Universitat Oberta de Catalunya

Entrevista a Roger Sales (RenalClick)

El pasado 5 de noviembre se entregaron los Premios UOC-RMF, organizados por la Universitat Oberta de Catalunya y Ramon Molinas Foundation que han reconocido los tres mejores trabajos finales de los estudiantes de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC.

El finalista en la categoría multimedia fue Roger Sales López, con su aplicación “Renalclick: Sistema para la autogestión de la enfermedad renal crónica”. La revista Mosaic lo ha entrevistado.

¿Qué estudios has realizado en la UOC? ¿Y por qué en la UOC?

En Junio de 2015 me gradué en Multimedia, después de 4 años y medio. Casi había cumplido los 30 cuando empecé y no tenía previsto volver a estudiar, mucho menos un grado universitario, pero el modelo de educación a distancia (en aquel momento ya estaba trabajando a jornada completa y la UOC era la única vía para poder seguir formándome) y, sobretodo, el programa formativo del grado de Multimedia me engancharon sin remedio e hice la primera matrícula sin pensármelo.

¿Qué buscabas con este Grado? ¿Cuál es tu trayectoria anterior?

Mi trayectoria es un poco errática. Empecé a los 18 años como estudiante de Medicina en la Universidad de Barcelona, pero poco a poco me fui dando cuenta de que aquello no era lo mío y al finalizar el tercer año dije “basta”. Mis padres no se lo tomaron muy bien, pero me apoyaron incondicionalmente, sabían perfectamente que siempre había tenido otras inquietudes relacionadas con el dibujo y el diseño. Recomendado por un amigo, entré en la Escuela Superior de Diseño (ESDi) y también pasé por el Istituto Europeo di Design (IED), en ambos centros para formarme en diseño gráfico pero me encontré con el mismo problema en los dos: se centraban mucho en lo visual y poco o nada en la programación. Por poner un ejemplo, aprendíamos a hacer webs con la vista de diseño de Dreamweaver, sin entrar nunca en la vista de código, y cuando algún conocido o amigo me pedía de hacerle una web, me daba cuenta de que no sabía porque me faltaban muchos conocimientos. Eso es lo que buscaba y lo que el grado de Multimedia ofrece, no sólo trabajar lo visual sino también la programación que hay detrás.

¿Qué te ha aportado el Grado que ya buscabas? ¿Y otra cosa que no te esperabas?

La propuesta que hace la UOC en cuanto a la planificación de asignaturas para los dos primeros semestres de la carrera es muy inteligente: diseño gráfico, vídeo, imagen y lenguaje visual, lenguajes y estándares web, programación,… Un ejemplo de lo que es este grado, un “todo en uno” perfecto si vienes con unas aspiraciones parecidas a las mías. Lo que desconocía completamente era el aprendizaje basado en la evaluación continua, las famosas PACs y demás, y la verdad es que ahora ya no me imagino estudiando de otro modo. También se han despertado en mí otras pasiones ocultas, como todo lo relacionado con las tecnologías web o la producción audiovisual.

Propuesta gráfica
Roger Sales, durante la presentación de su app

¿Cuál fue la motivación para realizar este proyecto?

Llevo siete años trabajando en la Unidad de Innovación de la Fundació Parc Taulí, ayudando a los profesionales sanitarios de la Corporació Sanitària Parc Taulí a generar ideas innovadoras para crear nuevos productos que mejoren la calidad de vida de los pacientes y la asistencia sanitaria. Si la idea del profesional supone un desarrollo de producto o de software, normalmente buscamos empresas externas que puedan dar respuesta. Cuando vino el equipo de enfermería de diálisis y nos explicó los problemas que se encontraban con sus pacientes renales crónicos y la necesidad de un sistema de gestión médico-paciente, quise aprovechar la oportunidad de ofrecerles yo mismo la solución técnica. Les propusimos realizar un primer prototipo, que sería mi trabajo de final de grado, que luego serviría para contactar con empresas que lo desarrollaran de manera completa y a un coste inferior.

¿Qué peso le das a la parte de diseño y cuál a la parte de desarrollo?

Al ser un sistema de gestión conectado a una base de datos, me preocupaba mucho que fuera funcional, y como solamente disponía de 3 meses, tenía que estar seguro de que cuando empezara a desarrollar, todo funcionaría como esperaba. Así que, basándome en las necesidades del sistema, dediqué la primera mitad del tiempo a buscar las tecnologías adecuadas, a probarlas, a crear pequeños módulos de programación funcionales y ensamblando unos con otros. Por supuesto, también trabajé una mínima identidad corporativa para que todo cobrara vida desde la interfaz de usuario. Con este trabajo previo de diseño hecho, el desarrollo durante el tiempo restante fue mucho más ágil, aunque siempre se hacen revisiones, correcciones y ajustes.

¿Por qué optaste por una aplicación móvil y una plataforma web?

“Renalclick”, bautizado así por el equipo de enfermería de diálisis, está orientado, en primer lugar, a los pacientes. Éstos hacen registros de constantes vitales y de signos y síntomas, y pensamos que la manera más fácil para ellos era a través de una aplicación móvil, disponible a un solo clic y en cualquier momento y lugar. Pero “Renalclick” también está orientado a los profesionales sanitarios: cada paciente depende de un centro de diálisis, y cada centro debe poder monitorizar a sus pacientes. Pensamos entonces que el personal médico estaría más cómodo visualizando a sus pacientes desde un ordenador, con una pantalla más grande, para analizar los datos y tomar decisiones al respecto. Aún así, diseñé la web para que se adaptara a cualquier tamaño de pantalla, incluyendo dispositivos móviles.

¿Qué aporta tu proyecto respecto a lo que existe en el mercado?

Existen otras aplicaciones móviles que ayudan a los pacientes renales a gestionar su enfermedad, pero en un sentido muy amplio. Ofrecen sobretodo pautas alimenticias, algunas se atreven más con la medicación, pero ninguna de ellas ofrece una gestión integral de la enfermedad ni tampoco forman parte de un sistema mayor de comunicación entre médico y paciente. Lo ventajoso de “Renalclick” es que el paciente hace sus registros y el personal médico puede monitorizarle en ese mismo instante. Además, se comporta de manera inteligente: ofrece a los pacientes recomendaciones en base a sus registros y genera alarmas en la plataforma web para que el profesional sanitario vea rápidamente los registros que hay que vigilar (por ejemplo, una presión arterial elevada o variaciones de peso anormales). Y esto todavía puede mejorar mucho más.

¿Qué beneficio social crees que aporta tu proyecto? ¿A quién va dirigido?

El objetivo principal es ayudar a ese 7% de la población que sufre una enfermedad renal crónica. Sabemos que los tratamientos que siguen son largos, se ven obligados a seguir pautas muy estrictas en su estilo de vida (alimentación, medicación,…), tienen una participación muy poco activa en todo el proceso y acaban por desmotivarse y despreocuparse, con el peligro que eso conlleva para su salud. Con “Renalclick” les ayudamos a que tomen el control, que se conciencien de su enfermedad y que participen activamente en su evolución, siempre con el soporte médico de su centro de diálisis.

¿Qué pensaste cuando te dijeron que eras finalista en la 2a. edición de los Premios UOC-RMF y tenías que ir a la entrega de premios? ¿Cómo viviste el acto?

Fue una inyección de moral muy grande. Estaba muy contento con el resultado obtenido en la asignatura del TFG, mi consultor y el profesor de la asignatura me recomendaron que me presentara a los premios, pero nunca pensé que llegaría a la final. Si la UOC tiene un defecto (insalvable por otro lado, teniendo en cuenta el modelo educativo a distancia), es que los alumnos no tenemos relación entre nosotros, no sabemos lo que hacemos y desconocemos el potencial real al que nos enfrentamos. Desde el primer momento trabajé para que el prototipo fuera lo mejor posible y que te reconozcan el esfuerzo de esta manera es todo un privilegio.

El día del acto estuve muy nervioso, no puedo engañar a nadie, ya que estás ahí, deseas y esperas ganar. Pero al menos pude conocer en persona a parte del profesorado del grado, así como a los otros finalistas, estupendos todos. Siempre agradeceré a la universidad el haberme dado esta oportunidad única.

Propuesta gráfica
Roger Sales, en un momento de la presentación de RenalClick

¿De qué manera haberte formado en un Grado como éste, ha cambiado tu manera de ver la tecnología y/o el diseño?

No solamente he cambiado la forma de ver la tecnología y el diseño, también ha cambiado mi forma de ver la vida en general. Después de estos 4 años, pero sobre todo después de este proyecto, me veo capaz y sobretodo con ganas de hacer muchas cosas, tengo algún proyecto en mente para poner la tecnología al servicio de la gente, dando solución a problemas o necesidades no cubiertas. Ya veremos en qué queda todo, pero esta motivación no la tenía antes… ¡y la quiero aprovechar mientras dure!

¿Ser finalista en los premios ha dado un impulso a tu carrera?

Todavía es muy pronto para decirlo… Poco después de graduarme, cuando ya sabía que era finalista en los premios, fui promocionado en mi trabajo. Es algo que ya estaba más o menos previsto, pero quien sabe. Supongo que todos intentamos sacar el máximo provecho de nuestros logros académicos y quizás mi oportunidad todavía esté por llegar.

¿Tu proyecto tendrá continuidad?

Desde luego. Estamos cerrando un acuerdo de colaboración con una empresa pequeña de desarrollo de aplicaciones móviles, y por otro lado una multinacional del sector sanitario ha mostrado su interés en contribuir económicamente para que podamos afrontar el coste que tendrá desarrollar el sistema de manera completa. El prototipo realizado en el proyecto servirá como punto de partida para que otros sigan el trabajo donde yo lo dejé, aunque no me sentiré realizado del todo hasta que el sistema vea la luz de verdad y se demuestre que, efectivamente, la calidad de vida de los pacientes renales ha mejorado. Por poco que sea.

Etiquetas:
Roger Sales

Roger Sales López ha hecho tres años de la carrera de Medicina y otros tantos de diseño gráfico, pero finalmente ha encontrado la formación que buscaba en la UOC, con el grado de Multimedia. Actualmente, trabaja en la Unidad de Innovación de la Fundació Parc Taulí, para ayudar a los profesionales sanitarios de la Corporació Sanitària Parc Taulí a generar ideas innovadoras con visión de mercado.

Deja un comentario