Universitat Oberta de Catalunya

Festival Offf: “Fail gracefuly”

El Offf volvió un año más a situarse como un festival de referencia en el ámbito de la creación y la cultura digital (o post-digital como sus organizadores lo definen). Durante los días 7, 8 y 9 de mayo se concentraron en Oeiras (Portugal, muy cerca de Lisboa) una interesante selección de participantes del panorama internacional, tanto del campo artístico, como del diseño y de la creación visual y sonora digital. El cartel reunió a diseñadores gráficos, diseñadores web, de interactivos, de motion grafics y también artistas de la escena DJ vinculada a la creación visual.

Este es el segundo año que el Offf se celebra en Portugal, después de que durante años fuera un festival asentado en Barcelona (desde 2001). El año pasado se celebró en la ciudad de Lisboa, pero este año la ciudad de Oeiras, que celebraba su 250 aniversario, organizó una serie de eventos culturales y quiso contar con la presencia del Offf en sus celebraciones. Para ello, la ciudad puso a disposición de la organización los hangares de la Fundición de Oeiras, capaces de acoger a las más de 3500 personas que compraron su entrada este año.

En sus nueve años, el Offf ha ido creciendo en cuanto a público y ha evolucionado como festival que busca presentar el arte hecho para nuevos medios a partir de las personas y las ideas que hay detrás de él. Y aunque poco tiene que ver ya con el “Online Flash Film Festival” que dio origen a su nombre, lo cierto es que ha mantenido un cierto espíritu inicial formativo (los dos talleres de este año estuvieron a cargo de Renascent y U.V.A), e incluso de resistencia a someterse exclusivamente a unas directrices marcadas por los new media, como prueba el hecho de haber traido a una fotógrafa como Eva Vermandel (no vinculada especialmente al medio digital) y a Si Scott Studio, que trabaja sus ilustraciones a tinta y de manera manual. También es de agradecer la convocatoria abierta de trabajos para aparecer en el catálogo, de los cuales se hace una selección que aparece en la sección de artistas invitados.

Sin embargo, ahora debe adecuarse a nuevos retos organizativos y también nuevos proyectos para dar respuesta al seguimiento de un público masivo y diverso, y a la propia evolución del mundo creativo digital. Inofffensive (el colectivo-agencia que organiza y dirige el Offf) debe asumir que la disparidad de personajes invitados comporta también una cierta desigualdad en cuanto a las habilidades comunicativas de cada uno de ellos. Y mientras algunos se dedicaron a enseñar lo mejor de su porfolio o a repasar los últimos trabajos en relación al lema de este año, otros, como Neville Brody o Robert L. Peters, se dedicaron a reflexionar sobre su trayectoria compartiendo lo que habían aprendido a lo largo de sus carreras. Lo más interesante de estos últimos es que lo hicieran desde una visión crítica y esperanzadora sobre el papel del diseño y la imagen en un mundo donde el peso de la cultura visual es cada vez más evidente.

Nuevos tiempos

Recuerdo haber estado en la edición del 2007 en Barcelona y si algo pude comprobar es que los tiempos cambian de manera muy acelerada. Y me refiero a la manera de vivir un festival de estas características. Y es que cada vez es más habitual contar con Wi-Fi y puntos de conexión para la recarga de baterías en este tipo de eventos. Todo ello comporta que cada vez es más normal asistir a charlas en las que la gente sigue la conferencia con el portátil encendido y conectado a la red, lo cual posibilita navegar por Internet al tiempo que se escucha la charla, o en el caso de los periodistas o bloggers, generar sus escritos sobre las conferencias en directo. Además de que nos permite, ¡como no!, mantener activos los comentarios en Twitter. Esta vez me di cuenta de que algo que hasta hace muy poco era una opción (la posibilidad de conexión Wi-Fi) ahora es ya un requisito que se une a los planteamientos logísticos y de organización de un festival de este calibre… Estar permanentemente conectados a la red parece ser ya no una opción sino algo fundamental.

La organización del Offf 2009

El festival cuenta con 8 espacios diferenciados a en los que despliega su oferta. Aquí tenéis un repaso rápido.

Roots: Es la sala grande y el corazón del festival donde se realizaron las conferencias. En realidad era un hangar con 4 pantallas gigantes que debía acoger en teoría a los más de 3500 asistentes. Todas las conferencias se realizaron en inglés, pero había traducción simultánea y curiosamente era en español, algo un tanto raro tratándose de un evento en Portugal.

Loopita: Un lugar dedicado a la música experimental, donde escuchar las propuestas en vivo de la música electrónica programada. Un espacio no demasiado grande pero que se transformó en un frame.sync o espacio temático cubierto por artistas del catálogo del sello alemán Raster-Noton. Por allí pasaron artistas como Franh Bretschneider, Atom, Fennesz, Senking, Pixel, Kangding Ray, COh, Pomassl, Snd, Alva Noto, Byetone o Signal.

Openroom: Un espacio de promoción para nuevos nombres de la escena digital así como proyectos independientes. Un espacio, en definitiva, abierto a la promoción de nuevos talentos, la cual es otra de las aportaciones interesantes del Offf.

Cinexin: Un espacio de proyección en la parte trasera de Roots donde se proyectaron algunos trabajos de vídeo y proyectos independientes.

Mercadillo: En el largo pasillo de entrada al hangar de Roots se pasaba por el mercadillo, donde se podían comprar diferentes productos como trabajos gráficos, camisetas, libros, CD’s, DVD’s, revistas o productos de merchandising de diferentes artistas o colectivos independientes. Al otro lado se podía acceder a algunos espacios de exhibición del festival de productos como las pantallas táctiles de Microsoft.

Showplace: Es el espacio principal de exposición y de instalaciones del Festival donde se promueven obras que van desde el arte interactivo y generativo al arte sonoro y la ilustración. Este año, ubicado en una gran nave de los hangares. Contó con varias piezas interactivas interesantes, una de Joshua Davis y otra del colectivo Multitouch Barcelona.

Machina: Un espacio de ordenadores accesible a los asistentes.

Chillax: Un modesto espacio de chill out para relajarse un poco.

El ‘fallo con estilo’ como lema, todo un enfoque conceptual

El Festival escogió este año un lema a partir del cual los artistas invitados organizaron sus charlas: “Fail gracefully, This isn’t flying, this is falling with style”. Tal como recoge la introducción, el festival Offf se ha interesado en descubrir el fallo como el lado oscuro de la tecnología y, tal vez ahondando en el error, ésta se consigue humanizar un poco. Lo cierto es que el error es algo que ha estado presente en la investigación del arte digital desde sus inicios. Pero desde un festival, dedicado a promover lo mejor de la escena profesional de éxito y a recoger las tendencias estéticas más cutting edge del momento, poner la atención en el error como origen de acierto estético también supone un reto como oportunidad para revisar el “proceso creativo”. Sin duda, el contexto cultural, complejo e híbrido de nuestras sociedades plantea problemas comunicativos donde el acierto o el error pueden ser relativos, o condicionados a un determinado contexto o un determinado momento.

Visto así, resulta interesante relacionar el lenguaje lógico de la programación y de la tecnología con el de la comunicación visual y cultural, mucho más abierta a la interpretación y a menudo a la falta de una lógica clara. Ante estos retos las redes sociales también están aportando mucho a la evaluación de los productos de software y a acercarnos a una redefinición del fracaso. En este sentido las proliferación de las aplicaciones web 2.0 en permanente fase “beta” son un ejemplo de como el producto perfecto parece no existir y como la evolución continua que la comunidad de usuarios parece dirigir alecciona sobre nuevas estrategias de éxito basadas en la superación del error o en aquello que de entrada no funciona del todo.

El error, por tanto, se convirtió en la referencia, aunque cada ponente hizo su propia lectura de ello.

El poso de ‘Roots’

Un festival como el Offf puede suponer un fuerte impacto creativo capaz de hacerte cargar pilas y de convulsionar la experiencia estética. Sin embargo, algo tan subjetivo difícilmente podría describirse en una crónica de estas dimensiones. Es por ello que no pretendo repasar aquí todo lo que allí tuvo lugar (y dejo especialmente aparte las actuaciones del espacio de Loopita) sino rebuscar un poco en lo que el Offf me ha dejado de poso a partir de las conferencias estrella del espacio Roots.

Mas allá incluso del eje conceptual generado a partir del ‘fallo’, el Offf me permitió no sólo tomar el pulso de la escena creativa y tecnológica de la cultura digital del momento sino también reflexionar y reilusionarme con algunos aspectos de dicha cultura, así como con los trabajos e ideas de algunos artistas y estudios híbridos que pueden resultar muy interesantes e inspiradores para los estudiantes de la UOC.

Quisiera empezar con Neville Brody que también abrió el festival y dejó caer algunas perlas interesantes. Este diseñador gráfico, tipógrafo y director de arte de la vieja escuela conocido por su trabajo en la revista The Face o Arena, ha dirigido diferentes revistas internacionales y ha desafiado incesantemente los límites de la comunicación visual. Ha publicado algunos de los libros más vendidos sobre diseño y es toda una autoridad que parece no haber perdido un ápice de modernidad y de capacidad exploratoria. Su discurso fue sin duda uno de los más sugerentes del Festival. Empezó con un mensaje: “Make trouble” que dejaba claro de entrada el tono de la que fue toda una clase magistral de ideas y de enfoque con un marcado trasfondo político. Como él dijo, “después de 20 años, Research Sudios continua estudiando el cambio y el dinamismo como centro y eje de su trabajo, ya que la sociedad está también en permanente cambio”. Una de sus máximas a partir de un reciente proyecto fue “Free me from Freedom”, también como una manera de decir que la libertad es una trampa en el contexto social moderno. Una de las ideas que tal vez impactaron más en la audiencia fue la de que nos hallamos por primera vez en un momento de la historia de nuestra sociedad en la que ya comenzamos a ser conscientes que el mundo que dejaremos a nuestros hijos será peor que el que hemos heredado nosotros. Ante esta idea, Brody apeló a la responsabilidad de los comunicadores visuales como agentes sociales con un papel relevante en el cambio de paradigma de progreso. Compromiso que él parece haberse tomado en serio tal y como refleja el trabajo de su estudio y algunos proyectos como la revista interactiva Fuse.

El colectivo Multitouch Barcelona nos obsequió con una refrescante conferencia y trabajos de video, compartiendo algunos de sus proyectos recientes, todavía muy exploratorios respecto a las posibilidades de las pantallas táctiles y de los dispositivos de interacción, pero muy sugerentes ya que se interesan por desarrollar una interfaz más humana. Desde las posibilidades del juego, la exploración táctil y desde la sencillez que permite el simple movimiento de las manos y el cuerpo, este colectivo defiende una nueva vía para hacer de la tecnología algo cercano, intuitivo y cálido.

Jason Brugues Studio fue, desde mi punto de vista, una de las sorpresas más interesantes del Offf. Se trata de un estudio híbrido que combina arquitectura, arte e interacción humana y sitúa al diseño en la intersección de estos tres campos. Cuenta con un equipo polivalente de personas que se ha dedicado tanto a proyectos de diseño de espacios interactivos para escenarios musicales, como a instalaciones de luz en edificios y espacios públicos con una marcada línea experimental en lo tecnológico sin olvidar lo estético. Destacaría proyectos como Memory project, Litmus o Wind to light, este último de una gran fuerza poética, realizado a partir de pequeñas hélices que generan luz en leds a partir del viento. Sin duda, un estudio fascinado por la tecnología pero también por como la gente es capaz de animar y dar vida a los espacios. Todo un ejemplo de estudio capaz de fusionar disciplinas y de ayudarse de la tecnología para plantear proyectos innovadores alimentados de su contexto.

Con U.V.A. (United Visual Artist) se llegó a otro de los platos fuertes de la jornada. Este colectivo, que ha pasado de tres a contar con 17 personas define también un nuevo modelo de estudio y de línea de trabajo en el campo de los new media, reuniendo diseño, programación y producción de proyectos. Sus campos prioritarios son las instalaciones, la música y los proyectos corporativos.

Su profesionalidad viene marcada por su capacidad de desarrollar y diseñar herramientas para crear arte (tal y como ellos lo definen). Dichas herramientas (como Dragonfly one) les han permitido situarse como referente en la escena de creación de visuales en directo para grupos como Massive Attack, Travis, Chemical Brothers o U2.

Con James Paterson y Amit Pitaru, pudimos asistir a una de las muestras más interesantes de ilustraciones animadas. Este tándem sorprende por la gran dosis de fantasía y creatividad, al tiempo que sabe sacar jugo de sencillas aplicaciones.

Chris Milk, fotógrafo y uno de los realizadores de videoclips más reconocidos del momento, presentó su trabajo de una manera diferente, no fue una conferencia sino una entrevista. Y aunque su carácter retraído y aparentemente tímido hizo que faltase un poco de fluidez en la comunicación, sus trabajos hablaron por si mismos. En ellos se refleja el marcado carácter crítico y peculiar de este director que sabe conjugar de una manera magistral la imagen digital y de síntesis con la real para generar un lenguaje ecléctico y original propio.

El viernes el espacio de la primera conferencia sirvió para hacer una rápida presentación del diseño portugués a partir de cuatro destacados estudios: R2 Design, This is Pacifica, Musa Worklab y Alva. Este último presentó uno de los vídeos más divertidos del festival: WTFisALVA.

Aaron Koblin fue otra de las estrellas esperadas. Sorprende su juventud y su interesante trabajo a partir de la visualización de datos. Tal como él planteaba, “los datos son la polución de nuestro tiempo, pero explican cosas de nuestras vidas”. Su trabajo se basa en capacidad de mirar algo obvio de una manera nueva hasta hacerlo parecer extraordinario. Según él, se debe pensar un proyecto a partir de los datos obtenidos, no sobre el mundo real. A destacar piezas como el trabajo sobre los patrones que dibujan el tráfico aereo sobre Norte América o el videoclip House of Cards para Radiohead, un trabajo 3D generado a partir de lásers y sensores.

Con Robert L. Peters llegó otra de las conferencias magistrales del Offf. Su discurso recogió todo un catálogo de reflexiones que resumía su sabiduría de una manera modesta, lo cual le valió que la audiencia lo despidiera de pie con un caluroso aplauso.

Realmente fue sugerente y estimulante. Empezó con una máxima: “Si no te importa donde estás, nunca estarás perdido”, como una manera de defender el hecho de explorar más allá de lo conocido sin temor al sentimiento de sentirse fuera de lo “conocido”. Ideas esta que también suscribiría a su forma Joshua Davis más tarde.

Peters defendió las ideas como las raíces de toda creación, abogando por un diseño donde no solo las apariencias cuentan. Su trayectoria como diseñador y consultor de estrategias de diseño, jurado, escritor y conferenciante le ha llevado a tener una vida intensa que le ha permitido visitar cerca de 60 países. En él se veían plasmadas algunas de las respuestas del compromiso vital a las que aludía Brody. La vida que lleva en una casa de bajo impacto energético diseñada y construida en madera es una muestra de ello.

Su conferencia la planteó a partir de un discurso basado en el índice recogido en la siguiente imagen.

A partir de estos temas fue desgranando ideas que iban siendo reforzadas por continuas frases y aforismos de personajes diversos, y en los que se recogían numerosas muestras de lo importante que llegan a ser los errores en los procesos creativos. También insistió en la necesidad (desde el diseño) de adoptar un punto de vista crítico con el propio sistema consumista, y más reconociendo el peso de la comunicación y de la cultura de la imagen en la sociedad actual. En definitiva, hizo un discurso cargado de mensajes que incentivaban a plantearse el diseño desde un compromiso con la creatividad y con la realidad, para ser así, transformador.

A continuación tenéis algunas de las frases recogidas.

La productora Pes presentó sus mejores cortos de video, realizados siguiendo las más estrictas técnicas del stop motion. Sus trabajos tanto de carácter experimental y artístico como publicitario son todo un ejemplo de investigación donde cada video supone un problema que requiere una solución diferente. Os recomiendo algunos imprescindibles del sello personal de Pes como Human Skateboard o Roof sex.

Paula Scher fue otra de las estrellas invitadas que más brilló. Esta reconocida y prestigiosa diseñadora americana recoge una larga trayectoria como directora de arte y diseñadora. En su conferencia mostró algunos de sus trabajos más queridos, y también algunas de las obras que como artista realiza últimamente. Se trata de mapas sumamente minuciosos y densos de información detrás de los cuales se genera una cartografía muy personal.

En sus trabajos de diseño gráfico, algunos de ellos aplicados a la arquitectura, demostraba una mezcla de diseño riguroso y funcional, al tiempo que innovador y provocador en su justa medida.

Joshua Davis realizó una memorable conferencia con su peculiar y desenfadado estilo elocuente y divertido. Se trataba de una excelente presentación en lo formal, en la que hacía un recorrido a partir de la idea del ‘espacio’ como excusa para experimentar y generar algunos de sus últimos trabajos. Joshua Davis, que comenzó siendo un abanderado de Flash, continua siendo un referente para muchos diseñadores en cuanto a generador de tendencias. Sin embargo, ahora su dominio técnico ya no es su única baza. Como él argumentó, se trata de ser original en cuanto a ideas y ser capaz de explorar siempre nuevos caminos. Sus trabajos, basados en la generación aleatoria de imágenes a través de programación flash, son también aprovechados para la realización de obras impresas y todo tipo de estampaciones en objetos de merchandising. Pero no solo eso, Davis ha encontrado también en las conferencias y las masterclass un entorno en el que se mueve como pez en el agua. Y es que se tiene que reconocer que es un gran comunicador, capaz de conectar y simpatizar con el público. Está tan seguro de si mismo y de su capacidad de autosuperación que deja descargar desde su web, los ficheros de flash que generan sus trabajos una vez los ha presentado. En esta ocasión Davis participó también con una instalación interactiva. Tal vez uno de sus mejores consejos fue: “Busca la inspiración fuera del ordenador”. En su caso, los últimos trabajos vienen influenciados por la heráldica, los aviones de guerra de las dos guerras mundiales, los mapas y los hallazgos sobre azulejos en Portugal y España.

Si una cosa hay que resaltar del Offf es que el hecho de haberse convertido en un acto multitudinario resta posibilidades a las conferencias en cuanto a la posibilidad de participación. Solamente durante una mesa redonda que tuvo lugar el último día, el público pudo participar y preguntar a los artistas y diseñadores que se encontraban en el escenario. Entre ellos estaba Florian Schmitt de Hi-Res, un estudio de diseño web de referencia donde la personalidad de su fundador todavía no se ha disuelto entre un grupo de profesionales.

Por la tarde Si Scott abrió el turno. Este ilustrador inglés no brilló por su capacidad de comunicación pero puso de manifiesto que la cultura de la ilustración a tinta (totalmente manual) no está ni mucho menos acabada a juzgar por el éxito que sus diseños ultra-ornamentados han tenido recientemente y lo mucho que han influenciado a nivel de tendencias.

El estudio Grey London fue uno de los ausentes de última hora, lo cual me dejo personalmente un poco decepcionado, ya que algunos de sus trabajos demuestran que se puede hacer publicidad sin renunciar a un tipo de creación que en el ámbito de un museo bien podría presentarse como arte. En todo caso vale la pena una visita a su página web para ver el tipo de trabajo que pueden realizar a nivel de interactivos y en especial el último trabajo para Toshiba.

Como curiosidad la conferencia de Nerdference panel, una reunión de “nerds” por el open hardware, que contó con Eric Wilhelm, Peter Kirn, Gijs Gieskes y presentada por Julià Carboneras.

Y para finalizar los expertos de del diseño experimental para la producción cinematográfica y los motion grafics como Digital Kitchen y Kyle Cooper de Prologue cuyos trabajos hablan por si solos, presentes en algunas de las superproducciones americanas del último año como en “El curioso caso de Benjamin Button” (Prologue). Este año incluso el propio Offf pudo contar con un video de créditos realizado por Prologue.

Y para acabar quisiera hacerlo con un mensaje de cierre presentado por Joshua Davis al hilo del error: “what we do know is this… if you are not prepared to be wrong… you’ll never come up with anything original.” (Sir Ken Robinson)