Universitat Oberta de Catalunya

Ferran Giménez Prado

Ferran Giménez es el director del Grado de Multimedia de la UOC y uno de los principales creadores de Mosaic. En esta entrevista hace un repaso de los diez primeros años de nuestra revista, que echó andar en el año 2001.

¿A raíz de qué surgió la idea de crear Mosaic?

Mosaic surgió para cubrir una necesidad. Yo tenía la responsabilidad de hacer que el área de Multimedia tuviese más repercusión y presencia; es decir, teníamos que tener una imagen en la red y mostrar nuestro trabajo. Así nació la idea. En aquel momento había bastantes opciones: podíamos crear folletos, hacer cd-roms y, aunque hicimos varias de estas cosas, la clave era construir un espacio donde se empezase a mostrar la actividad del grado.

¿De quién fue la idea?

Pues, como todo el trabajo que hacemos, la idea se discutió entre todo el equipo de Multimedia. Cuando se vio que se podía hacer y que valía la pena, todos participamos. Es decir, si la idea nohubiese sido apoyada por el equipo, no se hubiera puesto en marcha. Pero éste es el proceso que solemos seguir siempre. En el fondo las ideas son un patrimonio compartido.

¿Y el nombre?

El nombre se me ocurrió a mí, o al menos yo tengo esa percepción. Hay una imagen que me acompaña de cuando estudié en Berkley, que es la de una revista llamada Microtimes, en cuya portada apareció un día el primer navegador web, llamado Mosaic. Lo presentaron como el navegador que revolucionaría la forma en que accedemos a la información. Por otra parte, el nombre de Mosaic tenía una segunda connotación, y es que es bastante mediterránea. Es decir, buscábamos una palabra que perdurase y que evocase la tradición clásica, el origen de nuestra cultura. Un puente entre la cultura visual de la tradición artística grecolatina y la digital.

¿Con qué objetivos se creó la revista?

Le buscábamos muchos objetivos, somos muy ambiciosos. Veíamos que estábamos liderando un área de conocimiento en un espacio del sector académico que no tenía demasiada tradición. Debía ser además una revista con mucha relación con el mercado, con los estudiantes y los profesores, para mostrar la ebullición de un espacio y un área de conocimiento nueva.

¿Se han cumplido?

En mi opinión sí, pues si miras las categorías de contenidos de la revista [entrevistas, artículos, experiencias y recursos], te das cuenta de que cada una de ellas responde a ese interés a su manera, claro. Por ejemplo, el artículo ofrece quizás un mayor grado de análisis y reflexión, la experiencia pretende explicar el trabajo de los estudiantes, etcétera.

Supongo que también habéis tenido que enfrentar muchas otras dificultades, ¿cuáles fueron?

Tuvimos, efectivamente, varias complicaciones. Vamos a ver, por un lado, debíamos tener un equipo, una serie de recursos y una dinámica de trabajo. Esto fue responsabilidad de quienes estábamos en la titulación de Multimedia, cosa que no tenía que ver, inicialmente, con el trabajo por el cual habíamos sido contratados. Por eso todo el equipo debíamos entender esta idea, debíamos sentirnos comprometidos con el proyecto y sabedores de que valía la pena realizar un esfuerzo complementario. Ésta fue la primera dificultad. La segunda fue conseguir que la UOC apoyase a Mosaic y lo considerase suyo. La tercera fue la tecnología: ¿dónde la publicamos? ¿En qué servidor? ¿Con qué herramientas? Y la cuarta, los contenidos, es decir, qué estructura de contenidos queríamos darle (ésta fue, quizás, la que menos problemas nos causó).

Pero a la vez entiendo que para sacar adelante un proyecto así, también tuvisteis que contar con una serie de apoyos, no todo sería remar a contracorriente…

No, claro. El primer apoyo fuimos nosotros mismos, nuestra ilusión. Pero también tuvimos otros, como el equipo de gestión de la universidad.

¿Cualquiera puede colaborar en Mosaic?

Sí, cualquiera. El único requisito que exigimos es la adecuación a la temática de la revista. Evidentemente, exigimos otras cosas, como que no sean copias de otras publicaciones… Queremos material original. Pero solamente un porcentaje pequeñísimo de material recibido no se ha publicado, por culpa esencialmente de la calidad del mismo.

¿Qué aporta Mosaic al Grado de Multimedia?

Mosaic es un instrumento para crear contenidos, por lo que al Grado le permite acercarse a temas de interés emergente. Además, Mosaic es un instrumento para explorar posibles colaboraciones con profesionales, circunstancia que a lo largo de estos años ha sido de gran valor.

¿A qué te refieres con colaboraciones?

A ver, la colaboración con el Grado de Multimedia puede ser como autor, docente/consultor, tutor… Y, por ejemplo, te pongo un caso: Alberto Cairo, con quien entramos en contacto a través de la revista (para ver si podía escribir sobre infografía), es ahora consultor y autor del Grado Multimedia de la UOC. A partir de ese primer contacto, surgen muchos otros posteriores. Siempre a partir de que compartimos interés y motivación por el ámbito y la docencia en él. Mosaic es un buen instrumento para crear contenidos, para entrar en contacto con profesionales y para mostrar la actividad del estudiantado, de manera que éste también vea reconocida su dedicación al ámbito.

Y en un sentido más amplio, ¿qué aporta Mosaic a la UOC?

Presencia en Internet, claramente. Y liderazgo, imagen de valor.

¿Cuál es la característica diferencial de Mosaic en el ámbito de la prensa digital? Es decir, ¿qué es lo que define a Mosaic?

Mi percepción es que en el sector universitario no hay prácticamente ninguna iniciativa semejante a ésta, es infrecuente. En general, las iniciativas están más segmentadas, son más académicas, pero una revista de estas características es poco frecuente.

Mosaic ha cumplido este año una década. ¿Qué se ha conseguido en este tiempo?

Tiene muchas más visitas, tenemos más de mil visitas diarias (de promedio). También somos mucho más conocidos en este sector y hemos ganado prestigio en cuanto a fidelidad de una línea de trabajo. Pero, además, y creo que es lo que más caracteriza a Mosaic, es que nació con el objetivo no de crear un gran impacto inicial, sino de consolidarse y mantenerse en el mercado. Es decir, nuestra revista no es muy ágil cambiando contenidos y tampoco es espectacular en cuanto a su modernidad, pero es sobria y se mantiene, es constante, sólida, está ahí.

¿Os habéis basado en alguna otra publicación para crear Mosaic?

Sí. La UOC había puesto en marcha una revista llamada Lletra, que aún está viva. Fue creada alrededor del año 2000, es digital y versa sobre literatura catalana. Es el primer y único referente que tengo.

Ante el auge de Internet y las nuevas tecnologías, ¿ha tenido Mosaic que adaptarse o readaptarse?

Se ha tenido que adaptar. Hemos pasado de publicar en HTML a publicar con un gestor de contenidos WordPress, lo cual permite un proceso editorial más riguroso. Al principio esto iba de una manera mucho más pedestre: carpetas, páginas HTML clasificadas, una página web muy estática. El diseño también ha cambiado, se le ha exigido mayor interactividad, etcétera.

¿Y se prevén cambios a corto o medio plazo?

Sí. Yo creo que hay algunos vectores que están pidiendo cambios: el de la participación de los usuarios y el de la calidad, el volumen de contenido audiovisual, el de la investigación, etc…pero no estoy seguro de cómo lograr esto sin que por ello el aumento del volumen de gestión y actividad de la revista desborda a los profesores. Nuestras responsabilidades principales son la docencia y la investigación. Parece obvio que las actividades de comunicación y difusión debemos hacerlas y combinarlas de modo diferente a como lo hacemos, pero personalmente no veo cómo todavía.

¿Abriendo la posibilidad al usuario de comentar en las piezas?

No estoy seguro de que así lo logremos. ¿Esto resuelve el volumen de trabajo del que gestiona? ¿Aumentará la calidad de las piezas? No lo sé. Sé que a Mosaic también se le pide una mayor riqueza de multimedia (vídeos, etcétera) y una mayor frecuencia de publicación de contenidos al mes. Pero en todo caso, son temas que debemos pensar y discutir en equipo, con calma, para buscar soluciones siempre teniendo en cuenta que, como ya he dicho, Mosaic nunca ha sido la más original, ni la más moderna, sino la que ha perdurado, también porque el nivel de exigencia se ha ajustado mucho a los medios que tenemos.

Por tanto, habrá otros diez años de Mosaic.

Yo los veo (risas).

Etiquetas:
Ferran Giménez

Master en Multimedia and Instructional Design por la Universidad de San Francisco (USA). Actualmente es profesor de los estudios de Informática, Multimedia y Comunicación de la Universitat Oberta de Catalunya, profesor del Máster de Creación y Producción digital de la UOC y director de la titulación Grado en Multimedia de la Universitat Oberta de Catalunya. Ha impartido docencia en diversos ámbitos y niveles educativos, desde la formación básica de adultos, a la educación universitaria. Ha coordinado y participado en varios programas europeos (Sócrates, E-Ten). En el ámbito de la creación de materiales ha sido autor de materiales educativos, proyectos audiovisuales y miembro fundador de la editorial El Roure. En el campo de la difusión, actualmente coordina la revista digital Mosaic. Es miembro de los grupos de investigación TACEV (Trabajo y Aprendizaje Colaborativo en Entornos Virtuales) así como en el grupo DITIC (Diseño Intruccional y Tecnologias de la Información y la Comunicación en Entornos Virtuales) del área de E-learning del IN3 de la UOC.