Todas las noticias

Estética contra usabilidad en Apple

Tras el reciente lanzamiento del iPhone X, Apple ha recibido numerosas críticas por la “pestaña” que cubre la parte superior de la pantalla. Los expertos en diseño y usabilidad Norman y Tognazzini consideran que la empresa ha pasado de ser “el máximo exponente de la interfaz gráfica de usuario,” conocida por crear productos fáciles de usar, a abandonar sus principios en favor de un diseño más estilizado pero menos útil.

Admiten que los dispositivos táctiles son más fáciles de usar y hasta cierto punto intuitivos, pero mantienen esa facilidad en las acciones más sencillas, siendo mucho más complicado realizar acciones avanzadas. Esto implica que el producto sea inicialmente más atractivo pero a la larga genere frustración en unos usuarios que creen que son ellos los que no saben usar el aparato, en vez de criticar sus errores de diseño.

La crítica que dirigen Don Norman y Bruce Tognazzini a Apple plantea un interesante debate acerca del equilibrio que se debe lograr entre estética y usabilidad. Esto es especialmente relevante en el caso de unos productos cuyo uso cotidiano se basa en su interacción con el usuario por medio de un software que puede ser totalmente arbitrario en su manera de establecer este diálogo entre persona y máquina. Con todo, las presiones de la industria también limitan la capacidad que tienen las empresas para desarrollar sus productos debidamente, y aquí interviene una cultura de consumo constante que a su vez merece una profunda reflexión.

Todas las noticias