Universitat Oberta de Catalunya

Entrevista a Albert Parrón, CTO de Groupnote

Groupnote Messenger es un servicio multiplataforma que permite enviar mensajes unidireccionales a grupos para aumentar la productividad de cualquier escuela, club deportivo o empresa.

Se trata de una startup afincada en Barcelona y con un equipo de cinco personas. Actualmente tienen más de 60.000 usuarios en seis países, pero ya están centrando sus esfuerzos en poder empezar a crecer en Latinoamérica.

¿Nos podrías explicar cómo ha sido tu trayectoria hasta el momento?

Desde los 15 años hacía páginas web estáticas con html y css básico. Me apasionaba el hecho de poder crear algo visual partiendo de un diseño que me hacía yo mismo con Macromedia Fireworks. Empecé a añadir Javascript usando JQuery para las animaciones y el control del DOM.

Al poco tiempo, me di cuenta que necesitaba mucho mas para proyectos un poco mas sólidos como por ejemplo poder usar una base de datos. Para ello aprendí SQL y otros lenguajes para poder usar frameworks que me proporcionaban “por defecto” las herramientas que necesitaba con los pocos conocimientos que poseía. De aquella época destaco Symfony basado en PHP y Django en Python. Al cabo de unos años, durante mi estancia en la universidad, decidí hacer un proyecto propio. Éste era muy complejo a nivel de arquitectura y de software para mi y me vi obligado a salir de mi zona de confort con los lenguajes y frameworks que ya dominaba. Aprendí NodeJS y AngularJS prácticamente desde sus inicios y todo lo que conlleva profundizar en una edge technology como por ejemplo breaking changes.

También desperté una curiosidad enfermiza por otras formas de enfocar los problemas que me encontraba y aprendí MongoDB, Redis, Scala o Dart entre otros. Entraba en Github, miraba el código de las nuevas herramientas que usaba y aprendía de ello.

Miraba vídeos por internet de Pau Garcia-Milá donde se le presentaba como el Zuckerberg de España. Me fascinaba poder llegar  a conseguir algo parecido con mi proyecto. Pau fundó EyeOS y posteriormente Bananity, una red social para seguir pasiones, en la cual entré como desarrollador Front-end prácticamente en sus finales. Fue de lo mas emocionante e inesperado estar sentado en sus oficinas rodeado de gente magnífica y con experiencia. A los pocos meses, el proyecto llego a su inevitable fin, con una sensación agridulce. Dulce por el trabajo hecho, lo conseguido y lo aprendido, pero agria por el entorno externo de fracaso que nos hacían sentir.

Allí conocí a Sergio Galiano, co-fundador de Bananity, un profesional en su trabajo y con experiencia y que me dio la oportunidad de unirme a él como CTO en un proyecto nuevo: Drinkets. Para resumirlo, era una plataforma de ticketing de nighlife. Te descargabas la app, accedías a la región en la cual querías ir de fiesta y te ofrecía copas o mesas con descuento de los mejores clubs de la región de forma anticipada y sin colas. Tuvo sus altibajos, sus ligeros pivotes de producto, pero no fue suficiente ya que el mundo nocturno es complicado igual que las negociaciones con el club en cuestión. Aquí es cuando apliqué mis conocimientos de front-end para poder crear apps híbridas y aprender de ello. Mas tarde, Drinkets se fusionó con BPremium y llevó a una migración de datos y una nueva app con React Native.

En paralelo, apareció Groupnote, fundada por Carlos Aparicio y Sergio Galiano entre otros y me volvieron a dar la oportunidad de ser CTO y así poder dejar el proyecto de Drinkets en manos de los responsables de BPremium.

¿En qué punto de tu vida decides centrarte plenamente en este proyecto?

En la época de transición entre Drinkets y BPremium se me ofrece llevar Groupnote y fue muy duro. Estaba dirigiendo y desarrollando para los dos proyectos a la vez haciendo que todo siguiera funcionando y que lo nuevo por llegar empezara con buen pie. Cuando toda la transición finalizó, me centré en el proyecto.

¿Cómo surge Groupnote? ¿Con qué objetivo?

Groupnote surge de la necesidad de las escuelas por tener una comunicación efectiva con los padres. Muchos hemos vivido una falta de comunicación absoluta, comunicación profesor-padre usando la agenda, a través de email o con los típicos grupos de Whatsapp de padres. Todos estos canales sufren ineficiencias como por ejemplo que el padre debe de estar pendiente de las notas en la agenda que escribe el profesor al alumno, que los emails no son leídos o que los grupos de Whatsapp son un verdadero horror con todo el mundo pudiendo decir la suya y que el mensaje importante se pierda en un mar de mensajes.

Nuestro objetivo es hacer que esta comunicación sea cómoda y efectiva.

¿Nos puedes hablar sobre las principales características de Groupnote?

Una de las principales características de Groupnote es que conseguimos, con una app que funciona de forma muy similar a un chat como Whatsapp, reducir los problemas de comunicación y el ruido que genera un grupo de chat, además de eliminar los emails y eliminar las notas en la agenda y todos los problemas que proporcionaban anteriormente estas soluciones.

Por ejemplo, uno de los principales problemas que sufrimos todos es que estamos expuestos a ser bombardeados a mensajes al tener un grupo de chat donde participan muchos usuarios. En mi caso, recibo hasta 200 mensajes muchas veces, ya sea del grupo de la familia o del equipo de fútbol. Para solucionar esto, partimos de la base de que nadie puede escribir en el grupo excepto el creador del mismo. De esta forma, los mensajes que recibes en Groupnote son únicamente del interesado en informar.

Destacar que nos centramos en educación, pero Groupnote actualmente lo usan equipos deportivos, equipos comerciales, hospitales…

¿En qué se diferencia del resto de apps de mensajería?

Como he comentado antes, la principal diferencia es que solo el creador del grupo puede hablar, pero esto no termina aquí. Obviamente necesitamos mas herramientas para gestionar esta comunicación de forma aún mas efectiva. Entre ellas destaco los roles de los usuarios. Un usuario por defecto es un “lector” dentro de un grupo, pero se le puede asignar un rol de “redactor” con tan solo unos clicks. Esto permite que el creador del grupo deje hablar a determinados usuarios de su interés. Un ejemplo puede ser que el director de un colegio cree un grupo por cada aula y que asigne rol de “redactor” al profesor que mas le convenga.

También podemos destacar el modo debate en un grupo, para poder dejar hablar a todos durante un tiempo determinado.

Otra de las características principales de Groupnote respecto a otras apps es el control de la privacidad. En la mayoría de apps de mensajería tu teléfono móvil es visible para cualquier miembro del grupo, permitiendo así que un padre llame a un profesor fuera de horario permitido o que alguien tenga tu número de móvil cuando quizás no es lo más apropiado. Con Groupnote, cada usuario controla si el email o el teléfono pueden ser vistos por los redactores y el administrador del grupo.

Explícanos como está formado el equipo de trabajo de Groupnote.

Actualmente el equipo está formado por Carlos Aparicio como CEO, dos programadores y yo como CTO. Por falta de recursos, muchas de las tareas que deberían ser responsabilidad de una sola persona las desempeñamos entre Carlos y yo como por ejemplo el diseño, producto, Community Manager…

¿Cómo habéis conseguido los recursos económicos necesarios para llevar a cabo el proyecto?

Los recursos económicos necesarios para llevar a cabo el proyecto han salido de las tres F: Friends, Family and Fools.

¿Cuales fueron las principales dificultades al principio? ¿Y como conseguisteis superarlas?

Una de las principales dificultades fue encontrar el producto que más encajaba con el cliente. Es una tarea que requiere mucha atención al detalle, crítica y autocrítica, reuniones, presentaciones, discusiones… si no se hace un buen desarrollo del producto que quiere el cliente, pronto te encontrarás sin dinero y con algo que no sirve para nada. Hay un poco de arte entre lo que se hace y lo que no, lo que se puede hacer y lo que no y el cómo se hace. Digamos que es una de las claves del éxito.

Otra de las principales dificultades al inicio es desarrollar un Whatsapp con un solo programador, intentar que tenga el mismo rendimiento, que todo funcione y no de problemas al usuario, que sea extensible y retrocompatible, que se pueda usar en todas las plataformas…

Como desarrollador y CTO, en una start-up no te vale el programador especialista en front-end por ejemplo, debes ir mas allá y ser un autentico full-stack, ya que necesitarás todas las herramientas y conocimientos para poder dar el producto que necesitas y con los pocos recursos que se tienen. Aprender de sistemas, bases de datos, arquitectura, UX, UI, algoritmos, productos y servicios que ya existen y cuales son los que mas encajan con tu producto y su implementación, lenguajes y sus peculiaridades, frameworks, peculiaridades de cada dispositivo, saber explicar el desarrollo a personas sin conocimientos amplios en informática, organización, planificación, mano derecha, mano izquierda…

Actualmente, en qué punto se encuentra el proyecto (usuarios, difusión, etc.).

Actualmente el proyecto se encuentra en proceso de internacionalización hacia Latinoamérica y estamos ya presentes en 6 países. Actualmente tenemos mas de 60.000 usuarios activos y hemos aparecido en varios medios como La Vanguardia, El Periódico, El Economista

¿Qué consejos darías para las personas que estén pensando en sacar una app al mercado?

  • Si lo que quieren es llegar a montar una empresa de éxito, lo primero que deben hacer es conceptualizar bien el producto con el feedback constante del consumidor.

Todos tenemos ideas y muchos creemos que son revolucionarias, pero muchas veces solo lo son en nuestras cabezas. Es muy importante que el cliente encuentre la necesidad en tu producto, que las herramientas nuevas que desarrolles sean porque realmente lo necesitan los clientes y no porque creamos que es cool o creamos que lo van a usar. Es complicado extraer información valiosa del cliente sin inducirlo; me explico: si yo te digo que no pienses en elefantes, en que estas pensando? Con este ejemplo, nos damos cuenta de que si explicas el producto que tienes en mente, automáticamente pensarán en el y no serán objetivos con su opinión.

Como ejemplo, en Groupnote partimos de las preguntas: tienes problemas con la comunicación en tu centro? que problemas son? como lo solucionarías? como lo solucionas ahora? que es lo que realmente necesitas ahora mismo?

Con todas estas preguntas, no induces al cliente con tu producto revolucionario, consigues recoger información muy valiosa para poder conceptualizar y mas tarde desarrollar y validar. No esperes que un cliente te de la solución, la encontrarás con el conjunto del feedback de los clientes.

Otro ejemplo: quieres un caballo para poder pasear? la mayoría de veces te encontrarás con un si. Con este ejemplo nos damos cuenta que el usuario lo quiere todo pero, realmente lo va a usar? Puedes pasear con un caballo en el centro de Barcelona? Tienes terreno para poder tener un caballo? Sabes pasear en caballo? Y el dinero suficiente para sus cuidados y alimentación? Como conclusión de este ejemplo, mi opinión es que no hagáis utilidades o herramientas que no sabéis con absoluta certeza que el usuario lo va a utilizar, ya que os encontrareis que habéis destinado tiempo y recursos a algo que no le sirve para nada al cliente o que es demasiado costoso.

  • Busca el producto mínimo viable

Decide cual es la versión mas básica del producto para poder validar que la idea funciona y entonces ponte manos a la obra. Si nos encontramos con una idea que tiene mil herramientas y las queremos sacar todas o un tercio de ellas desde el inicio, seguro que las lanzaremos muy tarde y quizás, no llegaremos nunca a sacar el producto o sacaremos un producto que no funciona o que tiene muchos bugs. Nuestro objetivo es salir al mercado!

  • No te niegues a pivotar!

En algún momento nos encontraremos que nuestra idea debe de cambiar hacia otro sentido y eso muchas veces no nos gusta ya que creemos que nuestra idea es la mejor.

  • Si eres desarrollador, encuentra los servicios que más se adapten a tu producto.

Hoy en día encontramos PaaS y SaaS que nos proporcionan todo lo necesario para empezar rápido con nuestro producto. Ahora mismo existe el concepto serverless que nos evita tareas de DevOps. Todo tiene un precio pero suelen ofrecer Free plans para que te inicies. Si empezamos a desarrollar la Sagrada Familia, quizás nos encontraremos en el mismo estado actual: sin acabar.

  • Recoje analíticas, ya que tarde o temprano te las pedirán ya sea un business angel o un fondo de inversión.

Estas analíticas también te ayudaran a saber lo que está pasando en tu producto y podrás tomar decisiones importantes con datos que lo avalan, como por ejemplo el plan de negocio.

  • Piensa en facturar!

Si no facturas mueres. Es difícil dar con un buen plan de negocio, pero piénsalo, recoge feedback, valídalo, sin prisa, pero pronto. Muchas veces nos encontramos startups que necesitan inversión para no desaparecer o crecer y no tienen modelo de negocio. Muy pocas veces encontraremos una inversión de un fondo o de un business angel en un producto que no factura aún.

¿Qué proyectos de futuro tenéis en mente?

Como proyecto de futuro, ahora mismo, tenemos en mente ampliar otros mercados.

Albert Parrón

Full-Stack Javascript Developer. Especializado en nuevas tecnologías JS, MongoDBA, sistemas y gestión de proyectos Scrum, Agile. Actual CTO de Groupnote, ha participado como programador Front-end en Bananity y también como CTO de Drinkets.

Deja un comentario