Universitat Oberta de Catalunya

Ramon Masip

“No puedes hacer dos webs iguales, ya que no existen dos clientes iguales”

Mosaic: Diriges Quadrícula desde el año 2000, pero ya tenías experiencia en el sector del diseño gráfico anteriormente. ¿Qué es lo que te llevó a crear tu propia empresa?

Ramon Masip: La inconsciencia, supongo. Y el responderme a la pregunta: ¿Si tuviese una empresa, contrataría a alguien como yo? Como la respuesta era no, pues me monté mi empresa. Así no te pueden echar. Tenía experiencia en informática pero a nivel muy básico, y nunca mejor dicho, ya que había dado clases de BASIC y ofimática a principios de los 90: DBASE III PLUS, Lotus 123, Wordstar creo que se llamaba… Pero me gustaba todo aquello que hacía referencia al diseño, así que me apunté a un curso sobre “Herramientas Multimedia para Internet”.  Corría el año 1999, y por aquel entonces el mundo de internet era todavía muy desconocido, incluso para mí. Aun así, me pareció fascinante.

Monté Quadrícula en el 2000, aprovechando que una amiga diseñadora gráfica, Mª Jesús Azor, quería también independizarse. Así,  alquilamos juntos una oficina, lo que nos permitía compartir gastos.  De ahí a un curso en la escuela BAU de diseño gráfico por las noches, del cual sólo hice 1 año, ya que empezó a entrarme trabajo, y hasta ahora.

Mosaic: Nueve años después de aquellos inicios, la empresa ha evolucionado y ha cambiado el rumbo. Actualmente, ¿qué tipo de trabajos y proyectos realizáis?

R.M.: Hemos pasado de ser una empresa de diseño gráfico a dedicarnos en exclusiva al diseño y programación web. Tuvimos un punto de inflexión muy importante en el año 2007, que nos hizo recapacitar y nos obligó a especializarnos para poder seguir avanzando. El hecho de que el personal con el que contaba estuviera especializado en internet, hizo que me decantara por ese sector.
Actualmente, nuestro trabajo se basa casi en exclusiva en el diseño de webs, portales y tiendas online. También estamos empezando a realizar proyectos propios, o incluso compartidos con otras empresas y clientes, a los que aportamos nuestra experiencia en el sector. Somos un equipo de cuatro personas, dos de ellas a tiempo parcial. Además, mantenemos estrechas relaciones de colaboración con otras empresas, sobre todo con antiguos trabajadores que decidieron montar sus propios negocios dentro del mundo del web.

Mosaic: ¿Qué proceso de trabajo se sigue en Quadrícula? ¿Cómo se conceptualiza la web y su diseño?

R.M.: Partimos de un punto básico, que son las reuniones con el cliente. En Quadrícula siempre hemos creído que no puede haber dos webs iguales, ya que no existen dos clientes iguales. Es por eso que necesitamos de todo el conocimiento posible de la realidad del negocio del que vamos a realizar la web: producto, servicio, target al que van dirigidos, historia, catálogo, etc. De las primeras reuniones salimos con la idea de hacia dónde debe ir el proyecto, y a partir de ahí ponemos deberes ya que en definitiva son los clientes los que mejor conocen su negocio.

A nivel de diseño creo que una web debe ser la continuación de la imagen global de la empresa, por lo que si el cliente tiene un libro de estilos intentamos seguirlo al máximo, pero dándole nuestro toque en los detalles. En los casos donde el cliente quiere romper es en los que más disfrutamos, pues podemos inventar nuevas distribuciones de contenidos, navegabilidades, etc.

Mosaic: En los últimos años han aparecido nuevas herramientas de diseño web. ¿Hay herramientas que simplifican la tarea de creación de una página web o lo básico continúa siendo el código?

R.M.: El uso de las herramientas de programación te ayuda a ser más productivo, pero si realmente quieres hacer un buen trabajo necesitas conocer el código a fondo, conocer todas las instrucciones, sus atributos y cómo los interpretan los distintos navegadores. Yo tardé muchos años en abandonar mi querido Notepad, y eso me permitió conocer mejor cómo estructurar el código y el uso de los atributos.

Mosaic: Trabajáis para particulares, pero muchos de sus trabajos son también para entidades y la Administración local y comarcal. ¿Hay alguna diferencia a la hora de tratar con el cliente?

R.M.: No existe ninguna diferencia. Un cliente, sea de la administración pública, una empresa o un particular, no deja de ser el que te exige lo mejor para su proyecto, y la relación debe ser de total confianza. Se crean unos vínculos muy fuertes con nuestros clientes, ya que la mayoría no conocen este mundo, así que deben creerte casi a ciegas cuando les aconsejas como estructurar sus contenidos.

Mosaic: ¿Esa relación de confianza con el cliente la podemos entender como un valor añadido ante la gran oferta de empresas de diseño web existentes en el mercado?

R.M.: En nuestro caso lo que pretendemos es hacer entender a nuestros clientes que una web debe ser algo vivo, debe actualizarse constantemente para mejorar la comunicación y para mejorar la indexación, y trabajamos con ellos día a día, ayudándoles a que su web no les sea una carga, sino una ventaja competitiva. Esto repercute en que nuestros proyectos perduran en el tiempo, nuestros clientes siguen con nosotros y eso nos permite tener una base amplia de trabajos.

Mosaic: ¿Qué papel juega el portafolio en este aspecto?

R.M.: Muchas de las webs de nuestro porfolio son segundas, terceras y hasta cuartas versiones de un mismo cliente. Para nosotros el porfolio es básico, ya que te permite mostrar hasta dónde llega tu conocimiento, tu estilo y, sobre todo, para mostrar nuestra gran variedad de trabajos. Muchas empresas de diseño web no podrían hacer eso, ya que su catálogo es repetitivo por usar siempre las mismas plantillas, ya que anteponen el beneficio de un trabajo rápido a la calidad de un trabajo único.

Mosaic: ¿Qué ventajas ofrece un gestor de contenidos?

R.M.: Los CMS, como el que hemos desarrollado en Quadrícula, sirven para poder dedicar menos tiempo a la parte privada del web, a la intranet, y más a la parte pública, que es la que verá el target de nuestro cliente. De esta manera ganamos tiempo de desarrollo y podemos hacer webs más bonitas y usables.

Mosaic: ¿Es recomendable adaptar un CMS a una pequeña empresa que quiere tener una presencia actualizada y regular en Internet?

R.M.: El uso de CMS yo lo dejaría para grandes proyectos más que para pequeñas empresas. Para una web corporativa al uso es más práctico tener una web a medida, con un servicio de mantenimiento, que andar deshaciendo un sinfín de utilidades de los grandes CMS, que no sirven para su proyecto y que hacen complejas las actualizaciones.

Mosaic: ¿Qué herramientas debe tener en su ordenador una persona que se quiera dedicar al diseño web de manera autosuficiente?

R.M.: Para que un desarrollador de webs pueda realizar todos los pasos necesitará distintas herramientas: Photoshop, Dreamweaver, Notepad++, etc. Pero lo que yo recomiendo es sobre todo trabajar en un buen entorno, como puede ser Aptana, que te facilite el trabajo.

Mosaic: Y, ¿de qué conocimientos debe disponer esa persona interesada en trabajar en la creación de páginas y sitios web?

R.M.: La especialización de internet ha hecho que uno ya no pueda dedicarse a todos los aspectos que requiere el realizar una buena web. Si realmente te quieres dedicar a esto, debes elegir qué especialidad te será más atractiva: el diseño, la programación, la usabilidad, el SEO, etc. Una vez sepas por donde tirar, es bueno especializarte en la opción elegida y aprender un poco de todo, para que tu aportación a un proyecto web sea más eficiente.

Mosaic: ¿La complejidad de las páginas web a día de hoy exige perfiles muy especializados? Y lo más importante, ¿hay trabajo para ellos?

R.M.: Sí, hay mucho trabajo; lo exigen los clientes, lo exige internet y lo exige nuestro futuro. Somos trabajadores que estamos inventando nuestra profesión día a día. No tenemos historia que nos guíe sobre cómo debemos hacer las cosas, y eso es una ventaja, pero también un inconveniente. Todos hemos tenido que luchar contra un jefe de empresa cuyo hijo ha hecho un cursillo en el instituto de Flash o de HTML, y que se cree que con eso ya es suficiente para realizar una web y no entiende el porqué de tu precio. Ahora, la especialización y el hecho de que internet realmente requiera de unos conocimientos más avanzados de las herramientas y técnicas, facilita el que puedas distinguir una buena web de un trabajo amateur. Eso nos salvará a muchos; digamos que dignificará nuestra profesión.

Mosaic: Uno de esos aspectos es la usabilidad, a la que se da gran importancia. ¿Es más ruido que nueces?

R.M.: La usabilidad es básica, pero siempre teniendo en cuenta el público al cual va dirigido un trabajo concreto. Entendemos que el usuario de internet no es un tipo fijo, estándar y homogéneo. Existen muchos perfiles con características distintas, y la usabilidad debe adaptarse a los distintos targets a los que iremos dirigidos. No podemos tratar igual una web que va enfocada a diseñadores gráficos, que una dirigida a niños, a jóvenes o a empresarios del mundo del caucho. Cada uno tiene su propia experiencia de navegación y debemos adaptar la web al uso que se le vaya a dar. Esa es la buena usabilidad. No hay webs usables o inservibles, hay buenas o malas webs en función de su público.

Mosaic: ¿De la accesibilidad se puede decir lo mismo?

R.M.: Sí, la accesiblidad viene a sufrir los mismos males.

Mosaic: Hace tres años vio la luz otro proyecto: Infocket Información Portable, una empresa especializada en crear y distribuir contenidos para dispositivos móviles. ¿Cuáles son las principales diferencias al diseñar contenidos en función de la plataforma?

R.M.: Infocket nació a partir de una colaboración con la empresa Q-interactiva de Oviedo, que pertenece a Marcos González y Jorge Canteli, con los que nos asociamos en 2006 para aprovechar el auge de los dispositivos móviles. Realizamos un mapa interactivo portable para PDA’s, dispositivos que estaban de moda en esa época.

Inicialmente creímos que era una buena oportunidad de negocio. Posteriormente hemos podido comprobar que la evolución natural han sido los smartphones y los teléfonos de gama media alta con sistema operativo, y creemos que debemos seguir por ahí, confiando en el uso de FlashLite como lenguaje de programación. Los productos que desarrollamos están centrados casi en exclusiva en contenidos que ayudan a mejorar la experiencia del usuario.

Mosaic: Los dispositivos móviles con acceso a Internet están en proceso de expansión, pero pocas son las webs adaptadas a ellos. ¿Ganará importancia el diseño pensando en el formato móvil?

R.M.: En su día vimos que el futuro está en el móvil, y viendo como están apostando las grandes compañías de telefonía en las tarifas planas de datos, creo que no nos equivocamos. Lo que deben entender los desarrolladores, es que los móviles son elementos con características propias, y que aunque el navegador de un móvil pueda mostrar una web más o menos bien, si lo que queremos es una buena experiencia para el usuario, dicha web debe programarse como una aplicación a medida para su correcta visualización.

Mosaic: Tu último proyecto ha sido fundar Penedesdigital.cat, un medio de comunicación digital. ¿Cuál es la clave para diseñar un diario digital atractivo y a la vez sencillo de manejar por parte de la redacción?

R.M.: Lo de penedesdigital.cat viene a ser la respuesta a lo que hablábamos al principio: buscar proyectos propios que nos permitan depender menos de la entrada de clientes y empezar aventuras nuevas. En este caso, y en la primera versión del periódico, empezamos adaptando un gestor propio, pero el problema surgió con las mejoras. El día a día no nos dejaba tiempo para programar los módulos necesarios para mejorar el producto, así que decidí cambiar a un WordPress. Fue un gran acierto y supongo que un gran cambio cualitativo. Además nos permitió realizar mejoras con mayor rapidez.
Wordpress también permite el que todos los componentes de la redacción puedan trabajar desde sus casas, o incluso, si la ocasión lo requiere, publicar una noticia desde el mismo lugar en la que se está produciendo gracias al uso de tabletpcs con conexión a internet. Creo que se está creando una nueva manera de consumir información; el futuro del periodismo está en el móvil.

Mosaic: Para acabar, ¿a qué tendencias recomendarías que preste atención un profesional novato?

R.M.: Yo les recomendaría profundizar en el diseño basado en XHTML y CSS y, sobre todo, intentar ceñirse al máximo a los estándares, aunque sabemos que por desgracia esto es una utopía, y más viendo como llegan las nuevas versiones de los navegadores. En cuanto a lenguajes de programación: PHP, Ajax y Javascript a fondo. Con esta combinación se pueden realizar trabajos muy buenos.

Mosaic: ¿Qué prácticas y hábitos les aconsejarías a esos profesionales novatos?

R.M.: Les recomendaría navegar con los ojos abiertos, fijarse en los detalles de  las webs que les gustan y seguir aquellas páginas que recopilan los mejores trabajos y recursos, como la del amigo Skeku, de Criteriondg, ya que la información que existe es tanta que muchas veces se nos escapa. También les recomendaría leer, comprarse manuales de programación o libros de diseño.

Etiquetas:
Ramon Masip

Ramon Masip es el director de Quadrícula web+media. La empresa, creada hace nueve años, empezó dedicándose al diseño gráfico y actualmente se centra en el diseño de páginas web. Desde Vilafranca del Penedès (Barcelona), Masip y su equipo se han encargado de la creación y el mantenimiento de infinidad de webs particulares, de empresas y de diversas administraciones públicas. Desde hace tres años, Ramon Masip también se dedica a la creación de contenidos para dispositivos móviles a través de Infocket. Su última incursión ha sido en los medios de comunicación, con la creación de Penedesdigital, un diario digital de información comarcal.