Universitat Oberta de Catalunya

Art Futura 2005: reflexiones vivas, creadores sensibles

Ficha técnica del evento

Nombre y fecha: Art Futura 2005 – 27-30 Octubre
Asistencia: notable
Temática: arte digital

Cuerpo de la crónica:

El concepto sobre el que se había planteado la programación, ‘Objetos vivos, espacios sensibles‘, quedó perfectamente explicado con las intervenciones de nombres de importancia como el novelista Bruce Sterling, el artista Theo Jansen, los ilustradores de Studio Grangel o los creadores digitales nipones Iroshi Ishii y Toshio Iwai. Vayamos por partes.

La organización del evento quería destacar con el lema de Art Futura 2005 el papel fundamental que en los últimos años ha jugado la relación entre el espacio digital y el físico en nuestras vidas. Una ecuación que puede resultar etérea a priori, pero que se despeja con facilidad al poco tiempo de reflexionar sobre ello: la aparición de nuevas tecnologías (por nombrar las más comunes como las conexiones wireless, los edificios inteligentes, la domótica o los nuevos formatos de publicidad, entre otras) está provocando la aparición de nuevos estímulos, que no son tangibles, pero que se manifiestan de una u otra manera en el mundo físico.

Theo Jansen posa con su criatura

En cierto modo, todas las intervenciones del festival eran distintas reflexiones sobre un mismo tema. El artista holandés Theo Jansen, por ejemplo, combina arte y tecnología de un modo fascinante en sus proyectos. Sus Strandbeest (Bestias de la Playa) son esculturas robóticas fabricadas con tublos flexibles que poseen un aspecto sorprendentemente orgánico. Utilizan la fuerza del viento, transformándola en impulsos motores que les permiten desplazarse de forma autónoma imitando movimientos de la naturaleza.

Animaris Percibiere

El neerlandés presentó al público del festival su Animaris Percibiere: una criatura de más de 10 metros de largo que es capaz de desplazarse en lateral unos tres metros por cada lado. Las creaciones de Jansen no sólo impresionan en términos estéticos, sino que además provocan reflexiones en el espectador.

Fagus se desnuda

Otro punto de vista es el del creador español Emiliano Labrador, cuya instalación “Fagus se desnuda” estuvo presente durante todo el festival. En la citada instalación, el artista presenta un bosque digital y explica el motivo: “la intención es mostrar este bosque desde un punto de vista plástico, no científico, de modo que no sólo seamos el espejo en el que el público puede mirar el reflejo de un lugar cercano a ellos y quizá desconocido, sino que además queremos plasmar la magia de entorno que forma parte de la biodiversidad de nuestro país

La nota reflexiva a la relación entre espacio físico y digital la firmaba el novelista Bruce Sterling, uno de los nombres más esperados del festival y representante de todo un movimiento surgido en las entrañas de la red: el diseño ecológico.

El autor norteamericano centró su intervención en la necesaria convivencia entre tecnología y ecología. La solución a muchos de los actuales problemas ecológicos, explicó, pasa por lo que él llama “diseño viridiano“, un término originario del latín, que significa verde y que escogió para evitar la manida etiqueta ecologista.

Según Sterling, es necesario “fabricar lo que quiere exactamente cada usuario”; de modo que pasemos del “fabricar, consumir y tirar” a no fabricar nuevos objetos “si antes alguien no ha pedido que exista en esa forma”.

El diseño responsable viene marcado por las nuevas posibilidades de la tecnología, que nos permiten hacernos eco de la opinión de los usuarios. Sterling destacó además que “muy pronto la tecnología nos permitirá seguir la vida de un objeto desde su fabricación hasta su eliminación y reciclaje final”.

Los distintos aspectos tecnológicos del tema de este Art Futura 2005 quedaron cubiertas con las intervenciones de dos de los nombres de mayor relevancia en el espectro tecnológico japonés: Iroshi Ishii y Toshio Iwai.

Iroshi Ishii

El primero de ellos, Iroshi Ishii, es profesor del MIT Media Lab y creador del grupo de trabajo que ha experimentado con mayor profundidad la relación entre tecnología y percepción, el Tangible Media Group. Su conferencia fue precisamente un repaso a los experimentos más interesantes que se han llevado a cabo en el citado grupo.

A Ishi le interesa el concepto de bit tangible, entendido como el uso de colores y texturas para interactuar con el usuario. Basándose en él, el Tangible Media Group ha trabajado en una serie de aplicaciones de máximo interés.

Una de ellas es Clear Board, una mesa de dibujo que permite la interacción entre dos usuarios. Otros de sus inventos incorporan elementos como el viento o el ambiente para establecer relaciones de interacción.

Quizá el objeto más popular de entre la larga lista de éxitos de Ishi es el I/O Brush, una herramienta de dibujo que permite experimentar con colores, texturas e incluso animaciones y aplicar el resultado a un lienzo digital. El pincel I/O “recoge” la forma y los colores de los objetos a los que toca y luego los reproduce en el espacio destinado a pintar.

Toshio Iwai

Finalmente, en la conferencia de clausura del festival, el otro gran nombre nipón del programa convocó a un buen número de jóvenes interesados en el mundo de los videojuegos y la creatividad aplicada al campo: Toshio Iwai pasaba por segunda vez por Art Futura para explicarnos sus proyectos.

Este japonés, que ya consiguió el calificativo de leyenda cuando en 1987 presentó el videojuego Otocky al mercado, ha vuelto a repetir hito en 2005 con “Elektroplankton”, un juego para Nintendo DS que es al mismo tiempo un juguete para componer música y una pieza de arte interactivo.

Iwai se ha especializado precisamente en la relación entre sonido y artes visuales, y vuelca toda su creatividad en la actividad de generar modelos que permitan al usuario componer música a través de atractivas interfaces visuales. Su gran talento se encuentra en la facilidad con que lleva a cabo una idea de gran creatividad para establecer una relación de interactividad entre el usuario y la música que se puede componer o reproducir con sencillas aplicaciones.

En este caso, Elektroplankton simula un mundo submarino donde cada elemento produce un sonido y, al estilo de sus anteriores aplicaciones, como Music Insects o Sin Tunes, permite al usuario experimentar con sus habilidades musicales jugando a un sencillo juego que mantiene la expectación y genera grandes dosis de diversión en todo momento.

*Fotos por Prensa ArtFutura2005 y Carlos Albaladejo

Acerca del autor

Fotografía de Carlos Albadalejo

Lali Masriera (Barcelona, 1983) se desempeña como creativa multimedia en el departamento de Nuevas Tecnologías de PIMEC, donde realiza los diseños y la maquetación front-end (xHTML y CSS). De forma paralela realiza el Proyecto de Final de Carrera del Graduado de Multimedia y Creación Digital de la Universitat Politénica de Catalunya.

Anteriormente ha hecho algunos trabajos de diseño gráfico para una empresa deportiva y trabajó en una pequeña empresa como diseñadora web con clientes como Café Jamaica, CIIMU, el diseño de la radio web del MACBA, entre otros.

Ha creado el diseño y maquetación de varios weblogs, así como de plantillas para gestores de contenidos libres como Wordpress. También le gusta experimentar con la fotografía (tanto digital como analógica), intentando sumar sus fotografías a las bases de datos de contenidos digitales libres, como los que promueven las licencias Creative Commons.

Masriera señala que sus objetivos para el futuro son especializarse en diseño de sitios web accesibles, ampliando sus conocimientos en temas de accesibilidad y usabilidad, así como también poder ampliar su experiencia laboral mediante la introducción de la fotografía