Universitat Oberta de Catalunya

Gonzalo Trespaderne y Manuel Merlo

“La web 2.0 ofrece un campo de posibilidades infinito, muy sugerente y ciertamente aprovechable que, en cualquier caso, deberá tener, como siempre, al profesorado detrás para su supervisión, desarrollo y optimización”.

Mosaic: ¿Cómo definiríais los proyectos que lleváis a cabo?

Un Mundo de Valores: Son materiales educativos para desarrollar la educación en valores o las asignaturas de Educación para la ciudadanía y Educación ético-cívica adaptados a las tecnologías de la información y la comunicación. Dicho de otro modo: materiales que van más allá del libro de texto y las actividades tradicionales, ya que ofrecen recursos creados con las nuevas tecnologías como cazatesoros, webquest, envío de correos electrónicos a diferentes organismos o instituciones, así como otros que hemos dado en llamar, telenoticias, audioquest, videoquest, etc.

Mosaic: ¿Cómo surgió la idea de desarrollar estas aplicaciones?

U.M.V.: Hace unos cinco años Gonzalo terminó de escribir una novela didáctica sobre la historia de la ética y los principales problemas morales de nuestra sociedad, Los caminos de la felicidad. Nos preguntamos si se podía elaborar, a partir de ella, algún recurso educativo multimedia. Vimos unas cuantas sugerencias, entre las que destacaban realizar una versión digital con ilustraciones y audio para personas invidentes, así como distintas actividades (más allá de las ‘tradicionales’ que ya ofrecía) para cada capítulo que requerían la utilización de Internet. Nos pusimos manos a la obra durante un año y medio, presentamos el trabajo resultante al concurso que cada año convoca el Ministerio de Educación a través del Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (CNICE) para materiales educativos curriculares en soporte electrónico y obtuvimos un Segundo Premio Nacional y el Premio Especial 2006 por fomentar la lectura en enseñanza secundaria. La gran satisfacción personal que esto nos supuso, el reconocimiento de la labor por parte de la comunidad educativa y la impresión de que aún se podían hacer más cosas, nos llevó a un nuevo proyecto en el que el protagonismo lo tuvieran los recursos audiovisuales. Un año después, vio la luz Axial, ganador del Primer Premio Nacional en el mencionado concurso.

Mosaic: Los recursos son online y en CD. También tenemos entendido que pronto sale una edición en papel, ¿qué diferencias hay entre las dos versiones? Y, ¿por qué hacer una versión impresa?

U.M.V.: Nuestros trabajos están publicados en Internet, en el portal educativo del CNICE, en el servidor Averroes de la Junta de Andalucía y en nuestra página web. Axial ha sido editado en CD y la novela que dio lugar a la aplicación informática de Los caminos de la felicidad, acaba de ser reeditada en papel en catalán y en castellano. Hay muchas personas que nos la pedían en ese formato porque les interesa mucho como recurso didáctico y aún no están familiarizadas con el uso de las TIC. La ventaja es que pueden utilizarla en su casa o en el aula sin tener que disponer de un ordenador. La ‘desventaja’ es que no pueden realizar sus actividades multimedia.

Mosaic: ¿Quién conforma el equipo de trabajo?

U.M.V.: Básicamente, nosotros dos. Aunque luego contamos con la colaboración del alumnado a la hora de realizar algunos videos, fotografías, ilustraciones e incluso alguna composición musical y a la hora de probar si lo que estamos haciendo cumple con los objetivos deseados. También nuestra compañera Isabel nos ayuda con las telenoticias y algunos audios; algunas ONGs y asociaciones nos ofrecen documentales o reportajes. Y muchas personas que tienen cosas muy interesantes que contar con quienes realizamos las videoentrevistas.

Mosaic: ¿Cómo os organizáis?

U.M.V.: En los recreos y alguna hora libre nos reunimos en algún departamento en el que no haya mucha gente o nos salimos fuera a tomar un café. Nos contamos las últimas ocurrencias que hemos tenido. Luego nos vamos a casa y pensamos sobre ellas. Nos llamamos por teléfono o nos escribimos un correo si es necesaria alguna puntualización o si se nos ha ocurrido algo más. Ya después, nos pegamos nuestros madrugones y buscamos algún hueco más para ponernos a buscar, visitar, fotografiar, grabar, leer, estructurar, redactar, diseñar con el ordenador, hacer montajes, pensar en nuevas posibilidades… A partir de aquí, ponemos a prueba con nuestro alumnado lo que va saliendo y, finalmente, aprovechamos las vacaciones de verano para revisar que todo quede bien y terminar de ‘empaquetarlo’.

Mosaic: En el proceso de producción hay una parte importante de diseño didáctico y documentación. ¿Cómo la planteáis?

U.M.V.: Partimos de la base de lo que Gonzalo aprendió al realizar la carrera de Filosofía y Ciencias de la Educación, cursos de doctorado y de aptitud pedagógica, una tesina sobre el concepto de democracia más todo lo que leyó durante un par de años para documentarse antes de comenzar a escribir Los caminos de la felicidad. Manuel, por su parte, además de su formación como docente, ha trabajado en distintos proyectos del Ministerio en relación con las TIC y cuenta con miles y miles de horas que ha dedicado a la informática. Añádase luego, más de doce y dieciocho años respectivamente de experimentación en las aulas, uso de distintos materiales y recursos educativos (incluidos los que ofrecen las editoriales y empresas especializadas), asistencia a cursos de formación del profesorado, jornadas, congresos, indagación en nuevas propuestas pedagógicas y en nuevas tecnologías de la información y la comunicación, consideración de toda la normativa que va apareciendo para regular el sistema educativo y sobre todo, el currículo de las materias a las que nos dedicamos principalmente, mucho diálogo con el alumnado para conocer qué es lo que más le motiva en el proceso de enseñanza-aprendizaje o qué tipo de herramientas prefiere utilizar (y también con nuestras compañeras y compañeros para saber cuáles son sus preferencias). Y salir a correr o a practicar un poco de deporte, y sentarse a pensar, a hablar y a idear la mejor manera de conjugarlo todo para que el resultado sea atractivo, fácil de utilizar, variado, ameno, original, sugerente y, lo más importante: con una gran capacidad formativa.

Mosaic: Muchas de vuestras actividades son enlaces a la red, ajenas a vuestros materiales. ¿Qué hay de ventajas e inconvenientes en ello?

U.M.V.: Como ventajas, tenemos la variedad, la actualidad de la información que esos enlaces nos proporcionan. La principal desventaja es que algunos caducan y debemos sustituirlos por otros.

Mosaic: Los nuevos recursos que nos ofrece la red, ¿compensan el hecho que haya tanta información que sea complicado de digerirla?

U.M.V.: Creemos que la red ofrece, efectivamente, mucha información, mucho material en bruto con infinidad de posibilidades. Pero luego es necesario trabajarlo, pulirlo para conseguir de él un buen aprovechamiento pedagógico. ’Todo está en Internet’, pero las personas que nos dedicamos a la labor educativa tenemos que seleccionar, estructurar, corregir (si es necesario) y luego saber sacar el máximo partido a esa base diseñando cuestionarios, actividades…

Mosaic: ¿Os encargáis vosotros mismos del mantenimiento de los materiales?

U.M.V.: Si, volvemos a ellos de vez en cuando y, cuando descubrimos algo que puede servirles de complemento, lo integramos.

Mosaic: ¿Qué tecnología utilizáis en las aplicaciones? ¿Por qué?

U.M.V.: Intentamos desarrollar recursos muy accesibles y de rápida ejecución, con objeto de garantizar que se puedan utilizar desde cualquier equipo informático convencional, tales como los que se encuentran en los centros educativos. El formato elegido es el de página web (HTML y hojas de estilo) que incluye distintos componentes multimedia (vídeos, audio…).

Mosaic: ¿Por qué optáis por formato ‘novela didáctica’? ¿Podéis explicar el concepto?

U.M.V.: La idea surge del conocimiento que tiene Gonzalo de los Programas Lippmande Filosofía para Niños y de la obra de Jostein Gaarder El mundo de Sofía, un gran éxito editorial de hace unos cuantos años que servía para mostrar, a grandes rasgos, la historia de la filosofía. Nada más leerla, Gonzalo pensó que sería muy interesante realizar algo parecido con la historia de la ética.

Mosaic: ¿Cómo se guioniza la interactividad dentro del hilo argumental de la novela? ¿Por qué optasteis por la interactividad?

U.M.V.: Los personajes que aparecen en Los caminos de la felicidad y en El casting (que es otro relato creado por Gonzalo para Axial) son estereotipos juveniles con los que nuestro alumnado se sienta identificado enseguida. Esto logra que ‘se meta’ bastante bien en la trama y que cuando se le hacen preguntas sobre ella responda sin dificultad. A su vez, facilita la elaboración de redacciones exponiendo su punto de vista sobre algunas situaciones producidas, la escenificación de otras, la participación en debates. Por lo demás, la interactividad, que creemos que es sumamente necesaria en el proceso de enseñanza-aprendizaje para estimular la atención, la motivación, la asimilación de contenidos y la consecución de los demás objetivos del mismo, se ve acrecentada en el apartado de actividades relacionadas con cada capítulo con el desarrollo de webquest (ejercicios en los que se ejecuta un juego de rol como, por ejemplo, la asistencia de distintas delegaciones con diferentes cometidos a una cumbre internacional para tratar el problema del hambre en el mundo, los derechos de la mujer, etc. que requieren una importante labor de búsqueda de información en la Red), con la visita al oráculo de Delfos (donde los filósofos hacen preguntas al alumnado para comprobar si han asimilado los contenidos expuestos y les regalan búhos de la sabiduría y letras para construir una frase final que conseguirá que la Lechuza de Minerva les haga un regalo…) En Axial la interactividad se ha potenciado aún más con la elaboración por parte de nuestro alumnado de algunos de los videos y audios que lo componen y con el desarrollo del periodismo ciudadano que hemos querido estimular con distintos tipos de ejercicios.

Mosaic: ¿Habéis trabajado con los estudiantes en la construcción de los recursos y aplicaciones, en la elaboración del material didáctico? ¿Mejora el aprendizaje el hecho de haber participado en la elaboración?

U.M.V.: Mucho. Nos dimos cuenta de que cuanto más ponen de su parte, más les gusta trabajar luego con este tipo de materiales (a los que han participado directamente y al resto de las personas de su edad). Han colaborado en la realización de glosarios, fotografías, videos, audios, ilustraciones de la novela El casting, en la experimentación de un blog y, sobre todo, a la hora de contrastar si lo que vamos realizando satisface nuestras expectativas pedagógicas y las suyas.

Mosaic: Utilizáis todos, o casi todos, los modelos de actividades multimedia que hay. ¿Se puede decir que cada uno es útil para algún ámbito concreto?

U.M.V.: Aunque ofrecemos una gran variedad de actividades para que el profesorado tenga donde elegir, yo creo que a lo largo del curso, la persona encargada de impartir la asignatura va experimentando con los distintos modelos porque, efectivamente, cada uno de ellos sirve para desarrollar mejor cierto tipo de capacidades. Por ejemplo, la lectura de los distintos capítulos de Los caminos o El casting y la realización de los cuestionarios que llevan aparejados, así como el comentario de textos, mejora la competencia lingüística; los cazatesoros las estrategias de búsqueda, análisis, interpretación y selección de información; las webquest el trabajo en equipo; los debates, el saber expresar el punto de vista propio y respetar y valorar el de las demás personas; la edición de audios y vídeos la destreza en el uso de nuevas tecnologías…

Mosaic: Utilizáis todos, o casi todos, los modelos de actividades multimedia que hay. ¿Se puede decir que cada uno es útil para algún ámbito concreto?

U.M.V.: Aunque ofrecemos una gran variedad de actividades para que el profesorado tenga donde elegir, yo creo que a lo largo del curso, la persona encargada de impartir la asignatura va experimentando con los distintos modelos porque, efectivamente, cada uno de ellos sirve para desarrollar mejor cierto tipo de capacidades. Por ejemplo, la lectura de los distintos capítulos de Los caminos o El casting y la realización de los cuestionarios que llevan aparejados, así como el comentario de textos, mejora la competencia lingüística; los cazatesoros las estrategias de búsqueda, análisis, interpretación y selección de información; las webquest el trabajo en equipo; los debates, el saber expresar el punto de vista propio y respetar y valorar el de las demás personas; la edición de audios y vídeos la destreza en el uso de nuevas tecnologías…

Mosaic: ¿Habéis entrado a trabajar en un espacio virtual? ¿En grupos?

U.M.V.: ¿Web 2.0? Eso es algo que vamos a desarrollar en nuestro próximo trabajo.

Mosaic: ¿Es mucho más complicado construir el contenido para una aplicación multimedia que para un libro de texto ‘convencional’?

U.M.V.: Es más complicado porque lo primero incluye lo segundo y bastantes más cosas, ¡pero también ‘saca’ mucho más de ti y así se convierte en algo más estimulante y, cuando ofrece sus resultados, enormemente satisfactorio.

Mosaic: ¿Qué tipo de inversión pide un proyecto como el vuestro? ¿Es importante el apoyo institucional?

U.M.V.: En cuanto a instrumental, la inversión es mínima: un ordenador con conexión a Internet, una videocámara o una simple cámara de fotos que realice videos, un teléfono móvil, un equipo de grabación de sonido… poco más. Todo esto se encuentra disponible en cualquier centro educativo. Lo demás, esto es, los cientos y cientos de horas que hay que dedicar a todo el proceso son otro cantar. Aquí si resulta muy importante el apoyo de las Administración. Nosotros hemos invertido nuestro tiempo filantrópicamente primero y luego ya con el aliciente de los premios en metálico que ofrece el CNICE en su concurso anual (aunque si te pones a echar cuentas, no sales ni a diez euros las dos o tres horas que echas cada mañana, pegándote el madrugón, antes de ir al instituto, sin contar con todos los ratos libres ni los periodos vacacionales). Creemos que esto no es suficiente y que si se quiere que el profesorado se implique más en la elaboración de recursos educativos con las nuevas tecnologías hay que recompensarlo de alguna otra manera.

Mosaic: En un artículo de El Pais, decíais que ‘el libro de texto está superado por el ordenador, aunque es importante complementar ambas cosas’ ¿En qué sentido?

U.M.V.: Nosotros consideramos el proceso de enseñanza-aprendizaje en educación secundaria, sobre todo en materias del ámbito de las Humanidades y las Ciencias Sociales, debe tener como base las explicaciones del profesorado y el diálogo en el aula con el apoyo de manuales o libros de texto. Es a partir de aquí, cuando se trata de obtener más información en forma de documentos escritos o audiovisuales, de expresar lo que cada cual opina sobre un determinado asunto, de contribuir a la elaboración de conocimientos de forma colectiva (haciendo uso de blogs, wikis…) o de realizar actividades distintas a las tradicionales, más interactivas o que sirvan para ejercitarse en el uso de las nuevas tecnologías, de donde la web 2.0 ofrece un campo de posibilidades infinito, muy sugerente y ciertamente aprovechable (que, en cualquier caso, deberá tener, como siempre, al profesorado detrás para su supervisión, desarrollo y optimización).

Mosaic: ¿Tan importante es que la materia ‘entre por los ojos’?

U.M.V.: En una sociedad en la que nuestra juventud pasa cada vez está más “familiarizada” con la pantalla del ordenador, de la televisión, de la videoconsola o del móvil, es crucial.

Mosaic: Finalmente, después de ganar dos premios del CNICE, del Ministerio de Educación, ¿seguís elaborando materiales?

U.M.V.: Si, tenemos ya terminada otra novela didáctica: El viaje a Grecia. En ella un grupo de alumnos y alumnas de 1º de bachillerato realiza su viaje de estudios por las islas griegas y Atenas (con visita incluida al Santuario de Delfos). En el transcurso del mismo, además de vivirse momentos realmente extraordinarios, se abordan los principales puntos del temario de la nueva asignatura de Filosofía y ciudadanía. A partir de ahí estamos creando una ‘superaplicación’ con todo lo mejor de las anteriores y unas cuantas novedades sobre las que hemos investigado mucho últimamente que estamos seguros de que van a causar furor.

Entrevista a Héctor Ruiz, Digital-Text

Etiquetas:
Gonzalo Trespaderne y Manuel Merlo

Un mundo de valores es el subtitulo de Axial. Detrás están Gonzalo Trespaderne Arnaiz y Manuel Merlo Fernández, profesores de Filosofía y de Biología en el IES Abdera de Adra, Almería. Comenzaron a trabajar en equipo hace tres años, en la aplicación informática que llamaron Los caminos de la felicidad, una novela didáctica sobre las principales teorías éticas en la historia y los principales problemas éticos de la sociedad actual. Con ella obtuvieron el Segundo Premio en el concurso convocado por el Ministerio de Educación en 2006 para materiales curriculares en soporte electrónico y el Premio Especial por desarrollar la competencia lectora. En 2007 han conseguido el Primer Premio Nacional por su trabajo Axial. De momento siguen con sus clases en el instituto y trabajan, ya, en nuevos proyectos.