Universitat Oberta de Catalunya

Adaptación y creación de contenidos para Internet

Internet, un nuevo medio de comunicación

Internet es un medio de comunicación, de interacción y de organización utilizado por más de 400 millones de usuarios que acceden a una información disponible en más de 2.500 millones de páginas web.

Durante el siglo pasado hubo un cambio en la forma de adquirir los conocimientos. Como es sabido, para los lingüistas los sentidos tienen diferentes responsabilidades en la adquisición de conocimientos, siendo los más relevantes la vista y el oído. La escritura supuso una revolución cognitiva en la historia del hombre y destacó el ver frente al oir, naciendo un modo diferente de percepción, la visión alfabética. Internet y las nuevas tecnologías, ayudando al efecto ya ejercido por la televisión, contribuyen al fin de los sistemas de comunicación dominados por el orden fonético del alfabeto, dominando cada vez más el oído y visión no alfabética.

Otra característica introducida con la aparición de internet y las nuevas tecnologías de la comunicación es la interactividad. Estos nuevos medios simulan interacciones comunicativas. Se trata de un diálogo hombre-máquina en el que la máquina, desde su aparición, aspira incesantemente a emular lo humano, tanto en la toma de decisiones (inteligencia artificial), como en el método comunicativo (reconocimiento de voz).

La delgada línea que separa al hombre de la máquina, el interfaz, adquiere una importancia sin precedentes en el diálogo que ambos mantienen y que, generalmente, se basa en una metáfora de la realidad. La efectiva “usabilidad” de un interfaz dependerá, en gran medida, de la coherencia de la metáfora de base (figura1).

Figura 1

Figura 1

El diseño de los contenidos para internet

La información a la que tenemos acceso a través de internet es inmensa, por lo que en este momento adquiere una gran importancia el desarrollo de websites con contenidos de rigor, calidad y utilidad con la finalidad de aumentar el interés de los visitantes por el site.

Internet ofrece unas nuevas capacidades multimedia que obligan a realizar un nuevo planteamiento y un análisis distinto para obtener el máximo rendimiento informativo de cada pieza de comunicación.

La realización o adaptación de contenidos a este nuevo medio digital ha de ser tratada con imaginación. Dar información al Homo digitalis es sencillo a través de las diferentes herramientas que le pueden ofrecer gran cantidad de bits, pero no hemos de descuidar los procesos para realizar buenos documentos multimedia e hipermedia tales como el análisis, la arquitectura de los contenidos, la usabilidad y el diseño de interfaz.

Para la creación de un website es fundamental el trabajo de un equipo multidisciplinario formado por los diferentes profesionales (Figura2):

  • Director de proyecto
  • Expertos en arquitectura de la información y usabilidad
  • Documentalistas y redactores
  • Revisores del área temática tratada
  • Diseñadores
  • Desarrolladores:
  • Maquetadores
  • Programadores
  • Animadores
  • Infógrafos
  • Abogados
Figura 2

Figura 2. Gestión básica de contenidos

Tras un análisis del proyecto, teniendo claros los objetivos que se desean conseguir con el website, es muy importante la buena coordinación entre todos los actores participantes para llevar a cabo un buen proyecto y obtener así unos buenos resultados.

Uno de los puntos más importantes, todavía muy descuidado, es el desarrollo de la arquitectura de la información y la usabilidad, siendo también un elemento clave en la fidelización del usuario al site. Si el usuario puede encontrar la información de forma intuitiva y sencilla, éste será un usuario contento susceptible de repetir visitas (Figura3).

Figura 3. Estructura de Navegación Interactiva

Figura 3. Estructura de Navegación Interactiva

Los redactores han de conocer las ventajas y limitaciones que conlleva el medio digital, y desarrollar los contenidos en función de cuál sea su formato final (página web, animación, etc). Por ejemplo, un documentalista científico que realice un guión de una animación científica (como el mecanismo de acción de una molécula) debería poder estar en comunicación con el desarrollador de la animación, para así pulir aspectos que pueden ser difíciles de explicar.

Todos los contenidos han de ser revisados por especialistas en la materia tratada para dar credibilidad y rigor a los contenidos del website. Estas revisiones se realizarán antes de la implementación de los contenidos y después de su implementación, para el control de la calidad.

El diseñador ha de tener en cuenta muchas cuestiones en el momento de realizar su trabajo, ha de tener claro los tipos de información (textos, animaciones, vídeos, etc.) que se presentarán, el estudio de la arquitectura de la información y usabilidad, etc… En el diseño de proyectos interactivos de gran contenido, la estética queda relegada a pura comparsa de la función, siendo la practicidad y la usabilidad los actores importantes.

Con todas las premisas dadas por el diseñador, se implementarán los contenidos en forma de textos, animaciones, infografías, imágenes, etc. Para el buen desarrollo, necesitamos conseguir una comunicación fluida entre los diferentes actores. También en esta fase, y culminando el proyecto, participan los programadores para el desarrollo tecnológico del site (formularios interactivos, bases de datos, etc.)

Un aspecto que no se ha de olvidar es el asesoramiento legal del site, se han de tener en cuenta temas de derechos, protección de marcas y protección de datos personales. Algunos contenidos requieren que se ponga un especial cuidado en temas legales, por ejemplo, en temas de salud o de publicidad farmacéutica.

Nuevas plataformas, nuevos dilemas

El gran incremento de utilización de dispositivos móviles tales como el teléfonos GPRS y como las PDAs nos llevan a nuevos dilemas en la generación de contenidos, la arquitectura de la información y la usabilidad.

Las limitaciones físicas de los nuevos sistemas móviles (tamaño de pantalla, memoria de almacenamiento limitada) suponen nuevos retos en el tratamiento de la información que conllevan, en algunos casos, la creación de nuevos “lenguajes” como los utilizados en los mensajes SMS. La exitosa experiencia japonesa, con la compañía DoCoMo, nos puede dar una idea de las posibilidades de estos dispositivos.

Estos sistemas permiten a las empresas ofrecer información y servicios a los usuarios de dichos dispositivos ya sean clientes finales, empleados o proveedores.

Como mencionábamos anteriormente, para el desarrollo de contenidos para estos sistemas deberíamos tener muy claras las limitaciones del dispositivo (pantalla pequeña, velocidad menor y poca memoria). La arquitectura de la información será de poca profundidad, para facilitar el acceso a la misma. Diseñar los textos para cada pantalla, sabiendo que el usuario podrá ver pocas líneas a la vez. Se evitará diseñar contenidos en formatos de tablas (o muy pequeñas, según el dispositivo).

Aún con estas limitaciones, se abre un abanico de posibilidades inmensas que muchas ya son realidad en la actualidad, por ejemplo desde una PDA ya se pueden consultar la diarios, boletines de información, consultas de transportes en las ciudades, herramientas para toma de datos en ensayos clínicos, consultas de historiales médicos, etc.

Cuando el contenido es publicidad

En los apartados anteriores nos hemos referido sobretodo a sistemas que aportan una extensa información. Pero, en muchas ocasiones, debemos realizar acciones más publicitarias, con un breve texto hemos de ofrecer un mensaje compacto y altamente comunicativo. El caso más extremo sería el banner.

En el desarrollo de piezas publicitarias para internet, son dos los actores que adquieren una mayor importancia en el proceso: el creativo y el copywriter. Ambos han de conocer perfectamente lo que se puede o no hacer en cada pieza para que el desarrollo sea satisfactorio y eficiente.

En el caso de los banners y popups, el creativo tendrá que poner las premisas publicitarias de un producto en un espacio reducido, tanto para el texto como para las imágenes asociadas, y el diseñador ha de entenderlo bien para su resolución final.

En el caso de un microsite se dispone de más espacio publicitario, y el creativo podrá desarrollar mejor sus mensajes, siempre teniendo en cuenta que todo lo que “cree” ha de ser usable.