Universitat Oberta de Catalunya

Chris Mills

Siempre promoveré los estándares abiertos sobre los equivalentes cerrados y propietarios.

View English version

¿Quién es Chris Mills? ¿Y qué es Opera Software?

Soy editor/escritor y me dedico a la promoción de los estándares abiertos; llevo trabajando para Opera un poco menos de tres años en el momento de realizar esta entrevista. Paso gran parte de mi tiempo ‘evangelizando’ sobre las tecnologías de Opera y los estándares abiertos, en línea y a través de charlas en conferencias y universidades. El resto de mi tiempo va a escribir y editar artículos tutoriales y otros textos para la promoción de Opera y enseñar a diseñadores y desarrolladores cómo usar las nuevas tecnologías de Opera y la web.

¡También se me conoce como el tipo de educación de Opera! Paso mucho de mi tiempo hablando con universidades, intentando convencerles para que enseñen las mejores prácticas en sus cursos relacionados con la web. También he editado esta “pequeña” cosa bajo el nombre de currículo de estándares web de Opera – www.opera.com/wsc – para dar a los profesores todo lo que podrían necesitar para dar un curso sobre el ‘front-end’ de la web. Vosotros lo habéis traducido amablemente a español y catalán, algo que me emociona bastante.

En cuanto a Opera, llevan creando navegadores web desde 1994. Estamos apasionadamente comprometidos con mantener la web abierta y accesible para todos, independientemente del dispositivo con que se navegue o sus circunstancias personales. Tenemos un navegador de escritorio de primera clase para Windows/Mac/Linux (www.opera.com/browser) y somos líderes en el espacio móvil con nuestros navegadores Opera Mobile y Mini (http://www.opera.com/mobile/). Además de eso hemos creado navegadores para un amplio abanico de dispositivo, desde tabletas a marcos de fotos e incluso coches.

También estamos muy comprometidos con la innovación, con más de 30 personas plenamente dedicadas al trabajo en estándares oficiales de organismos como el W3C, como por ejemplo HTML y CSS3 (fuimos nosotros los que propusimos el <video> de HTML5). También hemos inventado muchas de las características que ahora son estándar en los navegadores, como los gestos con el ratón o el ‘speed dial’.

Aunque Opera ha estado en esto desde el principio y el navegador de escritorio es considerado ampliamente una aplicación brillante, su adopción es aún limitada y Opera es con frecuencia considerado sólo al final por diseñadores y desarrolladores. Supongo que debe ser muy frustrante…

En algunos mercados eso es cierto, principalmente porque con frecuencia muestra el uso de prácticas anticuadas como ‘sniffing’ de navegadores o tecnologías específicas de navegador. Opera se ha comprometido mucho con seguir los estándares W3C, así que si te aseguras de escribir parta los estándares web y producir código válido, tu sitio debería funcionar sobre todos nuestros navegadores (y el resto de navegadores  que cumplen con los estándares) sin problemas.

También debes considerar que tenemos una cuota de mercado muy grande en algunas partes del mundo, como Rusia, Bielorrusia y Ucrania (por encima del 30%).

Confío en el futuro — en muchas ferias comerciales en Reino Unido y Estados Unidos, recientemente, he hablado con gente que está probando Opera por su velocidad, estabilidad, la disponibilidad de herramientas para desarrolladores y soporte de primer orden de los estándares. Creo que es justo decir que la cosa se va difundiendo, despacio pero con firmeza.

Opera 10.5, por cierto, es *muy* bueno. Lo que me parece especialmente sorprendente es que habéis pasado de un motor de JavaScript lento a uno de los más rápidos (probablemente *el* más rápido) en una sola iteración muy rápida. Algo que Microsoft no ha sido capaz de hacer con la ‘preview’ de Internet Explorer 9, a pesar de tener mucho más ‘músculo’. ¿Cómo lo habéis logrado?

¿Qué puedo decir? 😉

Tenemos unos cuantos desarrolladores de increíble talento en el equipo del núcleo del motor de ‘rendering’ — algunas de las cosas que logran son bastante espectaculares. Puedes leer la historia de cómo se creó Carakan con más detalles en nuestro Core Blog (http://my.opera.com/core/blog/2009/02/04/carakan). Históricamente la velocidad ha sido siempre uno nuestras principales preocupaciones  — hace unos años teníamos el motor de JavaScript más rápido, antes de que Apple iniciase la carrera de la velocidad e hiciese que todos los navegadores se acelerasen muchísimo. La portabilidad sobre diferentes dispositivos también era una de nuestras grandes preocupaciones — asegurarnos de que nuestro motor pueda funcionar fácilmente sobre diferentes dispositivos. Hemos hecho muchas actualizaciones para asegurar que esto se mantiene junto con los incrementos de velocidad.

Mientras vuestro software de escritorio podría recibir más atención pública, vuestros productos móviles tienen un gran éxito. ¿Cómo ves la evolución de la Internet móvil y, especialmente, el lugar de Opera en esa evolución?

Jugamos un papel muy importante en esa evolución, siendo la primera compañía en dar de verdad una experiencia Internet “real” sobre dispositivos móviles (Opera Mobile salió alrededor de 1998, muchos años antes del iPhone) y un navegador de bajo consumo de recursos que funciona en muchos móviles de gama baja (Opera Mini salió por primera vez en 2005). Esto es muy importante en los países en vías de desarrollo, donde los iPhones no están al alcance de la mayoría y los navegadores nativos completamente no funcionan sobre la mayoría de teléfonos usados habitualmente, aunque obviamente no son sólo para los países en vías de desarrollo — creo que todo el mundo puede beneficiarse, donde sea que esté.

Opera Mini también comprime los datos descargados hasta en un 90%, ahorrando a los usuarios un montón de tiempo (y dinero, si están pagando por kilobyte) y ayudando a las operadoras cuando la infraestructura cae (la compresión de Mini es tan grande que es equivalente a reemplazar gratis infraestructura telefónica).

Últimamente ha salido más competencia, pero no nos hemos quedado quietos, y nuestros últimos productos para móviles están orgullosamente entre los mejores.

Y Opera Mini fue aprobado hace unas semanas para el ‘app store’ del iPhone, y es un algo realmente importante — muestra que Apple está dispuesta a tener elección de navegador sobre la plataforma iPhone (el resto de navegadores disponibles para descargar no son más que personalizaciones de WebKit), abriendo tal vez un poco su jardín amurallado.

Una más sobre la evolución de la web. Es casi obligatorio preguntar sobre todo el debate Apple vs. Adobe. Personalmente, creo que HTML5, Canvas y JavaScript son el futuro, pero abandonar Flash me parece un poco prematuro. ¿Tú qué opinas?

Siempre promoveré los estándares abiertos sobre los equivalentes cerrados y propietarios, y me parece excitante que HTML5 pueda hacer tantas cosas que antes estaban en el dominio de Flash, Sin embargo, también soy pragmático — Flash es una tecnología usada frecuentemente que tiene sus puntos fuertes. También tiene una comunidad de aproximadamente un millón de desarrolladores y diseñadores, que no van a desaparecer de la noche a la mañana. Además, hasta que todo el mundo llegue a aceptar y adoptar la manera de hacer las cosas con estándares abiertos, y se consigan ciertos avances (como por ejemplo un acuerdo sobre los codecs de vídeo, y la disponibilidad de un juego de herramientas decente), Flash seguirá siendo la forma más común de hacer determinadas cosas.

En cualquier caso, hablemos de estándares web. Opera ha mostrado mucha preocupación por ellos. En primer lugar, ¿cuál es vuestra motivación?

Implicarse mucho con los estándares web significa que nos podemos asegurar de que los desarrolladores puedan trasladar aplicaciones fácilmente de plataforma (lo que hace que la propia web sea una plataforma más interesante), y además ayuda a hacer que la tecnología mejore todo lo posible, a largo plazo. También nos motiva mejorar la seguridad de las tecnologías — al no estar bajo el control de un único fabricante, no tienes que preocuparte de que una única compañía desaparezca, o de un gran incremento de los costes del software. Y nuestros grandes clientes, que se preocupan de la viabilidad de nuestros productos a largo plazo, también consideran de gran importancia los estándares abiertos.

Además del Web Standards Curriculum, ¿qué otras cosas estáis haciendo por los estándares web? ¿Y cuáles son tus iniciativas favoritas “del resto de la web”?

También he colaborado con WaSP InterACT (interact.webstandards.org) una serie de estructuras de cursos, trabajos de prueba y preguntas de examen, listas de lectura, prácticas y criterios de evaluación y más… Esto da un complemento perfecto para el Opera Web Standards Curriculum.

Además, también he estado implicado en montar la alianza de educación web abierta del W3C — un grupo incubadora al que se ha encargado crear un plan para implementar un estándar para la educación en estándares web que, esperemos, podremos después difundir a los educadores de todo el mundo. Esto actúa como paraguas para todo el resto de cosas que hay corriendo por ahí, y está bien contar con el sello oficial y el apoyo del W3C para nuestra misión.

También he coescrito un libro, “InterACT with web standards” (interactwithwebstandards.com) junto con algunos miembros más del grupo dedicado a la educación de WaSP — diseñado para ser un manual central para los cursos de diseño web para principiantes, e incluye preguntas de examen de muestra y montones de recursos, además de referencias al sitio principal de InterACT.

Además de esto, hay un muchos otros proyectos funcionando. Me ha impresionado particularmente la Code University de Google (http://code.google.com/edu/), que tiene algunos materiales muy buenos orientados a desarrolladores y programadores, y la iTunes U de Apple — http://www.apple.com/education/itunes-u/ — para la distribución de clases y similares. También me ha impresionado bastante John Foliot, de la universidad de Stanford, en los Estados Unidos, que ha creado herramientas y recursos educativos para subtitular vídeo — véase captioning.stanford.edu.

¿Cómo se ha recibido el Curriculum?

Muy bien — al lanzarlo por primera vez, un montón de gente de la comunidad web dijo muy buenas cosas sobre él (por ejemplo, Veerle Pieters dijo que era el lugar único al que enviar a clientes y otros miembros de la comunidad cuando le hacían preguntas), pero los educadores lo pasaron bastante por alto, algo bastante comprensible, puesto que la mayoría de educadores no lee los mismos blogs y otros recursos que los desarrolladores web.

Han hecho falta un par de años para hacernos con un montón de contactos en el mundo de la educación, a través de la gente de la comunidad y acercándonos a universidades y escuelas, pero al final hemos conseguido progresar un poco, y ha comenzado a difundirse a través del boca-oreja. Actualmente estoy bastante contento con su adopción — muy pocas veces me encuentro con un educador que no haya oído hablar de él.

Y… ¿hacía dónde debemos ir ahora? El soporte para los estándares web sigue sin estar extendido como podríamos desear. Además de educar a diseñadores y desarrolladores, ¿qué podemos hacer sobre ese tema?

Yo voy a seguir atacando la raíz del problema, intentando que los jóvenes que están comenzando su camino de aprendizaje del desarrollo web sigan las mejores prácticas y usen estándares abiertos. Intento dirigirme a todo tipo de instituciones educativas y tengo una idea que podría ayudar con eso. Voy a implementar un “paquete de formación” que ahora mismo llamo “un diseñador, una escuela” que contendrá el material necesario para hacer de 2 a 4 horas de charlas explicando los conceptos de alto nivel que los profesores deberían estar enseñando. Si pudiese lograr que cada diseñador y desarrollador que conozco diese esa serie de charlas en su escuela o universidad local, potencialmente podría tener un gran impacto.

También he comenzado a establecer enlaces con compañías, sean agencias, talleres de diseño o grandes compañías con su propio departamento web. El objetivo es ayudarles con parte de su trabajo, formarles sobre Opera y los estándares abiertos y dejar una huella duradera que mejore las cosas en el futuro, tanto nosotros como para la Web.
Ver la entrevista en inglés