Universitat Oberta de Catalunya

Entrevista a Mar González, investigadora en Microsoft Research

Nuestra entrevistada, Mar González es investigadora en Microsoft Research. En su trabajo, crea prototipos tecnológicos capaces de producir experiencias inmersivas. Para ello investiga diferentes disciplinas como la Realidad Virtual, los gráficos y la visión por computador, así como aspectos más básicos de percepción y neurociencia. También sigue vinculada a la academia como investigadora honorífica en el Experimental Virtual Environments for Neuroscience and Technology Lab (EVENT-Lab) de la Universidad de Barcelona.

Imagen de Mar González

¿Como ha sido tu trayectoria hasta el momento?

Obtuve mi doctorado en Realidad Virtual y Psicología Clínica bajo la supervisión del Prof. Mel Slater en el Experimental Virtual Environments for Neuroscience and Technology Lab (EVENT-Lab), afiliada como estudiante visitante en el MIT MediaLab – Massachusetts Institute of Technology. Luego hice un post doctorado en el grupo de Virtual Environments and Computer Graphics (UCL-VECG) del University College London. Con el interés de tener más impacto en la sociedad, pasé a trabajar en laboratorios industriales; creé un laboratorio de tecnologías inmersivas para Airbus, en Reino Unido, y luego me incorporé al mundo de las start-ups como científica en Traity. Ahora, soy Investigadora en Microsoft Research desde hace un año.

¿Hubo una etapa decisiva? ¿Algo que lo cambió todo para ti?

Conocer a Mel Slater lo cambió todo. Mi primer contacto con él fue a través de un email en el que le decía: “Quiero trabajar en tu laboratorio”. Entonces estaba haciendo mi máster en Ingeniería Biomédica que terminé en China.

¿Nos podrías explicar cómo empezaste en la RV/RA?

Empecé a trabajar con Realidad Virtual cuando entré por primera vez al laboratorio de Mel Slater a mediados de 2009. Cuando volví de China comencé el doctorado con Mel. Inicialmente lo que más me interesaba era entender por qué parecía tan real, y ver cómo lo interpretaba el cerebro. Durante mi doctorado produje experiencias de mano anárquica, y estudié la respuesta cerebral de los participantes a ataques virtuales. Probablemente la Realidad Virtual sea la única plataforma en la que puedas hacer todo esto y no tener problemas con un comité ético. Todo para explorar cómo nuestro cerebro percibe nuestro cuerpo y determinar los mecanismos que determinan qué es real y qué no lo es. Tecnológicamente usaba gráficos por ordenador en tiempo real, cascos de realidad virtual y sistemas de seguimiento de movimiento.

¿Y actualmente, qué estás haciendo?

Ahora soy investigadora en Microsoft Research. Una parte importante de mi trabajo, consiste en desarrollar prototipos que nos ayuden a decidir si una tecnología está lista para convertirse en producto para que llegue al consumidor.

La otra parte consiste en entender cómo podemos mejorar las experiencias remotas, sobre todo, para dar al usuario la ilusión de transportarse a otro lugar. En la UOC tenéis a Pierre Bourdin (@_PBo_) que también ha investigado en esta área.

¿Qué es Hololens?

Microsoft Hololens es el primer dispositivo de AR autocontenido que llega al mercado. Es decir, no necesita cables ni sistemas de captura exteriores, lo que va a revolucionar también el mercado de VR, eliminando barreras y haciéndolo cada vez más asequible. La llegada de esta tecnología a VR también va a ser inminente, como anunciamos en el evento de Windows 10 en octubre. De hecho varios fabricantes, como Lenovo, HP, Dell y Acer, presentaron en el CES de Las Vegas sus cascos de realidad virtual con tecnología Hololens. Algunos dispositivos podrían rondar los $300.

Microsoft Hololens

Microsoft Hololens

¿Qué es lo que más ha cambiado en este entorno desde tus inicios?

El campo de la Realidad Virtual ha dado un giro tremendo desde que empecé. Antes necesitabas una gran beca o una gran empresa para construir un laboratorio, ahora prácticamente puedes comprar un dispositivo en el supermercado y usarlo desde casa. Se ha democratizado y está al alcance de todos. Ése también es el objetivo de Microsoft para las plataformas de Inteligencia Artificial.

¿Crees realmente que hay una revolución en marcha, o todavía falta tiempo, y la evolución será mas lenta de lo previsto?

Creo que la revolución será rápida. La clave es el precio de los dispositivos. En la tecnología, a veces se produce el efecto de la autoprofecía que se cumple. Si los fabricantes producen en masa pueden bajar muchísimo los precios de producción, con lo cual los hacen más asequible. En parte, el boom de VR solo se puede entender por la gran bajada de precios de las pantallas LCD inicialmente, y luego LED, que ha producido la expansión de los teléfonos móviles. Además, ha habido grandes avances asociados a las tecnologías de seguimiento, y las de visión por computador, en las que Microsoft ha jugado un papel primordial, primero con Kinect y ahora con Hololens. Solo queda la incógnita de saber cómo será el contenido. Juegos como Minecraft ya tienen versión para VR, pero veremos muchas más posibilidades.

Minecraft ha sido uno de los primeros juegos en proponer una versión en VR

Minecraft ha sido uno de los primeros videojuegos en proponer una versión en VR

Has trabajado en varios centros de prestigio por todo el mundo… ¿Nos puedes explicar las diferencias que hay entre los distintos países a nivel científico y tecnológico?

Creo que la ciencia es cada vez más global. El nivel educativo en España es bastante competitivo, y de hecho, es por ese motivo que ocurre la famosa “fuga de cerebros”, porque tenemos un buen nivel. Pero la verdad es que, siendo un investigador joven, a veces lo que más atrae es poder aprender de los grandes investigadores y hacerlo en equipos. Ese ecosistema es lo que falta en España. Por eso, iniciativas como ICREA de la Generalitat son tan importantes, porque consiguen atraer a estos grandes investigadores. Siempre uso la analogía del fútbol que se entiende muy bien. Para ganar la Champions, el Barça necesita a Messi. Y está claro, que hay que cuidarlo y tenerlo contento para que no se vaya a otro sitio. Entonces es cuando compites a escala global. Por ejemplo, uno de los tres mejores laboratorios de realidad virtual del mundo está en Barcelona, lo dirige Mel Slater, inglés, que, como decía anteriormente, fue mi director de tesis doctoral. De hecho, creo que España y su cultura pueden ser atractivos para estos investigadores si nos lo proponemos.

¿Crees que podrías estar en la misma situación o tener la misma libertad en España? ¿Porque?

En Microsoft Research somos casi 1.000 científicos en un laboratorio muy prestigioso que equivale a los departamentos de Computer Science del MIT, Stanford o Carnegie Mellon. No hay ningún laboratorio equivalente en España. Aquí trabajas al lado de gente que ha revolucionado la tecnología mundial, ganadores de la medalla Fields, de premios Turing, Dijkstra, o becas MacArthur Fellows. Los investigadores de Microsoft Research se enfocan en muchísimas áreas de conocimiento que incluyen inteligencia artificial, búsqueda, interfaces de usuario naturales (NUI), computación, redes, gráficos, visión, e incluso ciencias sociales y económicas.

Como investigadora, científica, mujer y española, eres un ejemplo para muchos… ¿Qué recomendaciones podrías hacer a una alumna o un alumno que quisiera seguir una trayectoria similar a la tuya?

Les recomiendo que miren en qué son buenos o qué quieren hacer, busquen quiénes son los líderes de este campo e intenten trabajar con ellos. Si es en el campo de la tecnología que busquen becas de verano. Todos los grandes laboratorios tienen internship programs. Además de empresas como Microsoft, existen otras instituciones como el CERN o la Agencia Espacial Europea que también tienen programas de verano. Les digo también que los inicios siempre son precarios. De hecho, depende del campo al que te dediques puede que nunca llegues a ser reconocido, por lo que lo más importante es que te guste y te lo pases bien. Yo no tuve un contrato fijo hasta los 30 años, me acuerdo un año que tuve que hacer la declaración de la renta en tres países distintos mientras vivía en un piso compartido con tres personas en Londres y mi marido vivía en Madrid. Esta vida, definitivamente, no es apta para todos.

Mar González Franco

Tras sus estudios básicos en la enseñanza pública estudió una doble titulación en Ingeniería Informática y Multimedia en la Universidad Ramon LLull de Barcelona, y un Master en Ingeniería Biomédica en la Universidad de Barcelona y Tsinghua University (China). Después completó su doctorado con el Prof. Mel Slater en el EventLab de Barcelona, afiliada como estudiante visitante en el MIT MediaLab e hizo un post-doctorado en University College London. Con el interés de tener más impacto en la sociedad, pasó a trabajar en laboratorios industriales; creó un laboratorio de tecnologías inmersivas para Airbus en Reino Unido y luego se incorporó al mundo de las start-ups como científica en Traity. Ahora es Investigadora en Microsoft Research.

Deja un comentario