Universitat Oberta de Catalunya

Más allá de Youtube

Vivimos un momento de multiplicación de ofertas de emisión de vídeo y canales de televisión para todo tipo de plataformas y dispositivos. La televisión se hace personal e interactiva. El sector de la televisión tradicional que factura casi el 45% de la inversión publicitaria en España, se reinventa a sí misma para no perder un trozo del pastel publicitario que intentan arrebatarles desde grandes empresas de telecomunicaciones a startups de Internet.

Cuando Youtube fue comprada en octubre de 2006 por Google por 1.650 millones de dólares en acciones, parecía que la guerra por la distribución de contenidos audiovisuales por Internet ya tenía un ganador. Youtube se unía al proyecto de Google llamado Google Vídeo, que no había terminado de cuajar entre los usuarios. La apuesta de Google por Youtube los convertía de facto en la mayor plataforma de distribución de vídeos en Internet donde poder insertar publicidad.

Youtube se alimenta básicamente de los vídeos subidos por los propios usuarios, que son visualizados más de 100 millones de veces al día. Esto ha traído consigo problemas con la industria audiovisual. Conglomerados mediáticos como Viacom, que en un principio se sentaron a negociar con Google para la distribución de contenidos a través de Youtube, finalmente han demandado al buscador, por no saber controlar los contenidos de estas compañías que los usuarios suben a la plataforma.

Las televisiones quieren verse en la red

Grandes cadenas de televisión si han firmado acuerdos con Youtube y otros proyectos similares para distribuir sus contenidos a través de estos servicios, lo ven como una forma de promoción para ganar nuevos espectadores para su canal tradicional. Del mismo modo, trabajan de manera más estrecha con esta plataforma para controlar y eliminar de forma rápida aquellos contenidos con copyright subidos por los usuarios. En España, algunas televisiones nacionales, como Antena 3 y Cuatro, cuentan con un canal en Youtube donde suben entre 10 y 15 vídeos al día, al mismo tiempo que potencian sus propias plataformas de vídeo, como es el caso de Antena 3 con su portal de vídeos Tuclip.com.

Youtube no es la única plataforma y otros rivales directos son Metcafe, DailyMotion o blip.tv. En España existen varios proyectos similares, entre ellos están Dalealplay.com, Vpod.tv y Kewego.com. Este último lanzado recientemente y que vende como marca blanca su plataforma de distribución de contenidos para terceros.

En EEUU, algunas cadenas de televisión como NBC y la cadena ABC, están probando con éxito experiencias de vídeo en línea. NBC lanzó en octubre pasado un proyecto para emitir sus series en streaming al día siguiente de la emisión en televisión. En pocas semanas más de 6 millones de usuarios visualizaron más de 42 millones de episodios. Además es una operación rentable para la cadena que ya ha vendido todos sus espacios publicitarios disponibles para los próximos meses.

En este sentido, la cadena de televisión Antena 3 acaba de anunciar que en los próximos días, dos de las series producidas por la cadena “Círculo Rojo” y “El Internado” serán publicadas en la página web de la cadena horas después de que sean emitidas en televisión.

Ocio digital desde el salón

Las grandes empresas de informática y ocio digital quieren ser los reyes del salón de los usuarios. Apple, con Itunes Store, sigue llegando a acuerdos con proveedores audiovisuales y grandes majors de Hollywood para ampliar la oferta y dotar de contenidos a su media center Apple TV. Microsoft, cuyo interés es la venta y alquiler de vídeo en línea a través del portal creado para la videoconsola Xbox 360, y Sony, que actualmente tiene en beta el portal de descargas de vídeos creado para la Playstation 3, son sólo otros ejemplos más de proyectos disponibles en el mercado audiovisual.

No perder el control de los derechos

A pesar del éxito de Youtube, a la industria de contenidos audiovisuales no les gusta esta plataforma, debido a que no pueden controlar de una forma eficaz los usos y abusos que los usuarios hacen de sus contenidos, al mismo tiempo que la calidad que ofrece no es muy alta.

Por ese motivo, ven con buenos ojos otras empresas como Joost, creada por los fundadores de Skype Janus Friis y Niklas Zennström en 2006, y que quiere revolucionar el concepto de televisión desde Internet. El funcionamiento de Joost está basado en la tecnología P2P para emitir vídeo por Internet. Esto es una ventaja frente a otros servicios, donde el coste de ancho de banda es muy elevado para la distribución de contenidos audiovisuales. Usando la tecnología P2P, cuanto más usuarios estén viendo un programa, mejor se distribuye la señal entre el resto de usuarios.

La calidad de la imagen que ofrece actualmente Joost es superior a la ofrecida por el VHS, pero sin llegar a ser similar a la de DVD. En una hora viendo televisión en Joost habremos descargado unos 320 megas y subidos al resto de usuarios unos 102 megas.

Recientemente Joost, en su primera ronda de financiación, recibió 45 millones de dólares de inversores entre los que se incluyen Sequoia Capital, Index Ventures, CBS Corporation, Viacom y Li Ka-shing.

A pesar de la inclusión en el software de Joost de widgets, como RSS o mensajería instantánea, actualmente la participación de los usuarios en los contenidos es reducida, limitándose a elegir los vídeos bajo demanda que quieren ver en cada momento.

Apuesta por la IPTV

Las grandes empresas de telecomunicaciones apuestan por el desarrollo de la IPTV frente a la actual oferta de televisión digital por satélite y los proyectos web de distribución de vídeos.

La primera empresa en comercializar IPTV en España ha sido Telefónica con Imagenio, que supera hoy en día los 400.000 abonados. Se trata de la misma cifra de clientes que quiere alcanzar Ya.com TV, la plataforma de IPTV lanzada recientemente por Ya.com con el soporte técnico de Microsoft. Otras apuestas importantes en este sentido son las del operador de telecomunicaciones Jazztel con su Jazztelia TV y Orange con Orange TV.

La interactividad de este tipo de servicios por parte del usuario es nula, limitándose a ofrecer a los usuarios una selección de cadenas de televisión con parrillas predefinidas por las televisiones.

La eterna promesa de la TDT

Dentro de tan sólo tres años está previsto que las televisiones actuales dejen de emitir en analógico y sus señales sólo sean emitidas en digital. Según el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre (TDT), en abril de 2010 habrá en España 33 canales nacionales, así como una amplia oferta de canales autonómicos y locales.

El llamado apagón analógico traerá consigo una mejora sustancial de la señal de audio y vídeo recibida por ondas, pero debido a la multiplicación de la oferta tendrán que cambiar los actuales modelos de negocios. La interactividad de la TDT es aportada por descodificadores con capacidad de conexión a Internet utilizando la red como canal de retorno para interactuar con los programas de televisión.

Televisión en el móvil

Actualmente, en España varios operadores de telefonía móvil, como Movistar y Vodafone, han obtenido autorización del Ministerio de Industria para hacer pruebas con la tecnología DVB-H, básicamente un sistema de TDT para móviles. Se espera que durante 2008 las licencias de DVB-H sean concedidas y podamos acceder a la TDT desde teléfonos móviles preparados para tal fin, como ya sucede en países como Japón o Corea. Desde hace varios meses, y para fomentar la demanda, Vodafone está emitiendo en streaming mediante 3G una selección de canales de Digital+ con un gran éxito.

Enlace a artículo de Jaime Vallori

Acerca del autor

Desde 1998, Antonio Delgado (Jerez, 1974) se dedica profesionalmente a la realización de proyectos de Internet. Ha trabajado en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva como responsable de Internet y en Ondaluz TV, que se ha convertido en una de las primeras experiencias audiovisuales en la red realizadas en España en el año 2000. En 2004 fundó la empresa Delgado & Barrera SLNE dedicada a la realización de trabajos digitales para compañías e instituciones. Entre 2005 y 2006 fue jefe de proyectos del Grupo Vocento. Asimismo es fundador de diversos trabajos para la web como Buscacine, Filmica o Vistoentv.net. Desde 2001 mantiene el blog Caspa TV dedicado a medios de comunicación y sociedad.