SaaS

Lanza un SaaS (Software as a Service). Si tienes conocimientos de programación y una idea para crear una aplicación web que resuelva alguna necesidad del usuario, puedes vender suscripciones a tu software y distribuirlo a través de la red.

Lo que caracteriza a este tipo de aplicaciones es que los usuarios acceden mediante internet y, normalmente, solo hace falta un navegador para usarlas.

Por supuesto, lanzar un SaaS es algo que requiere mucho esfuerzo, conocimientos y tiempo. Así, otras alternativas como crear un blog o el comercio electrónico suelen ser más fáciles de llevar a cabo.

Algunos de los SaaS más exitosos son Salesforce, Trello, Slack, Wix, Shopify, HubSpot, Dropbox o LastPass.

6. Ofrece tus servicios en línea

En la actualidad es muy sencillo ofrecer servicios profesionales por medio de internet,  sobre todo si tienes un oficio que se puede hacer remotamente.

Por ejemplo, en portales como UpWork o Freelancer puedes encontrar clientes a los que ayudar con su posicionamiento en buscadores (SEO), programación, diseño gráfico o, incluso, como asistente virtual.

En este caso los ingresos proceden de la retribución por tu trabajo. Lo normal es ofrecer tus servicios a una tarifa por hora (por ejemplo, 30 euros por hora) o hacer un presupuesto global para cada proyecto.

7. Sitios de membresía

Desde hace unos años se han hecho bastante populares los sitios de membresía (membership sites). Se trata de sitios web que venden suscripciones para acceder a contenido prémium o comunidades sobre cierta temática.

Por ejemplo, si te gusta cocinar (y lo haces bien) podrías montar un sitio de membresía en el que compartir tus recetas con tus suscriptores en vídeo. Además, también podrías tener un foro donde resolver sus dudas e interactuar con ellos.

Formas de monetizar tu sitio web

Hay muchas formas de monetizar (generar ingresos) con tu proyecto en línea, pero las más comunes son las siguientes:

El marketing de afiliación

Se trata de un sistema de monetización por el que generas una venta para una tercera persona o negocio y el prospecto (lead) correspondiente, esto es, el registro de los datos del cliente. Por esta gestión recibirás una comisión.

Fuente: Amazon.es

Por ejemplo, si tienes un blog sobre bicicletas puedes promocionar productos relacionados que se vendan por Amazon, Alibaba o El Corte Inglés y recibir una comisión por cada lead que mandes y termine por comprar el producto.

Se trata de un método de generación de ingresos para blogueros, influentes y pódcast muy popular.

La fácil implementación es una de sus ventajas, pero hay más: promocionas lo que tú quieres, algunas comisiones pueden ser jugosas, no tendrás clientes ni que proporcionarles soporte, etc.

Vendiendo productos o servicios

Por supuesto, otra forma habitual de monetizar un sitio web es vendiendo productos y servicios relacionados.

Por ejemplo, si tienes un sitio web con tutoriales para desarrollar aplicaciones para iOS y Android, puedes vender libros de programación, el hardware necesario para el desarrollo o incluso cursos en línea.

Publicidad y contenido patrocinado

Otra opción consiste en colocar publicidad en tu sitio web. Esta fue una de las primeras formas que los sitios tuvieron para generar ingresos. Cada vez que alguien haga clic en uno de los anuncios que muestras recibirás una pequeña comisión.

Fuente: Google AdSense

Existen varias plataformas con las que puedes colaborar para mostrar anuncios en tu sitio web. Google AdSense, Themoneytizer, AdThrive o Mediavine son algunos ejemplos.

Entra las ventajas de esta opción cabe destacar las siguientes: no tendrás clientes, puedes (más o menos) decidir qué anuncios mostrar y es fácil de configurar.

Ten en cuenta que para que este método sea rentable deberás generar muchas visitas al mes, más de unas 20.000. Es un método adecuado para aquellos que se centran en el marketing de contenidos: blogueros, pódcast e influentes.

Contenido patrocinado

Es posible también dejar que algunas marcas publiquen su contenido en tu propio sitio web a cambio de una suma de dinero.

Fuente: eldiario.es

Por ejemplo, si tenemos un blog sobre comida saludable puede que empresas como Yogi Tea® o Veritas nos propongan que publiquemos un artículo a cambio de una compensación económica.

Este es otro sistema de monetización muy común en los blogs y sitios de noticias. Tiene la ventaja de que puede ser muy lucrativo.

Pero, cuidado, siempre tienes que marcar de una forma visible que ese contenido es pagado y hacer que los enlaces que allí figuren sean nofollow o tu sitio web podría ser penalizado por los motores de búsqueda como Google.

Libros electrónicos, conferencias, consultoría y cursos

Si disfrutas de una imagen de experto en tu nicho de mercado, puedes vender tus conocimientos a tus visitantes.

Podrías escribir un libro electrónico que explique cómo crear tu primera aplicación y venderlo a 15 euros en tu sitio web.

SEO That Works es un curso de generación de retroenlaces (backlinks) de Brian Dean

Pero también podrías crear un curso en vídeo detallando cómo crear tu propia aplicación paso a paso y contestar a las preguntas que tus alumnos tengan por medio del correo electrónico. Podrías vender acceso a este pack con un sitio de membresía a 350 euros (o más).

Pero si sabes mucho de creación de aplicaciones para Android e iOS podrías asesorar a empresas de desarrollo con problemas con una de sus aplicaciones: serás un consultor de aplicaciones.

Aunque también puedes ofrecerte como conferenciante para dar charlas sobre la creación de aplicaciones en empresas, colegios y ferias del sector.

Donaciones

Muchos otros proyectos funcionan a base de donaciones. Este sistema es muy común entre aplicaciones y complementos (plugins) para gestores de contenido como WordPress.

Fuente: Archive.org

La idea es simple: ofreces un servicio o producto de forma gratuita y le das la opción al usuario final de donar algo de dinero. Esto es más común con aquellos proyectos que están empezando y no tienen estructuras estables para monetizar sus productos y servicios.

Últimas reflexiones

Espero que hayas aprendido algo sobre cómo emprender en línea y cómo monetizar tu proyecto.

Por supuesto, no todos los métodos serán adecuados para tus proyectos, así que utiliza aquellos que se adapten mejor a tu idea de negocio y a tu personalidad.

Crédito por imágenes: Catherine Cooke.

Enlaces relacionados:

https://mejor-banco.com/como-hacer-un-plan-de-negocio/

https://mejor-banco.com/crisis-2008/

https://www.websitetooltester.com/es/blog/como-crear-un-blog/

https://www.websitetooltester.com/es/como-hacer-una-tienda-online/

https://myworkfromhomemoney.com/how-to-make-money-blogging/

https://growthbadger.com/blog-statistics/

https://hostingtribunal.com/blog/how-many-blogs/

https://en.wikipedia.org/wiki/Fyre_Festival

https://catherine-cooke.com/


Cita recomendada: GARCÍA BONILLA, Josep. Mejores formas de emprender online y monetizar tu proyecto. Mosaic [en línea], octubre 2019, no. 175. ISSN: 1696-3296. DOI: https://doi.org/10.7238/m.n175.1947

Deja un comentario