Universitat Oberta de Catalunya

Living in 3D

Asignatura:  Gráficos 3D

Nombre del estudiante: Annabel Garcia Masferrer

Consultor y profesor: David Hernández Díaz / Quelic Berga Carreras 

Introducción

Como en todas las asignaturas, Gráficos 3D exige una práctica final que hay que resolver con todo lo que hemos aprendido a lo largo del curso. Esta es una asignatura que exige imaginación, práctica y muchas horas de husmeo por el espacio de trabajo del software de modelado y renderización 3D Studio Max 2016.

En esta ocasión el enunciado nos demandaba realizar una escena 3D en la que tenía que aparecer una serie de objetos creados con ciertas técnicas de modelado, aplicación de materiales, iluminación y que aflorara la creatividad.

En este artículo voy a explicar el camino que seguí para llevar a cabo lo requerido, que en mi caso resultó ser un living en el que se puede percibir un ambiente con actividad musical, arte y niños.

Etapas y retos

Antes de empezar a modelar tenía que tener claro cuáles eran las condiciones mínimas para superar la práctica:

  • Crear un objeto con la técnica de barrido (Loft)
  • Crear un objeto compuesto (Boolean)
  • Crear un objeto con curvas Nurbs
  • Crear un objeto con primitivas y modificadores

Asimismo, a todos estos elementos había que aplicarles materiales y que uno de ellos fuera del tipo composite y, además, iluminar la escena correctamente según nuestro parecer.

Planteamiento

Una vez asumida toda la información, imaginé mi escena proyectando esbozos sobre papel, buscando y pensando los elementos que quería presentar (conforme los 4 métodos demandados según enunciado), materiales que debía usar y su distribución.

Cabe decir que, a pesar de mi planificación, se me entorpeció el camino más de una vez (incapaz de modelar lo que tenía en mente, formas “imposibles”, no cumplir alguna de las propiedades, texturas poco reales, etc.) teniendo que variar la idea principal, suprimiendo algunos componentes y añadiendo otros nuevos que desde un principio no había considerado pero que fueron necesarios para resolver la práctica.

Evolución de la escena con varios de los objetos modelados y algunas texturas aplicadas

Empecé a modelar los objetos según la técnica que creía más conveniente y que más me interesaba según lo que ya había contemplado en el borrador.

Podría decir que la modelación de los objetos es la parte que lleva más tiempo en todo este ejercicio, pues hay que tener en cuenta los detalles, proporciones, medidas… para que el resultado sea lo más real posible y se asemeje a lo que fantaseamos en nuestra cabeza.

Detalle de distintas fases del modelado de la guitarra

A algunos de los objetos les apliqué el material a la vez que los creaba, puesto que ya conocía cuál era y sabía que la incidencia posterior de la luz no perjudicaría en su resultado: la pared de obra vista blanca con la imagen del mapamundi, el sobre de la mesa de centro de cristal, la alfombra… por lo que puedo decir que no seguí un orden estricto para abordar la escena y fui avanzando aleatoriamente

Para ir acabando, tocaba ambientar el escenario con la iluminación. Tengo que reconocer que es una de las partes que más dudas me originó, puesto que ver cómo se generan sombras, volúmenes, espacios completamente distintos con tan sólo modificar un parámetro…, me seduce, me atrapa. Puedo estar horas probando los colores, variando las inclinaciones de los rayos incidentes, jugar con las distancias, reflejos… ¡y todos los resultados me fascinan!

Algunas de las pruebas finales de iluminación

Así que tuve que volver a “mis principios” y recordar que el objetivo era recrear un espacio fresco, divertido y nítido. Para ello apliqué una iluminación exterior que trabaja como luz solar combinada con una luz de entorno acorde con la imagen ambiental que  usé, de manera que me aportaba el punto de calidez que necesitaba el espacio.

Una vez conseguí la iluminación que deseaba, añadí los últimos retoques que serían los encargados de dar más personalidad a mi salón y que harían de mi escena la que esperaba: vigas de madera para dar un aire rústico, un tulipán de color amarillo, unos cuantos almohadones en el sofá… ¡et voilà!

Resultado final de la escena

Conclusiones

Sin lugar a dudas Gráficos 3D es una de las asignaturas que más horas precisa, acompañadas de paciencia, si quieres tener resultados satisfactorios. 

Para mí ha sido importante marcar unos límites, al menos en la práctica final, puesto que me enredo sin darme cuenta y si no hubiera fecha de entrega, no acabaría nunca. Diría que lo suyo es empezar gradualmente, no querer complicarlo demasiado desde el principio y, a medida que vayamos practicando, atrevernos a incrementar la dificultad.

Una de las claves para salir airoso es el tiempo: no ir apurado para disfrutar mientras modelas, poder hacer y deshacer sin preocupación, con tranquilidad, puesto que algunas veces las cosas no salen como quieres y ya sabemos que las prisas no son buenas.

En resumen estoy satisfecha con mi labor y por consiguiente, con el resultado, aunque tengo que reconocer que lo ideaba más realista, pero también hay que decir que el mundo 3D es muy amplio y esto es solo el comienzo.

Acerca del autor

Graduada Superior en Diseño en la especialidad de Interiorismo y con amplia experiencia en el sector de diseño gráfico. Actualmente trabajo como delineante, hago trabajos por cuenta propia en el ámbito de diseño y estoy empezando con la creación de páginas web, entorno que me apasiona. De siempre atraída por las nuevas tecnologías y el diseño en todas sus facetas, estudio el Grado de Multimedia en la UOC con la intención de mejorar, ampliar y profundizar mis conocimientos en estas áreas.

Deja un comentario