Universitat Oberta de Catalunya

Oliverio

Hablamos con Oliverio para que nos explique más sobre este software, su participación en uno de los talleres de invierno del GMMD y otros aspectos vinculados a la creación de este tipo.

Mosaic: ¿Qué es lo que hace que Oliverio se ponga a trabajar con Visual Jammer en España?

Oliverio: Estoy aquí desde la última gran crisis argentina, buscando una mayor calidad de vida. Hernán, Gabriel y yo teníamos Visual Jammer como hobby artístico: Hernán fue dueño y presidente de DigiMedia, una empresa líder en TV interactiva (ver entrevista Mosaic nº 19), yo soy músico y he hecho jingles para publicidad y Gabriel es diseñador industrial… nuestra intención es aplicar Visual Jammer a aspectos más productivos y empresariales.

Mosaic: Háblanos de las distintas aplicaciones que tiene o puede tener Visual Jammer.

Oliverio: Visual Jammer empezó desde una perspectiva artística para usarlo en espectáculos y conciertos. Empezamos a dedicarle dos o tres horas por semana, buscándole una aplicación cultural, pero sucedió lo contrario: la parte cultural quedó desplazada porque empezaron a llamarnos marcas que buscaban una manera mejor de transmitir sus mensajes. Todo lo que es imagen es muy receptivo, así que nuestras ideas se fueron transformando en campañas de publicidad para marcas.

Este software se puede usar en lugar de un Power Point, de hecho tenemos varios ítems en el site que lo muestran: poesía virtual, brand jam, jam style para desfiles u obras de teatro (por ejemplo, tomar imágenes de los tejidos y luego emitirlo). El abanico de posibilidades es amplio.

Sin embargo, nuestro trabajo hasta ahora se ha decantando más hacia la noche y la promoción de marcas. Nos hemos encargado de proporcionar el software y la idea para marcas como Absolut, Ballantine’s, Lucky Strike… en diversos eventos y espectáculos de carácter nocturno y festivo.

Mosaic: ¿Qué uso particular dais vosotros a la herramienta?

Oliverio: Escapamos a estéticas como I-Tunes o Windows Media Player, con sus colores sincronizados… somos más artísticos, podemos usar sensores, muchas capas de vídeo… ahora tenemos cuatro capas, pero porque los ordenadores sólo soportan cuatro capas de imagen y cuatro de texto… cuanto mas poderosos sean los ordenadores más capas vamos a poner, eso no tiene por qué suponer una barrera.

Queremos evolucionar hacia Cream Maker: de la misma manera que un músico puede hacer ahora música desde casa, de la misma manera que se hacen películas con MINI DV y Final Cut, buscamos que el artista haga su propio vídeo.

En este sentido, la herramienta lo puede hacer, pero también necesitamos canales donde se pueda difundir. Por suerte en este momento MTV (Latino) está abierto a nuestros proyectos, y actualmente estamos preparando el primer vídeo hecho enteramente en Visual Jammer.

El programa permite manipular en tiempo real la imagen, cosa que aún no puedes hacer con Final Cut ni con Adobe. Lógicamente esas herramientas tienen otras opciones mucho más profesionales, pero Visual Jammer es un híbrido, igual que muchos músicos son arquitectos y viceversa.

Mosaic: Comentas que hasta ahora vuestro trabajo se ha desarrollado más de noche, ¿nos podrías explicar un poco más los motivos y el contexto de este trabajo?

Oliverio: Visual Jammer ha entrado en la noche mucho más fácilmente que en el día, pero no creo que sea por la cultura nocturna asociada a la fiesta y todo lo demás. El motivo básico es que en muchos países como Brasil y Canadá el mercado de publicidad de alcohol y tabaco es nocturno y se ha de realizar en locales cerrados. La solución es por lo tanto hacer una publicidad en una discoteca.

En nuestro caso tenemos muchos proyectos diurnos de tipo cultural, el principal problema es que los sponsors hoy por hoy están en la noche. Para fabricar sensores o diseñar el software necesitamos medios que solemos conseguir por la noche. Simplemente hoy pasa por ser un tema de apoyo, si mañana nos saliera una colaboración con una institución cultural diurna para nosotros sería increíble.

Mosaic: ¿Cómo establecéis contacto con los clientes?

Oliverio: Todos los clientes que tenemos en España han venido a través de Latinoamérica, todo ha sido al revés, y a mí también me conocían de América. Los trabajos que he hecho aquí, de cine por ejemplo, los conseguí allí. En el caso de Absolut, viviendo aquí nos contrató Latinoamérica, y a través de eso mostramos lo que hacemos allí para conseguir trabajos aquí.

Mosaic: Coméntanos alguna de las experiencias más destacadas que halláis realizado con Visual Jammer.

Oliverio: En Brasil hicimos el GoPlay Tour para Ballantine’s, y era la primera vez que se presentaban dos DJS importantes con una instalación como Visual Jammer. Los tres integrantes del equipo hicimos de operadores de vídeo. Sampleamos cosas de Ballantine’s, siguiendo nuestro slogan de “Play Image”, “play” en el sentido de jugar, tocar… piensa que trabajamos con controladores musicales reconvertidos a controladores de vídeo.

Fue en el hotel Unique, que es uno de los diez mejores hoteles del mundo. Un espacio de 3500m2 con 15 pantallas, 3 operadores… además manejábamos sincrónicamente animaciones hechas en DVD, en versión loop, para las partes donde era imposible llegar con cableado, porque cada 25 metros hay que ponerle una caja. Fue un éxito, porque el encargado de Ballantine’s en España dijo que nunca había visto una imagen tan sexy como la de una chica a 300 metros que nadie sabía exactamente donde estaba, proyectada junto con imágenes de Ballantine’s.

Otro elemento interesante fue que pudimos grabar al dj en tiempo real: le grabamos las manos, los movimientos, los discos, era algo mucho más interactivo, aunque la gente no pudiera tocar. La gente podía ver realmente cómo trabajaba, como ver las manos de un guitarrista de cerca en una pantalla en un concierto de rock… lo bueno de un vj es que todo esto se almacena en un banco y luego se puede repetir y mezclar…

Ahora hemos dejado un operador y el software en Brasil, le dejamos los bancos necesarios y luego le vamos mandando bancos nuevos… nosotros vamos únicamente para eventos muy grandes.

También hicimos otro evento para Teacher’s, otra marca de whisky en Brasil, más emparentada con un público de clase media-baja que escucha rap. Lo increíble fue que lo hicimos todo con graffitis de Barcelona, sumados a samples de publicidad de Teacher’s. En la fachada hicimos proyecciones, se anularon totalmente las luces, las luces sólo estaban para apoyar al dj y nuestras cámaras. El soporte de la música éramos nosotros. Los vídeos se pueden ver en el site de Visual Jammer.

Vamos a volver a realizar la experiencia en Argentina con Absolut, operando con cinco pantallas dentro y cinco fuera. Absolut Label muestra diseñadores que suelen estar detrás de escena con una colección de camisetas que representan diferentes países. Visual Jammer, además de apoyar visualmente el desfile, toma muestras en vivo de las camisetas para proyectarlas. Mientras se haga la proyección se emitirá una entrevista hecha previamente, que estará en todos los idiomas de las camisetas… también va a ser la primera vez que hago de dj y vj al mismo tiempo.

Mosaic: ¿Cómo mantenéis la red de trabajo de Visual Jammer?

Oliverio: Ahora trabajamos todos los proyectos vía FTP: aquí manipulamos y organizamos nuestros bancos y luego los enviamos. Lógicamente tenemos premisas marcadas por las empresas, pero por suerte en Latinoamérica los encargados de hacer estas cosas son gente que viene de la cultura, a diferencia de aquí que son gente puramente de marketing, allí suelen tener un perfil doble. Yo también vivo de crear jingles, pero aquí se suelen hacer copias, allí hay mucha más inspiración.

Por otro lado, no hay que olvidar que en el caso de un país como Brasil es la octava economía del mundo y permite hacer cosas como lo del Hotel Unique, hay una potencia industrial que permite eso.

Mosaic: ¿Cuáles son tus referentes creativos en los aspectos visuales? ¿Y en los sonoros?

Oliverio: Actualmente me guío mucho por la cultura del vídeo clip, en un principio me gustaba mucho lo que hacía Russell Mulcahy, luego hubo un letargo donde creo que no pasó nada nuevo, hasta que aparecieron directores como Chris Cunningham y Mark Romanek.

En lo sonoro, tanto musicalmente hablando como en sonido, BT me parece lo más novedoso que salió a la luz. Y por suerte ya ha hecho varias bandas sonoras también, como “The fast and the furious” (muchos de los tracks fueron realizados sólo con sonidos extraídos del motor de los autos), y “Monster“, entre otras…

Mosaic: Nos gustaría preguntarte tu opinión sobre el desarrollo del sonido en multimedia, como músico y dj profesional.

Oliverio: En cuanto al desarrollo de sonidos, creo que no ha variado mucho, desgraciadamente. Mi primer trabajo para una pantalla de touch screen hace más de 10 años no resulta muy diferente del último trabajo que me pidieron, en este terreno lo que falta es imaginación y no herramientas.

Muy diferente es el caso de la música, gracias a que los programas gráficos integran funcionalidades cada vez más potentes se van animando poco a poco a integrar música cada vez más compleja desde el punto de vista técnico. Igualmente todo va muy lento, sólo una gran marca se animó a realizar cortos para Internet: BMW. Y la empresa que todos pensaban que iba a revolucionar el sonido en Internet (Beatnik) con su Beatnik Macnica retrocedió en el tiempo para realizar sonidos polifónicos para los móviles, el invento mas cutre de los últimos años…

Para los djs en cambio se planteó el cambio más grande, porque gracias al streaming y a herramientas que comprimen cada vez con mayor calidad, menor precio y a una velocidad cada vez mayor en banda ancha pueden mostrar su material en la red. Además, las radios más interesantes de música hoy en día son las online.

Mosaic: Existen tecnologías de creación audiovisual como Premiere y tecnologías de sincronización digital como Watch Out, pero ninguna de ellas opera en tiempo real. ¿Cuáles son sin embargo los límites y requisitos de funcionamiento de Visual Jammer?

Oliverio: Los límites tecnológicos los pone el ordenador, su potencia. En general usamos WebCamPro porque nos gusta usar una estética pixelada, pero cuando nos piden algo de mayor calidad usamos FireWire.

Para paliar los límites conectamos Visual Jammer en red, y además usamos los sensores de MIDI: nuestro límite potencial son 127 conexiones, pero con 16 ya es suficiente. Se pueden usar cuatro capas de texto e imagen a tiempo real, aunque si quisiéramos usar ocho ponemos otro ordenador en red y otro proyector sobre él y ya está. Lo mismo ocurre con los sensores, con el añadido de que podemos programar un sensor para que haga muchas funciones… en un caso concreto con Lucky Strike enviábamos humo a un sensor, de modo que se activaba una proyección y sacaba una foto… con un sensor programado lo tienes todo.

Lo más importante es quién programa, y aquí es donde distinguimos roles: Hernán programa, yo trabajo más la parte artística (usabilidad, interfaz) y Gabriel como diseñador industrial se encarga de montar pantallas y piensa cómo proyectar sobre otras cosas que no sean pantallas (humo, silicona), que es un tema que también nos interesa mucho. El hecho de que Hernán haya estudiado música es clave. Yo también trabajé en empresas tecnológicas y sé que los programadores están centrados exclusivamente en su código. Cuesta mucho encontrar a alguien que le busque otras aplicaciones.

Mosaic: ¿Crees que puede existir un elemento más importante que otro en el aspecto audio-visual de Visual Jammer?

Oliverio: Visual Jammer es una “audio-vídeo real time creation tool”, las dos herramientas son importantes… se da mucha importancia al sonido y soporta 7X1, las pantallas pueden estar sincronizadas por audio y por 7X1, o por varios 7X1 en red…

Yo estudié sonido, pero no puedo decir que una cosa esté por encima de la otra… depende de qué y cómo quieras representarlo. Yo diría que van de la mano.

Mosaic: ¿Qué clase de convergencias pueden realizarse entre un programa híbrido como Visual Jammer y otros softwares de audio? ¿Nos podrías decir cuáles son más efectivos y útiles según tu perspectiva?

Oliverio: Visual Jammer funciona de la misma manera que lo hace una orquesta con un solista, lo acompaña y son parte de la misma orquesta. De esta manera las visuales forman parte de una banda, al igual que los djs ya forman parte de bandas, y no sólo actúan en solitario. Es un instrumento más tocado a tiempo real.

Mosaic: Cuéntanos cómo ha sido tu experiencia docente en el taller de Creación en tiempo real del GMMD.

Oliverio: La experiencia del taller ha sido muy interesante porque como empresa no tenemos la capacidad de Adobe de utilizar muchos consultores y programadores, así que fueron los estudiantes los que probaron el software. Lo veo muy positivo porque muchos estudiantes nos han mostrado algunos errores de usabilidad (no de programación), nos han mostrado la complejidad…

Hemos recibido dos o tres trabajos muy interesantes con ejemplos que a nosotros no se nos habían ocurrido y no habíamos incluido en el taller.

Hemos recibido quejas porque el taller daba para mucho más tiempo, y se tendría que haber explicado que era una herramienta híbrida, no un sistema edición como Premiere, Final Cut, ni After Effects, Logia, Cubase… pero claro, nosotros somos Adobe, el testing pasa por nosotros.

Mosaic: De tu experiencia de trabajo con herramientas audiovisuales, ¿cuál crees que habría de ser el perfil de un futuro Graduado en Multimedia?

Oliverio: Creo que para quien estudia multimedia, a no ser que se quiera encerrar en una sola cosa, como editar, por ejemplo, multimedia es una palabra muy grande, y no se puede ser un Graduado en Multimedia simplemente conociendo unos codecs y colgando algo en la red.

Hay que estudiar edición, saber de codecs, saber un poco de programación (yo mismo he tenido que aprender algo de programación a raíz de Visual Jammer). No creo que Visual Jammer sea la solución a esto pero te acerca a varias formas, te obliga a hacer un poco de todo, y resulta más instintivo que otros programas.

Mosaic: Asimismo, ¿Qué aspectos crees que son clave en la formación de un profesional de multimedia en los aspectos de audio?

Oliverio: Primero y principal hay que crear sabiendo las limitaciones del medio. Si se hace algo en 24bits y 44khz lo más seguro es que suene completamente diferente cuando se haga el streaming. Entonces hay que acostumbrarse a trabajar en calidades de resolución mucho más bajas. “Menos es más” sería el dicho que mejor retrataría esta forma de trabajar.

Mosaic: ¿Qué tendencias sonoras crees que despuntarán en multimedia? ¿La radio por Internet, el uso continuo de redes P2P, etc.?

Oliverio: Como dije antes, la mejor radio hoy en día se encuentra en Internet, y creo que eso va a mejorar sin pausa.

Las redes P2P, si los gobiernos de la mano de las grandes corporaciones lo permiten, serán el próximo gran avance.

A esta lista agrego las comunidades, que en muchos soft son muy potentes. Me sorprendió mucho la calidad de material y la cooperación que existe por ejemplo en soft como buzzmachines. Eso es lo mismo que busco en mis proyectos.

Mosaic: Por último, ¿nos podrías comentar qué opiniones tienes sobre los controvertidos temas de “derechos de autor” con una herramienta que se dedican a tomar ejemplos de audio y vídeo de muestras preexistentes?

Oliverio: Estoy de acuerdo en que se sampleen cosas, yo cedo muchas, de mi site puedes sacar sonidos de mis temas, de Visual Jammer puedes bajarte bancos… estoy de acuerdo siempre y cuando sean utilizables para otro contexto, que se dé una imitación, pero no una copia.

Si nos pusiéramos en el mismo camino del copyright no existirían libros y películas… no creo que el problema pase por los derechos, legalmente hablando… si sacamos 1 frame de una película y lo convertimos en 20 frames y de ello hacemos un banco no tiene nada que ver con la película. Es como decir que uno por tocar una nota de piano está sampleando los derechos del piano, es ridículo… estoy en contra. Sin embargo cuando detecto una copia de un vídeo o de un tema… ahí sí utilizaría la ley.