Universitat Oberta de Catalunya

Videovigilancia colaborativa y redes sociales

Desde 2010 investigo formas de video-vigilancia virtual en la frontera entre US y México. En particular, mi trabajo estudia la vigilancia ejecutada por civiles mediante plataformas participativas en internet. Estas plataformas aparecieron durante el auge de las redes sociales y se adoptaron como una opción más eficiente y de bajo coste para controlar la frontera, ya que permitieron trasladar la responsabilidad de proteger el territorio nacional del estado hacia los ciudadanos por medio del crowdsourcing. El resultado de esta investigación se traduce en tres piezas: The Texas Border (2010), AZ: Move and get shot (2011-2014) y The Virtual Watchers (2016), las cuales intentan revelar como este proceso de videovigilancia colaborativa puede actuar como un mecanismo muy eficiente para militarizar a la sociedad civil a través de una actividad puramente recreativa.

The Texas Border (2010), parte de una iniciativa publico-privada financiada por el Estado de Texas. El programa fue diseñado con la intención de permitir a los ciudadanos participar activamente en la lucha contra la inmigración y el crimen en la frontera. La iniciativa fue inaugurada y abierta al público en 2008. Esta plataforma consistía en una red de 200 cámaras y sensores situados en áreas estratégicas a lo largo de la frontera y una plataforma online llamada RedServants1. La página web daba acceso libre a la retransmisión de las cámaras 24/7 y permitía a los usuarios denunciar cualquier actividad sospechosa en el territorio fronterizo de forma anónima. RedServants tuvo 203.633 usuarios desde su inauguración en 2008 y permitió efectuar 5331 detenciones, lo que significó casi un millón de horas de trabajo voluntario, no remunerado, para la oficina del Sheriff . El programa se interrumpió en 2012 debido a la falta de apoyo financiero, tal y como se anunció en su página oficial de Facebook el 13 de mayo del 2012.

La versión final de The Texas Border, se basa en una instalación audiovisual que muestra metraje original capturado por las cámaras de RedServants. La instalación incluye 64 vídeos del archivo público de la plataforma web, los cuales muestran inmigrantes intentando entrar a Estados Unidos de forma ilegal. Estas incursiones fallaron gracias a las denuncias efectuadas por usuarios anónimos de RedServants. La pieza también muestra las instrucciones detalladas, originalmente situadas debajo de cada streaming de vídeo, sobre como efectuar la vigilancia en cada cámara, las cuales se van escribiendo automáticamente sobre los vídeos. Esta escenificación nos ayudó a recalcar la presencia humana detrás de las cámaras y, de este modo, enfatizar la existencia de un interés particular el cual dirigió a los usuarios a llevar a cabo acciones específicas. De acuerdo con esta idea, los usuarios de RedServants también estaban siendo vigilados.

1. El nombre original de la plataforma se ha cambiado con el fin de proteger la identidad de sus usuarios.

Fig. 1 – The Texas Border, 2010, Joana Moll & Heliodoro Santos | http://bit.ly/1siU3tG
Fig. 1 – The Texas Border, 2010, Joana Moll & Heliodoro Santos | http://bit.ly/1siU3tG

AZ: move and get shot (2012-2014) es una pieza generativa basada en la red la cual muestra la frontera entre Arizona y México des del punto de vista de seis cámaras de seguridad. Estas cámaras son parte de una plataforma online creada por un grupo de terratenientes con propiedades cerca de la frontera estadounidense. Por razones aún desconocidas, en Mayo del 2014 la plataforma cerró el acceso público a las cámaras. Originalmente la página mostraba las imágenes de seis cámaras de seguridad localizadas en territorio fronterizo. El principal objetivo de esta comunidad era el de publicar fotografías de inmigrantes cruzando la frontera de forma ilegal a través de sus tierras, y así, permitir a los ciudadanos informar a las autoridades locales. Cada cámara incorporaba un sensor de movimiento el cual activaba la captura de imágenes al detectar la más mínima vibración del paisaje. Después, estas imágenes se enviaban a un servidor y se exhibían directamente en la página . La interfaz de vigilancia de la plataforma permitía al usuario elegir entre seis cámaras. Una vez concluida la elección, la página mostraba las 300 fotos más recientes capturadas por la cámara seleccionada. En este punto el usuario era “invitado” a verificar las imágenes y compartirlas en Facebook.

La pieza se compone de seis películas independientes construidas automáticamente mediante las imágenes capturadas por cada cámara. Cada 24 horas, un Bot detectaba si existían, o no, nuevas imágenes. Estas nuevas fotografías se guardaban en un servidor local y se añadían algorítmicamente justo después del último fotograma del vídeo correspondiente. Así, los films revelan como lo animal, lo natural, lo humano y lo tecnológico coexiste en la frontera de Arizona.

Fig. 2 - AZ: move and get shot, 2012 - 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 2 – AZ: move and get shot, 2012 – 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 3 - AZ: move and get shot, 2012 - 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 3 – AZ: move and get shot, 2012 – 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 4 - AZ: move and get shot, 2012 - 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 4 – AZ: move and get shot, 2012 – 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 5 - AZ: move and get shot, 2012 - 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/
Fig. 5 – AZ: move and get shot, 2012 – 2014 | http://www.janavirgin.com/AZ/

The Virtual Watchers (2016) es un proyecto de investigación en la intersección entre arte y tecnología el cual cuestiona las dinámicas del “crowdsourcing” de la seguridad nacional y el control fronterizo.  El proyecto se centra en los intercambios llevados cabo dentro de un grupo de Facebook el cual reunía a ciudadanos voluntarios que vigilaban la frontera entre Estados Unidos y México a través de la plataforma web RedServants.

El grupo de Facebook fue fundado de forma voluntaria por usuarios de RedServants con la intención de establecer una plataforma estable de comunicación entre ellos. De esta forma, la identidad de algunos vigilantes, antes anónima, se reveló. El grupo estuvo activo desde 2010 hasta 2013. El proyecto ofrece una ventana interactiva que permite al público acceder a algunas de las retransmisiones originales grabadas por las cámaras de vigilancia propiedad de RedServants y sumergirse en las interacciones que tuvieron lugar entre los miembros del grupo de Facebook durante sus tres años de actividad. El proyecto intenta poner en relieve en qué medida la inversión emocional y los intercambios efectuados entre estas personas pueden actuar como un mecanismo esencial en la construcción y legitimación de un sistema social post-panóptico.

Fig. 6 – The Virtual Watchers, 2016, Joana Moll & Marius Pé | http://www.virtualwatchers.de
Fig. 6 – The Virtual Watchers, 2016, Joana Moll & Marius Pé | http://www.virtualwatchers.de
Fig. 7 – The Virtual Watchers, 2016, Joana Moll & Marius Pé | http://www.virtualwatchers.de
Fig. 7 – The Virtual Watchers, 2016, Joana Moll & Marius Pé | http://www.virtualwatchers.de

Acerca del autor

Artista e Investigadora independiente. Su trabajo explora críticamente la manera en que las narrativas post-capitalistas afectan a la alfabetización de las máquinas, los humanos y los ecosistemas. Sus principales líneas de investigación incluyen las tecnologías de la información y las emisiones de CO2, videovigilancia civil en Internet y lenguaje. Ha expuesto y presentado su trabajo en diferentes museos, centros de arte, festivales, universidades y publicaciones alrededor del mundo. Su trabajo está disponible en http://www.janavirgin.com

Un comentario

Deja un comentario

Deja un comentario