Universitat Oberta de Catalunya

El eBook en España

El eBook ha sobrevolado las cabezas del sector editorial en la última década, una revolución que estaba a punto de llegar y en la que nada volvería a ser como antes. Estamos en 2012 y a día de hoy el mercado del eBook en España es prácticamente inexistente, 190 mil unidades vendidas en 2011 y un peso del 0,2% sobre el total del mercado editorial. Pero una vez más hay que decir que algo va a suceder, en este artículo intentaremos explicar por qué esta vez creemos que sí.

Fuente: panel detallista de libros GfK

La adopción del consumo del libro electrónico, en general, y en España, en concreto, está siendo más lenta que la de otros productos culturales, pese a que tanto la tecnología como la comercialización son anteriores.

– Las primeras obras literarias se digitalizaron en 1971 bajo el proyecto Gutenberg (la digitalización de la música fue posterior, Sony no desarrolló el CD hasta el 79 y el video digital hasta el 83).

– La librería de Amazon abrió en 1995 y no fue hasta 2003 cuando se creó la tienda de Itunes, Music store.

Esta lentitud en la digitalización del libro se puede explicar por varios motivos:

A diferencia de otros productos culturales el libro es por sí soporte y contenido. De esta manera,  la presión que puede ejercer la industria del hardware es franqueable.

En el mundo del eBook el reproductor no se ha convertido en un objeto de deseo en sí mismo, en la misma medida que en la música, donde el Ipod tuvo un efecto catalizador en la  digitalización de este mercado. Lo más parecido ha sido el Ipad pero estamos hablando de un dispositivo multifunción y no tan orientado a la lectura como los eReaders. De hecho antes de que el  eBook haya eclosionado, el eReader es ya un producto muy desarrollado en España y su precio medio se ha reducido de 281€ en las  navidades de 2009 a 134€ en las de 2011.

Además, en el consumo de música es muy importante disponer  de  variedad de contenidos y, en este sentido, el reproductor de mp3 aporta una ventaja clara. En cambio en el consumo de libros el lector habitual consume uno de cada vez, y el disponer en todo momento de un amplio surtido de contenidos no aporta el mismo valor.

Por otro lado, la industria editorial se ha mantenido inmóvil durante muchos años observando con estupor como la industria musical pasaba de facturar 407 millones de euros en 2005 a 149 en 2011. Los músicos reconvertían las actuaciones en directo en su fuente principal de ingresos, una alternativa que no existe en el sector editorial.

Porque ahora sí:

No es ningún secreto que para que el eBook funcione es necesario:

1.    Que exista producto, profundidad de catálogo.
2.    Plataformas de compra eficientes en términos de experiencia de uso.
3.    Un parque lo suficientemente amplio de dispositivos de lectura.
4.    Precios ajustados.

Unos ingredientes que configuren una oferta estructurada y que a finales de 2011 se han combinado por primera vez:

1.    Los editores se han visto obligados a tomárselo en serio y a lo largo del pasado 2011 han ampliando el catálogo disponible a acerca de 10.000 referencias vivas, una cifra significativa pero muy alejada del medio millón de referencias que se manejan en el libro físico. Además hemos presenciado los primeros lanzamientos simultáneos en ambos formatos. Como ejemplo destacar que de los 25 libros más vendidos en Enero de 2012, 18 están también disponibles en formato eBook. Aun existen grandes lagunas, pero hay que reconocer que se ha producido un cambio.

2.    A lo largo de 2011 se han abierto numerosas tiendas de eBooks, SIENDO EL  acontecimiento más destacable la apertura de la Kindlestore e Ibookstore en España a finales de 2011. Casi simultáneamente los grandes colosos de la venta detallista de libros (La Casa del Libro y Fnac) lanzan una segunda versión de sus plataformas de venta de eBooks: facilitando el proceso de compra, creando perfiles de usuario con contenidos en la nube, todo ello acompañado del lanzamiento de eReaders bajo su propio marca.

3.    Por otro lado, destacar que el eReader se ha convertido este 2011 en un fenómeno de ventas en nuestro país. Después de Reino Unido somos el segundo país europeo donde más eReaders se han vendido, nada menos que 335 mil unidades en 2011 (un 120% más que el año anterior). Normalmente España acostumbra a rondar el quinto puesto en el ranking de ventas de productos de electrónica de consumo pero este resultado demuestra la buena aceptación del formato digital en nuestro país. Actualmente existen en nuestros hogares 495 mil eReaders a los que podemos sumar 835 mil Tablets, un total de 1,3 millones de dispositivos de lectura que prácticamente se doblarán en número a lo largo de 2012.

4.    En cuanto al precio, más allá de la legítima decisión que pueda tomar un editor a la hora de poner un precio a su producto, hay que asumir que, tanto la compra online como la desmaterialización del contenido, ejercen por sí solas una enorme presión en la reducción del precio del producto digital frente al físico. Si nos ceñimos a las cifras hay que destacar como a lo a largo de los últimos meses el precio medio de los lanzamientos de eBooks (que recordemos no disfrutan del IVA reducido del libro físico) han bajado claramente sus precios. Los lanzamientos de enero de 2011 tenían un precio medio de 11,02€ y en enero del 2012 han pasado a 7,16€. De todas formas, esta reducción del precio tiene sentido en un eBook entendido como replica a imagen y semejanza del libro físico, pero sin duda, el formato digital ofrece mucho espacio para la creatividad y el potencial para aportar valor a este formato.

A modo de resumen, se debe concluir que en 2011 se han vendido más eReaders que eBooks, es decir, más dispositivos que contenido. La primera lectura que siempre aparece es la de la piratería.

Fuente: panel detallista de eReaders GfK, Panel detallista de Tablets GfK, Dato Promusicae


Fuente: panel detallista de eReaders GfK, Panel detallista de Tablets GfK, Dato Promusicae

Ante esta idea,  decir que por un lado un contenido pirateado no significa una venta pérdida (entre el “gratis total” y la predisposición al pago por contenido hay un abismo). Y por otro, es evidente que nuestro país ha vivido un retraso en el desarrollo de una oferta estructurada de eBooks, uno de los principales motivos de estos pobres  resultados.

En el final de 2011 se han dado pasos fundamentales hacia la capitalización del mercado del eBook y el efecto en las ventas ha sido claro, se ha dado un crecimiento de las ventas en enero de 2012 de un 116%.

NOTAS:

EBOOK: Es el contenido, el libro.

EREADER: Es el dispositivo que sirve casi exclusicamente para la lectura y está basado en la tecnología de  tinta electrónica.

Fuentes:

–    Panel detallista de libros GfK

–    Dato Promusicae

–    Panel detallista de eReaders GfK

–    Panel detallista de Tablets GfK

[Gráficos elaborados por el equipo de Mosaic]