Universitat Oberta de Catalunya

Conferencia “Desarrollo tecnológico, desarrollo económico y desarrollo social en una perspectiva global”

Temática: Sociedad de la Información

“Internet no se come pero sin Internet no se come”, manifestó el sociólogo Manuel Castells (Albacete, 1942) durante la conferencia “Desarrollo económico, desarrollo tecnológico y desarrollo social en la era global”, que pronunció el pasado 24 de enero en el Auditorio de CaixaForum en Barcelona. Una frase que sintetiza el papel que desempeña hoy en día la Red en la nueva economía.

Según Castells, esta nueva economía es capitalista, global, funciona en redes y se basa en la información y el conocimiento. Internet, más que una nueva tecnología, se convierte en una forma de organización de la economía. Lo que significó la fábrica en la Era Industrial, Internet lo es en la Era de la Información.

En el pasado, los futurólogos pronosticaron que el desarrollo de la Red iba a desatascar los núcleos urbanos, porque la gente trabajaría desde sus hogares y ya no usaría el transporte. Pero para Castells esto ha sido un error. Los últimos 20 años se han convertido en la mayor urbanización que ha experimentado la humanidad en su historia y en las próximas dos décadas se calcula que dos tercios de la población mundial vivirán en ciudades. Un ejemplo: Estados Unidos está concentrando su población en pequeños territorios y el resto del país se está despoblando poco a poco.

Frente a un auditorio compuesto por numerosos profesores universitarios y miembros de organizaciones sociales, este sociólogo recordó que el fenómeno de la Red no es algo nuevo. Más bien, la revolución tecnológica comenzó hace 40 años, pero no es hasta la década de los 90 que experimentó un crecimiento espectacular, siendo así que alrededor de un 15 % de la población mundial -una de cada seis personas- está conectada a la Red.

Castells, uno de los autores de referencia en el campo de los estudios de la Sociedad de la Información, estudió Sociología en la Universidad de París y actualmente se desempeña como profesor de investigación en la Universitat Oberta de Catalunya y como miembro del Consejo Asesor del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Tecnología y Desarrollo. Entre sus obras destacan la trilogía “La Era de la Información”, “La cuestión urbana” y su más reciente libro “Comunicación móvil y sociedad”.

La exclusión y la formación, los retos del futuro

En la conferencia que impartió en el auditorio de CaixaForum, Castells criticó el “paraíso del desarrollo”, una postura defendida por varios teóricos y que consiste en que el desarrollo actual se traspasará por sí solo -casi en forma de cuentagotas- a los países menos favorecidos.

Y es que el crecimiento económico de hoy en día se caracteriza por ser elitista y el mapa del reparto de la riqueza nos advierte del peligro de la exclusión: alrededor de un 40 % de la población mundial vive con menos de dos euros al día, entre un 20% y un 25% se puede considerar de clase media baja y un 15% “disfruta” la mayor parte de la riqueza del mundo. Es un hecho que el mercado excluye cada vez más y que se está produciendo un fenómeno conocido como irrelevancia estructural.

“El Internet que da de comer” en este contexto tiene que ver con dos tipos de trabajos que producen las nuevas tecnologías y que a su vez describen muy bien la relación entre el Norte y el Sur. El primero es el genérico, que puede ser fácilmente hecho por máquinas y que es realizado en el Tercer Mundo mediante las maquilas, las fábricas destinadas a la producción de textiles situadas Centroamérica. El segundo es el trabajo autoprogramable y de calidad. Se caracteriza por ser cualificado, imprescindible y que no todos lo pueden realizar. La importancia de este último es que es la materia prima de la nueva economía. Lo llevan a cabo personas innovadoras, capaces de tener ideas, de aplicarlas y de adaptarse rápidamente a los cambios que se producen en la sociedad.

¿Cuál es el gran reto del mundo de hoy? Frente al “paraíso del desarrollo”, caracterizado por la bonanza económica y el libre mercado, Castells enfatizó que la educación es un factor importante, porque de nada sirve todo este desarrollo tecnológico si las personas no lo saben utilizar. Y para lograr este objetivo es necesario formar a los formadores y que la escuela no se convierta en un simple almacenamiento de niños.

Etiquetas:

Acerca del autor

El fotógrafo de moda Raúl Docasar ha trabajado para marcas y revistas como Stradivarius, Burberry, Live, Grisby, Lois, Men's Health, entre otras. Muchos de estos proyectos los ha realizado en colaboración con distintas agencias de fotógrafos, tales como Pink Orange, Emblema Comunicación y Sistema Diseño.