Universitat Oberta de Catalunya

Javier Fernández Rivera

Respecto al desarrollo web, pienso que todo profesional debe tender a la especialización porque es la única forma de destacar realmente en algo e incluso de crecer de una forma sostenible.

Aurea webdesign nació el 2006 como una iniciativa personal y empresarial. ¿Por qué decidiste dedicarte al desarrollo web de forma autónoma?

Mi formación hasta el 2002 era puramente técnica, aunque siempre me había atraído la parte artística y el diseño de las cosas. En algún momento de ese año 2006 llegue a la conclusión de que la web y en especial el entorno front-end me permitía aunar la técnica (XHTML, CSS, JS) con el diseño (interfaz, usabilidad). De ahí viene el eslogan “Uniendo arte y ciencia en la web” que aparece en el pie de mi página http://aurea.es.

El dedicarme a la web de forma autónoma fue un proceso natural, básicamente ya lo venia haciendo tiempo atrás. Aunque para dar el salto profesional me ayudo mucho el fijarme en otros freelance como Chris Coyier, Dan Cederholm, Evan Eckard. También en algunos Españoles y de diferentes ámbitos web como Torres Burriel, Yusef, Rubén Calvo.

Ellos entre otros muchos se dedicaban a la web de forma exclusiva, autónoma y emprendedora (continúan en ello). Así que, porque no intentarlo… ¡estaba ante mi ilusión, lo que más me gustaba hacer!!!

El otro día vi un video que decía una gran verdad: El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños.

Al final creo que para lograr emprender hace falta soñar con ello, luchar, y sobre todo tener algo de ingenuidad. Lo último lo digo especialmente porque la sociedad e incluso la gente que te rodea, puede no compartir esos sueños y tener los “pies sobre el suelo” y de ahí que te vean raro o te digan: búscate un trabajo convencional, hazte funcionario, etc. Supongo que hay para todos pero algunos preferimos no olvidar el niño que llevamos dentro y que su ingenuidad nos haga soñar.

Además de ser un medio para dar a conocer tu iniciativa profesional, aurea.es también tiene una finalidad social. ¿Qué ofrece aurea webdesign a los usuarios?

Mucho de lo que he aprendido se lo debo a Internet y quizás por ello me siento comprometido a devolver ese conocimiento a la red. Esta es una de las razones por las que escribo en el blog de aurea.es. La finalidad busca ser “social” en cuanto a compartir conocimientos y experiencias. Además, algunos temas tratados tienen que ver con la usabilidad y la accesibilidad de los contenidos web, y esto en cierto modo tiene algún sentido “social”.

Esta Navidad, Coca-Cola ha impulsado una campaña por Internet llamada “El Almacén de la Ilusión” que insta los usuarios a intercambiar objetos y en el cual tú has participado activamente. ¿Cómo llegas a hacer este proyecto? ¿Se pone Coca cola en contacto contigo o eres tú quien hace la oferta?

Coca-Cola se ha puesto en contacto conmigo para mostrar su interés en truequi.com, mi proyecto, una plataforma de intercambio de objetos. Para ser sincero… todavía me cuesta digerirlo, fue una grata sorpresa Coca-Cola tenía la idea, la iniciativa, y sobre todo las ganas, medios y decisión para llevarla acabo. Truequi fue únicamente la plataforma elegida como base para sustentar el resto del proyecto que acabo dando forma al Almacén de la Ilusión.

¿Cuántos colaboradores tuviste y cómo os repartisteis el trabajo?

Paco, Pilar, Carmen, Marie-la, Sertxu (equipo digital de Coca-Cola), la gente de Genetsis (infraestructura, servidores), Correos, Chonoexpress…, y luego estaba [Q] Interactiva, Israel y yo mismo que hemos dado forma y vida al sitio Web.

Un montón de gente persiguiendo un mismo objetivo, y la verdad es que nos hemos entendido muy bien desde el primer momento. Al final ya parecía aquello una gran familia.

¿Cuántas horas de trabajo totales hay detrás de un proyecto como éste? ¿Y tuyas?

Esto es difícil de calcular, al final la presión de la última hora me hizo perder el control sobre cualquier tipo de horario. Además los implicados en la web, teníamos que compaginar esto con nuestros respectivos trabajos. Marcos dirige en Oviedo el estudio [ Q]-Interactiva, Israel esta trabajando para FON, y yo en WeblogsSL (por cierto, 3 Asturianos). Así que tocaba administrar muy bien los tiempos, emplear bastantes noches y fines de semana. Reconozco que ha sido una gran odisea llegar a tiempo…

Habitualmente trabajas siguiendo los estándares web y haciendo web accesibles. ¿Has tenido que hacer sacrificios al hacer este sitio?

¡Touché! La verdad es que siempre intento seguir los estándares y me preocupo por la accesibilidad de los contenidos. Aunque no siempre se pueda todo lo que uno desearía. En este caso concreto todo el equipo es conscientes de que podría ser más estándar y accesible, pero dependemos de otras tecnologías, apis, de otras empresas, de otros departamentos, y no siempre se tiene el tiempo suficiente para alcanzar el grado estándares/accesibilidad deseado.
No obstante me siento orgulloso del punto que hemos conseguido teniendo en cuenta lo anterior.

¿Ha resultado difícil trabajar para una compañía tan grande como es Coca-cola?

¡SI! Los procesos son complejos, pero sobre todo es difícil porque sientes la presión de una gran responsabilidad, una gran compañía, grandes acuerdos, gran inversión, y todo muy “gran”… El estrés que puede generar esto es muy superior al del trabajo real que hay detrás. ¡Y NO!, porque la gente que ha intervenido en el proyecto la verdad es que es magnífica. Hubo muy buen ambiente entre todo el equipo. Por cierto, todo ONLINE.

¿Qué te ha aportado la experiencia?

La posibilidad de trabajar con buenos profesionales. El darme cuenta de la cantidad de conocimientos y especialización a la que deberíamos tender. Además de lo enriquecedor de ese lado técnico, también me ha aportado una gran experiencia de compañerismo, de ayuda y sacrificio. En la parte web: Marcos y la gente de [Q]-Interactiva, Israel y yo hemos dado al máximo, el apoyo y ayuda entre nosotros me ha resultado algo increíble…

A nivel más técnico, ¿Cómo está programada la aplicación? ¿Sobre qué servidor y base de datos?

Lenguaje de marcado XHTML Strict, y de estilo CSS. A nivel de servidor PHP5. Para la base de datos MySQL. A nivel de navegador un poco de JavaScript y jQuery.

¿Por qué PHP?

Truequi.com esta hecho en PHP y el proyecto como he comentado tiene como base truequi. Personalmente soy de los que creen en el tremendo potencial de arquitectura LAMP (Linux, Apache, MySQL, PHP). En esta arquitectura contamos con la buena compenetración entre:

• La eficiencia de un sistema operativo Linux.

• La ya mas que probada consistencia de un servidor Apache.

• La velocidad de MySQL.

• Y la potencia PHP, junto con toda la comunidad que lo rodea.

Si las cosas se hacen bien, esta arquitectura responderá muy favorablemente.

¿En una aplicación de este tipo, el uso de una librería JavaScript comojquery es imprescindible?

Es prescindible, pero sin duda facilita enormemente el trabajo y tiempo para desarrollar algunos detalles.

¿Cuántas visitas y usuarios ha tenido?

Los datos estadísticos actualmente no son nada representativos. La campaña fuerte comienzó el 2 de diciembre. Realmente no recuerdo una iniciativa tan bonita y valiente como esta en los 12 años que he vivido Internet. Pienso que toda España puede sentirse orgullosa de participar en ello, espero que así sea.

¿Por qué crees que los usuarios pueden estar interesados en este tipo de iniciativas de intercambio online como Truqui o Almacén de la ilusión?

Me gustan este tipo de iniciativas con cierto toque altruista y que apelan a las buenas acciones, medioambiente, etc. Creo que en Internet hay mucho hueco por ocupar en esto sentido… El problema aquí es encontrar la financiación, apoyo y la rentabilidad del proyecto, de lo contrario es imposible que este y otros crezcan.

En la portada de aurea.es compartes el siguiente aforismo de Simón Shmueli: “Diseño es arte optimizado para conseguir objetivos”. ¿Esta frase define tu filosofía de trabajo?

Si. Para mi el diseño tiene que servir a unos objetivos y el diseño web tiene que centrarse en la Usabilidad como objetivo primordial. Lev Manovich habló sobre la usabilidad en una entrevista publicada por ArtNodes de UOC con el título de “Definitivamente, creo que estamos en el principio”. En una de las preguntas Manovich comenta que no le gustan los defensores de la usabilidad web, pues cree que no tienen ningún criterio estético y están proponiendo algo que resulta extremadamente aburrido. Al menos así lo he entendido yo… En mi opinión, no puedo estar más en desacuerdo con esta postura.

El primer pensamiento que puede tener tanto un diseñador como un usuario es que la usabilidad puede mermar la creatividad y que las convenciones de diseño que a su vez favorecen al campo de la usabilidad van en detrimento de las posibilidades creativas. Se puede llegar a pensar que incluso si seguimos todas las convenciones favorables en usabilidad acabaríamos con un diseño global homogéneo y aburrido.

Para mí, nada más lejos de la realidad. Los diseñadores siempre han estado expuestos a convenciones y también a restricciones en todos los medios de expresión, desde la pintura en lienzo al diseño web. De hecho el diseño web es diseño de interacción por lo tanto estamos expuestos a tener en cuenta la conducta humana en este medio.

Las convenciones de usabilidad y las restricciones impuestas por el diseño de interacción más que minar nuestra creatividad la agudiza, haciendo que sigamos siendo creativos pero teniendo en cuenta dichos factores.

¿Como afecta la crisis económica al campo del desarrollo web? ¿Aureawebdesign ha notado alguna diferencia?

No tengo suficientes datos para responder con certeza a la primera cuestión, pero sí creo que ha afectado en la inversión tanto a proyectos ya establecidos como a nuevas startups. Respecto al desarrollo web, pienso que todo profesional debe tender a la especialización porque es la única forma de destacar realmente en algo e incluso de crecer de una forma sostenible. En mi caso me he centrado en el ámbito front-end, alejándome de la formación puramente de programación, bases de datos y otras áreas en los que había invertido muchísimas horas.

Con la crisis, las empresas pueden volver a dar marcha atrás y volver al viejo modelo de profesional multiuso. Y creo que entonces el desarrollo web si se vería seriamente perjudicado. En cuanto al aurea webdesign vs. Crisis, la verdad es que estos dos últimos años han sido los que más he crecido. La facturación trimestral ha ido aumentando siempre… Pero como dice mi abuela “después de les vacas gordas pueden venir les flacas”, así que sigo trabajando duro para seguir creciendo.

¿En qué estás trabajando en este momento y qué proyectos tienes para el futuro?

Mis expectativas están en seguir mejorando en los proyectos en los que voy trabajando con WeblogsSL, donde me siento muy orgulloso de formar parte de su equipo técnico. Gracias a ellos he podido participar en proyectos como: la comunidad de ahorro de Carrefour, el blog de CocaCola, la comunidad de finanzas del BBVA, el blog de Pedigree, así como en la gran red de blogs y otros que están por venir, pero shhhh, no adelantemos acontecimientos

Respecto a iniciativas propias de aurea webdesign, me gustaría sacar tiempo para rediseñar mi propio sitio web, algo que considero fundamental pero que no consigo.

Etiquetas:
Javier Fernández Rivera

Javier Fernández Rivera, Diplomado en Multimedia por la UOC, es el responsable de aurea webdesign, una iniciativa personal y empresarial creada en 2006 y que le ha permitido dedicarse al desarrollo web (especializándose en el entorno front-end) de forma autónoma durante los últimos cuatro años y medio. En la actualidad también trabaja para Weblogs S.L., empresa que le ha ofrecido la oportunidad de participar en proyectos como yollegoafindemes.com, blog.cocacola.es o la gran red de blogs como xataka, vidaextra y motorpasión, entre otros. Fue por Coca-Cola, también, por quien ha trabajado intensamente durante los últimos meses, dando forma y vida al Almacén de la ilusión, una campaña de intercambio de objetos que la empresa ha puesto en marcha durante estas Navidades.